Edición del Sábado 28 de diciembre de 2013

Edición completa del día

El “derrame” no llega a todos - Edición Impresa - Economía

Aunque hubo una mejora

El “derrame” no llega a todos

Según el Indec, en la franja de inferiores ingresos se encuentra el 7% de la población de los grandes aglomerados. Y el 12% se ubica en el estrato más alto.

De la redacción de El Litoral

[email protected]

DyN

El 10 por ciento de los hogares más ricos tiene ingresos 15 veces superior al 10 por ciento más pobre, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

A las familias incluidas en el tope de la pirámide social se le asignan una media de ingresos de 25.437 pesos mensuales en el tercer trimestre, contra 1.687 pesos de aquellas que están en la capa inferior.

Los datos provienen de la Encuesta Permanente de Hogares, correspondientes al tercer trimestre de 2013, y establecen que la brecha entre ambos umbrales de ingresos es de aproximadamente 15 veces.

Siempre de acuerdo con las estimaciones del Indec, hubo una mejora en la distribución del ingresos durante los últimos 12 meses, ya que en el tercer trimestre de 2012 la diferencia era de 15,8 veces (20.482 contra 1.287). Los datos del organismo relevan que en los hogares más ricos los ingresos aumentaron 24,1 por ciento en un año, mientras que en los más pobre fue de 31 por ciento.

Según el Indec, en la franja inferior se encuentra el 7 por ciento de población que habita los principales 31 conglomerados urbanos del país. En cambio, en el estrato más alto habita el 12 por ciento del total.

En esta medición, el coeficiente de Gini (de mejor valor cuando se acerca a cero) fue para el tercer trimestre con 0,396, por debajo del 0,402 que se calculó en el tercer trimestre de 2012.

En otro orden, el Indec indicó que los ingresos de la ocupación principal (en este caso dividido por percentiles) varían desde 1.200 pesos en el percentil 10 y 9.000 pesos en el percentil 90. En lo que respecta a la calificación laboral, para el Indec la mediana de ingresos de un profesional es de 7 mil pesos, la de un operario con calificación técnica de 5 mil pesos, la de un operario de 4 mil pesos y la de un trabajador sin calificación de 2.160 pesos.

Inyección monetaria

En otro orden, el Banco Central inyectó 1.817 millones de pesos por día, en promedio, durante la tercera semana de diciembre, a un ritmo casi cuatro veces superior al de la semana previa, y llevó la Base Monetaria (BM) a un máximo histórico de 365.189 millones de pesos, al 20 de diciembre.

El llamado “dólar de cobertura”, cociente entre la BM y las reservas internacionales brutas del Banco Central, también subió a un tope histórico de 11,90 pesos (las reservas quedaron en 30.680 millones de dólares, al 20 de diciembre, según el dato consolidado).

El “dólar de cobertura” es un tipo de cambio teórico que el mercado paralelo ha tomado como referencia desde el comienzo de las restricciones a la compra de dólares en el mercado de cambio, en octubre de 2011. Precisamente, las reservas internacionales brutas del Banco Central dejaron de cubrir la BM a mediados de noviembre de 2011. Las reservas internacionales cayeron 35,44 por ciento desde el cierre de octubre de 2011, mientras la Base Monetaria creció 91 por ciento, en el mismo lapso.

Al 20 de diciembre de 2013, las reservas medidas en pesos (196.979 millones) representan 53,94 por ciento de los pesos de la BM. Si se toma el promedio de los 25 meses desde octubre de 2011, el dólar paralelo estuvo 8,74 por ciento por encima del “dólar de cobertura”, con picos de 23,33 por ciento en mayo de 2012, de 20,15 por ciento en julio de 2012 y de 29,30 por ciento en abril de 2013.

Incierto 2014

  • El panorama financiero local para el 2014 aún es incierto, según los analistas consultados, que pronosticaron alta volatilidad y un escenario de incertidumbre atado a cómo resulten las estrategias del nuevo equipo económico. Recomendaron a inversores hacerse de dólares como mejor resguardo.

Para el analista de Pronóstico Bursátil Marcelo Trovato, el año próximo “el gobierno deberá implementar un plan integral que tenga cierta lógica, porque de lo contrario, si optan por la profundización del modelo, en los próximos meses será inevitable una convulsión financiera”.

Según su pronóstico, el segundo trimestre del año “va a dar lugar a una oportunidad de compra de activos de empresas argentinas que han logrado mantenerse todos estos años, ahora sí pensando en un ciclo bursátil a largo plazo”.

En ese contexto, para lo que resta del año, Trovato recomienda a los inversores hacerse de dólares: “Va a ser la mejor cobertura, porque hoy es el activo más barato que tenemos en la Argentina”.

Desde Puente, el analista de estrategia Agustín Trella recomendó al que decide invertir en acciones locales tener en cuenta que “en Argentina hay que ver un horizonte más de largo plazo y evaluar si está dispuesto a aceptar la volatilidad que hay en el país”.

“Para 2014 aconsejamos armar una cartera con una porción bastante elevada de bonos de renta fija, principalmente un 50 y 50 entre dólares y lo que tiene que ver con dólar- linked. Y para los inversores que estén buscando más volatilidad en la cartera, con un poco más de rendimiento, las acciones, quizás con un 10% en la cartera”, especificó.

Por último desde Portfolio Personal, la CEO Paula Premrou señala que es muy difícil hacer un pronóstico para todo el año a nivel local, donde “por lo general las proyecciones son cortoplacistas”.

“Los mercados seguirán atentos a ver qué pasa con el drenaje de reservas, que es el principal desafío que tiene el gobierno y habrá que evaluar si la estrategia que está adoptando el nuevo equipo económico va a permitirnos pasar un verano tranquilo”, agregó.

“Otro dato relevante del que van a estar pendiente los mercados -apuntó- va a ser del primer dato de inflación calculada con la nueva metodología, que se dará a conocer en febrero”.



Imprimir:
Imprimir
Sábado 28 de diciembre de 2013
tapa
Necrológicas Anteriores