Edición Lunes 4 de noviembre de 2013

Edición completa del día

Edición impresa del 01/12/2019 | Todos los Títulos

Hubo acuerdo entre la Municipalidad y el centro cultural

El Birri seguirá en la ex Estación Mitre por 12 años

Con la firma de un convenio entre la asociación cultural y el municipio, concluyó un conflicto que llegó a instancia judicial. El acuerdo regula actividades, el uso de espacios y horarios.

a_aa.jpg

En varias oportunidades, desde el centro cultural, realizaron movilizaciones públicas para reclamar la continuidad de las actividades en la ex Estación Mitre. En febrero, marcharon hasta la explanada de la Municipalidad. Foto: Archivo El Litoral / Amancio Alem

 

De la Redacción de El Litoral

area@ellitoral.com

La Municipalidad y el Centro Cultural El Birri finalmente llegaron a un acuerdo por el uso de las instalaciones de la estación del ex ferrocarril Mitre, ubicada en la avenida General López al 3600. A nueve meses de iniciado el conflicto -comenzó el 15 de febrero, cuando el municipio intentó recuperar el inmueble esgrimiendo problemas de convivencia con el barrio y el mal estado del edificio-, las partes rubricaron un convenio de comodato por 12 años. En el medio, hubo un cruce judicial que finalmente, sirvió como medio para el encuentro entre las partes y la firma del mencionado arreglo.

A grandes rasgos, las 15 cláusulas del acuerdo contienen disposiciones que regulan tanto las actividades que allí se realizan como las que se desarrollarán en el futuro, se establecen horarios para las actividades y el uso de los espacios.

Con respecto al uso de las instalaciones, quedó establecido que continuarán como hasta ahora: por un lado, las actividades culturales propias de El Birri y, por el otro, seguirá funcionando el Centro de Distrito Municipal de la zona oeste. En tanto, el hall central del edificio seguirá siendo utilizado como parte del centro cultural pero, en caso de ser necesario, quedará a disposición del protocolo de emergencia hídrica desarrollado por la Municipalidad. En dicho protocolo, El Birri se estableció como “punto de encuentro” para los vecinos del barrio San Lorenzo.

Mientras dure el acuerdo, las actividades que allí se realicen tendrán que ver con lo estrictamente cultural, social y educativo, propias del centro. Y si se resuelve llevar adelante alguna otra, como por ejemplo una fiesta popular, deberá gestionarse el respectivo permiso previo en la Municipalidad. Los horarios para funcionar se fijaron de lunes a jueves hasta las 23, los viernes hasta la 1 y los sábados y víspera de feriado, hasta las 2.

Finalmente, se convino la conformación de una mesa de diálogo, de gestión conjunta, para las tareas de mantenimiento y mejoras que se deban hacer en el edificio. Todo esto, en el marco de las posibilidades presupuestarias de la Municipalidad.

Sobre el acuerdo, María Martín, subsecretaria del área legal y técnica de la Municipalidad, señaló que “es producto de un trabajo conjunto que llevó mucho tiempo. Se llegó a un acuerdo con voluntad de cumplimiento de ambas partes”. A su vez, destacó que “de tal manera, podrán realizar actividades en un marco de legalidad y convivencia con los vecinos”.

Consenso

Por su parte, Manuel Venturini integrante de la asociación cultural se mostró satisfecho con el acuerdo. “Llegamos a esta instancia gracias a la salida a la calle, de demostrar todo lo que hace El Birri. Fue histórico”, resaltó en diálogo con El Litoral.

Para Venturini, el cruce judicial entre las partes, permitió el encuentro, el diálogo con la Municipalidad y que finalmente se conozcan las actividades que se llevan adelante en El Birri. Al respecto, afirmó que tales actividades “eran evidentemente desconocidas por el municipio el 15 de febrero cuando fueron a desalojar”, aunque también reconoció la autoridad del Estado para intervenir en el inmueble. En ese aspecto, celebró la conformación de la mesa de trabajo para consensuar las mejoras.

Sobre el estado general del edificio, Venturini manifestó que tiene problemas estructurales como filtraciones, humedad y fisuras en las paredes. “Es un edificio que tiene 100 años. Se le han hecho arreglos y obras menores como un baño, una sala de teatro y el mantenimiento de la instalación eléctrica. Estéticamente, se ve deteriorado pero no es tanto hacia adentro”, remarcó. La asociación cultural El Birri realizó un relevamiento del estado del inmueble en 2008 que fue presentado en la Municipalidad pero hasta el momento no tuvo una intervención profunda para mejorar las instalaciones.

Por El Birri pasan diariamente alrededor de 100 personas que realizan distintos talleres y actividades como clases de títeres y la escuela de carnaval.



tapa
Opinión
JUAN GELMAN Y LA ELECCI�N DE LA PALABRA M�S SONORA DE LOS ARGENTINOS
llegan cartas
al mArgen de la cr�nica
Suplementos
Deportes
Participar� Sergio Marchi...
Escenarios & Sociedad
Necrológicas Anteriores