Edición del Viernes 07 de febrero de 2014

Edición completa del día

Proyectan hacer 100 cuadras de pavimento articulado este año - Edición Impresa - Área Metropolitana Área Metropolitana

Ambicioso anuncio del intendente Corral

Proyectan hacer 100 cuadras de pavimento articulado este año

Si la meta se cumple, se habrán ejecutado 189 cuadras bajo esta modalidad en tres años. Algunos barrios beneficiarios serán Roma, UPCN, El Tránsito y María Selva. Activa participación de las cooperativas de trabajo.

b_ARTICULADO1.jpg

Manos a la obra. La colocación de pavimento articulado da empleo a cooperativas de trabajo barriales.

Foto: Archivo El Litoral

 

De la Redacción de El Litoral

area@ellitoral.com

Para este año, el municipio proyecta concretar 100 cuadras de pavimento articulado en unos 15 barrios de la ciudad. Si la meta se cumple -superando la situación de incertidumbre de la economía nacional-, a finales de 2014 se habrá ejecutado un total de 189 cuadras hechas bajo esta novedosa modalidad. “Así, ya habremos superado ampliamente lo prometido en campaña hace dos años, que eran 200 cuadras”, destacó el intendente de la ciudad, José Corral, esta mañana al anunciar el plan de intervención anual de pavimento articulado.

En el breve acto de lanzamiento estuvieron presentes trabajadores de una treintena de cooperativas de trabajo barriales dedicadas a la colocación de estos adoquines de ensamble. La mano de obra y el trabajo de estos obreros es clave, al igual que el esfuerzo de los vecinos frentistas ya que las pavimentaciones se realizan mediante el sistema de contribución por mejoras. Algunos de los barrios y sectores donde este año se colocará pavimento articulado son Ledesco, La Florida, Roma, UPCN, El Tránsito, Villa María Selva, UNL, Coronel Dorrego, Los Hornos, Peñaloza, Guadalupe Norte, Aguado, entre otros.

Desafío

“En 2012 se hicieron 15 cuadras. Fueron las primeras experiencias que nos entusiasmaron. En 2013 se hicieron 74, en los Hornos, Santa Rita, UPCN, Candioti, entre otros barrios. Ahora nos planteamos un desafío mayor: 100 cuadras en 2014. Ya se están comprando los materiales para 70 cuadras. Vamos a completar 189 cuadras cuando terminemos 2014”, detalló el primer mandatario local.

Además, ya están terminadas otras obras de pavimentación con la modalidad tradicional (hormigón y de asfalto) que fueron reclamadas por mucho tiempo, en Candioti Sur, San Roque, Candioti Norte, Guadalupe, entre otros. “En total, vamos a terminar el 2014 con 279 cuadras de pavimento, contando las tres modalidades de pavimento articulado, asfalto y hormigón”, resaltó Corral.

El pavimento articulado tiene una gran ventaja: si hay alguna rotura en la base, se pueden retirar los ensambles y reutilizarlos. Además, otorga un drenaje mayor que el pavimento tradicional, lo cual permite que se escurra más rápido el agua en casos de precipitaciones intensas. También, genera mano de obra intensiva: requiere pocas máquinas y mucha gente, esto es, más empleo. “Y además, lo hacemos juntos: los vecinos, el gobierno local y las cooperativas. Hablamos de una oportunidad de capacitación y de empleo”, cerró el intendente.


Una oportunidad

Rubén Solís es el capataz de la cooperativa Movel, de Santa Rosa de Lima, en la que trabajan 9 personas y tiene perspectivas de ir sumando más gente. “Nos encargamos de la colocación de pavimento articulado. Primero sacamos la tierra que hay que sacar en la cuadra a intervenir; se coloca un suelo de cemento, después viene una capa de arena (de 4 o 5 centímetros) y se colocan los adoquines articulados, de modo que superen en altura 2 centímetros el nivel del cordón cuneta”, explicó a El Litoral.

“Luego se pasa la ‘pisona’ (compactadora) y el pavimento baja a nivel del cordón. Se hace un barrido del excedente de arena y se vuelve a pasar la compactadora. Ahí termina el proceso”, añadió Solís. La pavimentación de una cuadra puede demandar unos tres o cuatro días. César Luna no tenía trabajo. Es demasiado joven para perder las esperanzas de un mejor futuro. Se incorporó a Movel el año pasado y hoy está muy contento. “En la cooperativa hay una cultura y un sentido de trabajo solidario y en grupo que va dando una gran experiencia de vida. Hay un prejuicio social de que en los barrios no hay futuro. No es así. Hay personas con muchas ganas de trabajar y con ansias de superación”, contó. “Además, este trabajo capacita en un oficio. Y así surgen posibilidades de trabajos para terceros”, reconoció Luna.



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Viernes 07 de febrero de 2014
tapa
Necrológicas Anteriores