Edición del Domingo 29 de diciembre de 2013

Edición completa del día

La batalla de 2015 en nuestra provincia - Edición Impresa - Opinión Opinión

Mirada desde el sur

La batalla de 2015 en nuestra provincia

Raúl Emilio Acosta

Hay tres actores en el escenario para 2015 en la provincia. FPCyS, PJ y PRO. Sus raíces son diferentes, posiblemente sus resultados también. Mirar ahora sirve para entender de dónde vinieron y acaso, de ese modo, saber dónde irán.

Este es el segundo mandato del FPCyS. Primero Binner, ahora Bonfatti. La luz alumbró en 2007. En el punto más alto de NK, con la economía en alza y sin subsidios, con la balanza de pagos rebosante, Jorge Obeid no supo retener la provincia y Hermes Binner supo ganarla. Hasta eligió a quien quería de vicegobernadora, sin aceptar sugerencias radicales. Aún hoy Binner le duele al peronismo provincial. Al radicalismo también.

El FPCyS tiene un gobernador con altísimo puntaje en las encuestas, un candidato a presidente al que los radicales no pueden vulnerar, un senador departamental, ex intendente, que recorre la provincia anotando los datos para su próxima gobernación: Miguel Lifschitz. Debajo, algunos sostienen que “la línea sucesoria” pasa por el ministerio político. Queda dentro de la discusión el territorio radical extendido, sin liderazgos que puedan confrontar. Los dos intendentes de Santa Fe (radicales) tienen sus pergaminos, pero esa debilidad radical por el fragote interno los volvió vulnerables. El pecado radical, hoy, es su relato nacional. Lo define el clásico cuestionario periodístico. Dónde. Cuándo. Cómo. Con quién. Por qué. La suma de comunas e intendencias del FPCyS reúne el 60% de los votos reales.

El peronismo santafesino perdió territorio en estos años. Sus dirigentes comarcales fueron chapuceros. Construir sin jefes no es algo que se improvise. Agustín Rossi sabe pero no puede. Luis Rubeo es su espada. Sabe. Desde el FPCyS (totalmente lógico) y desde el peronismo (ilógico) la intención es disminuirlo. Hay una diáspora egoísta en muchos compañeros que ya no sueñan con la tierra prometida. No sueñan con la gobernación, sueñan con viáticos y partidas. La presidencia del PJ en Venado Tuerto es eso: una excentricidad. Omar Perotti es un K que perdió hasta en su ciudad, Rafaela. El peronismo debe vencer orgullos y prejuicios.

En el peronismo, las posibles candidaturas, luego del papelón de CFK imponiendo candidatos, están en la nostalgia y la vanidad. La nostalgia es Reutemann. Arriesgo opinión: no quiere ser candidato a gobernador, quiere ayudar a quien él quiera, asumiendo la parcela santafesina de un proyecto nacional. La vanidad está en María E. Bielsa. No tiene estructura, no tiene programa, no se declara peronista ni afiliada. Es con esas decisiones personales que aspira a una candidatura a gobernadora. No cambiaría el mundo su candidatura y su eventual triunfo, simplemente destrozaría al peronismo, bastante desflecado. Atentos a las encuestas, Reutemann y Bielsa (la Bielsa) miden bien. Qué lío si María Bielsa elige candidatearse para la intendencia de Rosario.

El socialismo es incipiente en Santa Fe. El radicalismo es una serie de manteros en Rosario, que venden baratijas sobrevaloradas. El peronismo, el radicalismo y esa masa de centroderecha (PRO) han decidido que el ataque al FPCyS sea en su nave insignia, Rosario. Desde la Nación piensan lo mismo.

La lectura atenta de la actual composición del Concejo Deliberante de Rosario ayudará a quienes quieran profundizar en el asunto. Baste decir que hay dos socialismos, al menos tres radicalismos, dos peronismos, dos líneas del PRO, hay liberales reconstituidos y hasta un concejal que hizo campaña pidiendo que cuiden a los animales (Coscia, veterinario). Parece un Fonavi, lleno de minibloques. Democracia parlamentaria al ciento. Ya hay cuatro (4) candidatos a intendentes para 2015. Todos buenos.

El sector universitario es la clásica cantera del FPCyS. Sus cuadros no han venido, salvo excepciones, ni del empresariado ni del sector gremial. Observar a la UNR es importante. Hay un código genético en rebeldía, en ausencia. No hay militantes con la profusión de antaño. La UCR en la UNR aspira a otro rectorado, una candidatura a intendente y tres concejalías fijas. Muni, Pami y UNR son tres presupuestos formidables en Rosario. Se lucha por chapitas.

Las producciones de la provincia, de la zona puerto, los dineros granarios, la relación con la actividad política y la administración de la cosa pública tuvieron una relación en 1990, otra en 2000 y otra diferente en 2010. Estudiar ese eje es realizar el caminito que explica el presente y abre llaves al porvenir. Ejemplo: Cargill y Vicentin ¿Cómo es el diálogo?

Narcotráfico, prostitución infantil y trata de personas son problemas mundiales que azotan a la Argentina, también a Santa Fe. Hay polvorines donde se para la provincia. Un dirigente gremial al que le sobra el dinero para comprar puentes, helicópteros y motolanchas sanitarias debe llamar a la reflexión. Una ciudad que habría nombrado patrona cuidadora de una plaza a la hija de un narcotraficante debería llamar la atención. Es en esta sociedad donde están los votos de 2015.

¿Y el PRO?¿la provincia necesita o no necesita al Midachi?¿el Midachi molesta en Rosario? Construir sobre figuras ya construidas le da al PRO un piso de votos. Punto. Si alguien quiere explicar el plan, la idea, el objeto, el sujeto social donde el PRO se sienta y comienza su construcción santafesina hay tiempo hasta octubre de 2015. Tal vez no alcance.

En el peronismo, las posibles candidaturas, luego del papelón de CFK imponiendo candidatos, están en la nostalgia y la vanidad.

Las producciones de la provincia, de la zona puerto, los dineros granarios, la relación con la actividad política y la administración de la cosa pública tuvieron una relación en 1990, otra en 2000 y otra diferente en 2010.



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Domingo 29 de diciembre de 2013
tapa
Necrológicas Anteriores