Edición del Viernes 14 de febrero de 2014

Edición completa del día

Desprejuiciados, degenerados y prepotentes - Edición Impresa - Escenarios & Sociedad Escenarios & Sociedad

Bersuit Vergarabat

Desprejuiciados, degenerados y prepotentes

La veterana banda, que cerrará Música en el Río -organizado por Cervecería Santa Fe y la Municipalidad-, está por lanzar el disco “El baile interior”, cuyo primer corte, “Cuatro vientos”, es la cortina de “Sres. Papis, los galanes del jardín”.


Desprejuiciados, degenerados y prepotentes

“Van a ser 11 canciones o 12, es muy variado, con muchos ritmos: desde huaynos hasta rock y algún que otro cuarteto”, afirma Sánchez sobre el nuevo álbum.

Foto: Archivo El Litoral-Télam

 

Ignacio Andrés Amarillo

iamarillo@ellitoral.com

Antes de que Bersuit Vergarabat arribe a Santa Fe a tomar una cerveza y comer algún pescado, Daniel Sánchez (con mayor protagonismo vocal en la actual formación de la banda, tras la partida de Gustavo Cordera) dialogó con El Litoral para contar sobre “El baile interior”, su nuevo disco, anticipado por “Cuatro vientos”, tema de la nueva ficción de Telefe.

—Están por sacar un disco en marzo. ¿Qué podés adelantar?

—Van a ser 11 canciones o 12, si se incluye una nueva que estábamos tratando de terminar, es muy variado, de hecho se va a llamar “El baile interior”, con muchos ritmos: desde huaynos hasta rock y algún que otro cuarteto.

—¿Cómo se fue dando esa composición tan diversa, y a la hora de elegir los temas?

—En realidad hace mucho que esa parte en Bersuit funciona, las composiciones son grupales, o en duplas compositivas en el caso de Pepe (Céspedes) y Juan (Subirá). Creo que fue mutando. Para “La revuelta” si bien hubo muchísimas canciones, 60 o 70, que llevamos al estudio, fueron más desde lo individual. Pero éste tiene más canciones grupales, la mayoría hecha por varios integrantes juntos.

La verdad es que tratamos de desprejuiciar la música, hacer lo que nos sale, y después darle la responsabilidad como en este caso a Cachorro López, que es un grosso y que eligió de ese grupo de canciones las que consideró que podían generar este disco.

—Ya habían trabajado con él antes.

—En “La revuelta”, como primera vez, y creo que para él era la primera vez que trabajaba con una banda, siempre produjo más solistas.

—¿Cuál es su aporte, siendo que Pepe y Oscar (Righi) son también productores con experiencia?

—Sí, hicieron dos discos de Tan Biónica, estuvieron produciendo a Los Tekis. Justamente es ahí donde tomás la decisión de delegar esa responsabilidad, es muy grande: decir “ésta sí, ésta no”, y tener lo fundamentos para decírselo al autor.

Esta canción no es mejor que aquella, sino el criterio es tener un grupo de canciones que juntas hagan un disco, nunca son necesariamente las mejores. Refleja la diversidad que tenemos entre nuestros gustos, la forma de componer, desprejuiciada, degenerada y prepotente. Entre la protesta, el amor, el sexo hasta una historia de Juan.

Por un lado te agarra un amor por el disco que estás terminando, que es como un hijo que nace y tiene vida propia, y al mismo tiempo una tristeza por las canciones que quedan afuera. Por ahora las tenemos en el disco rígido del cerebro.

Desde el jardín

—“Cuatro vientos” es el corte de difusión. ¿Cómo salió ese tema que además está en televisión (es la cortina de la nueva tira de Telefe, “Sres. Papis, los galanes del jardín”)?

—Hice la letra y la música, se la escribí a mi mamá, por cosas que estamos viviendo en la familia, y cuando hacés las canciones no te das cuenta del alcance o lo que puede llegar a generar. Uno tiene mucha gente que quiere, fundamentalmente la familia, y uno da por sentado que los quiere, pero a veces está bien decirlo.

Los rockeros estamos muy acostumbrados a la oscuridad, y como que el público espera eso, o que te enfrentes a un sistema. Pero también pasa que te enamorás, tenés familia, extrañás. Nos criamos dentro de un seno materno, nuestra madres nos dieron la teta, y seguro nos dormimos en el pecho de una mujer. De lo otro en nuestra discografía vas a encontrar un montón (risas).

Después me llamó Cristian (Merchot, manager) y me dijo que Telefe iba a sacar una novela, “si a vos te parece”... No habla de la novela. No puedo decirte lo que tomás de esa canción, o pedirte que la pongas de ringtone. La novela está tomando un porte importante, la cantan mucho los chicos, es un agrado personal. Yo tengo un nene de un año y medio, que no lo puede creer, mi vieja me llama, mis amigos.

Cambio social

—Ustedes se foguearon en los ‘90 desde una posición, dijeron “Se viene el estallido” y se vino. ¿Cómo se para Bersuit en el contexto actual?

—Ni hablar que teníamos todos otras edades, de 15 a 20 años menos, en mi caso tenía 20 años, era el más chico cuando entré a la banda, 18 años atrás, y era muy visible el enemigo. De hecho siempre es muy visible, lo que pasa es que ahí era mucho más fácil. Recuerdo cuando Tito (Verenzuela) compuso “Se viene”, le estaba cantando a (Carlos) Ruckauf, el de la sonrisa. Estaba en Mar del Plata, lo vio en la Rambla y se puso a cantar “se viene el estallido, de mi guitarra, de tu gobierno”. A la cara se lo cantaba. Así salieron esas composiciones, o escuchar “Señor Cobranza” de Las Manos de Filippi de un casete que trajo Juan y al toque editarlo.

Ahora tenemos que tener cuidado porque hay mucha década del ‘90 encubierta dando vueltas. La banda tiene diferentes pensamientos políticos (no tanto), depende también dónde vive cada uno. Agradezco cómo se ha terminado una época, la de los militares, y agradecer (más allá de las diferencias o cercanías políticas) a Néstor Kirchner, con mi poca experiencia ver como bajó cuadros donde los militares eran héroes. Es mi pensamiento político. Después sigo estando en luchas permanentes, porque estamos en una soledad con mucho enfrentamiento entre hermanos, por cómo está repartida la torta, por quién quiere tener más que quién. Está mal desde el pisarle la cabeza al otro. Por ahí hay que empezar a cambiar esa forma de vivir desde la familia, yo al menos estoy intentándolo.

Seguimos manteniendo nuestra “veredita”, porque un argentino fue traicionado más de una vez, tratamos de no tener un padre político que venga a salvarnos. Me gustó una frase de Serrat cuando fue lo de YPF y lo acusaron de que ahora estaba con los argentinos; le dijeron “sos amigo de Cristina” (Fernández de Kirchner), nos lo han dicho a nosotros también. Dijo: “Amigos no somos, tengo pocos, pero tenemos los mismos enemigos”.



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Viernes 14 de febrero de 2014
tapa
Necrológicas Anteriores