Edición martes 22 de abril de 2014

Edición completa del día

Edición impresa del 01/12/2019 | Todos los Títulos

Colón ha sacado grandes ventajas sobre algunos de sus competidores por el descenso...

Se aleja del infierno y se acerca al cielo

Hay nueve equipos separados por sólo cinco puntos en la tabla del Final. En la otra tabla, en la que hasta ahora siempre se fijó como prioridad, con Argentinos, Quilmes y All Boys sacó diferencias notorias y metió en el “barullo” a Tigre y Atlético de Rafaela.

D8-2-DSC_3517.jpg

La “figura” del arranque

En este campeonato de buenos desempeños y un estilo de juego interpretado cabalmente por los jugadores, Gabriel Graciani fue el que tomó la posta a la hora de buscar a los más destacados. Era la figura de los primeros partidos.

Foto: Facundo Maggiolo

 

Enrique Cruz (h)

Nadie daba dos pesos por este equipo, algunos le auguraban un rápido e inevitable descenso y sólo un trasnochado podía suponer que este equipo que no se reforzó, que perdió jugadores y que trajo un técnico sin chapa, podía pelear el campeonato. Pero las cosas se dieron a la inversa de lo que muchos pensaban. Hoy, Colón se puede salvar sólo con el envión que trae —si saca seis puntos no dependerá de nadie y a lo sumo tendría que jugar un desempate con Quilmes si gana todos los partidos— y está a un punto de los dos punteros, habiendo sido dominador de la tabla del torneo Final en la mayoría de las 15 fechas de vida que lleva el torneo.

El fútbol argentino es apasionante y resulta, en consecuencia, el más competitivo del mundo por su paridad. Se podrán discutir niveles de juego o “excelencias”. Pero coincido totalmente con lo que señalaba el sábado a la noche el “Patón” Bauza luego del empate de San Lorenzo con Newell’s: “No coincido para nada con los que dicen que el torneo argentino es mediocre; es un torneo muy bueno, uno de los mejores del mundo y de una increíble paridad”. A algunos no les gustará. Y muchos dirán que es mediocre por esto de la masificación de conceptos tan propenso a lo que nos sometemos los argentinos. Porque muchos dicen que el torneo es mediocre, todos lo creen. Y nadie se da cuenta de que hay marcada paridad, mucha competitividad y que eso lo torna interesante e impredecible.

Dejando estas cuestiones de lado —discutibles como lo es todo en el fútbol—, la pura realidad matemática indica que a cuatro fechas del final y con 12 puntos en juego, hay nueve equipos que forman un lote en el que sólo hay cinco puntos de diferencia entre el primero y el noveno. Los dejo de lado a Boca y Vélez —a siete puntos de los líderes—, porque ellos mismos se “bajaron” de la lucha.

Lo dijo el Turu Flores después del último partido: “Ahora, el único objetivo está puesto en la Libertadores”, señaló el entrenador de un equipo que, todavía, tiene que jugar con cuatro equipos que luchan por algo: Rosario Central, Godoy Cruz, Colón y San Lorenzo.

En Colón, todos siguen pensando —y está bien que así sea— en la tabla de los promedios. A Argentinos le sacó 12 puntos con 12 en juego (es uno que ya está condenado en función de la lucha con Colón); a All Boys le sacó 7 puntos (es casi decisiva, por más que el albo sólo tenga que enfrentar a uno que lucha en alguno de los frentes: Lanús). Y la diferencia real con Quilmes hoy es de 6 puntos. Si Colón saca 6, All Boys tiene que sacar los 12 para pasarlo y 10 para igualarlo. Se saca puntos con Argentinos y termina con Gimnasia y River, que pelean el campenato. No será fácil.

Con nueve equipos peleando el campeonato a cuatro fechas del cierre y con siete equipos luchando por no pertenecer al grupo de los tres que se van a ir a la B, el torneo argentino tiene otra vez un atractivo muy especial. Se dice que no hay figuras desequilibrantes, pero siempre alguien aparece. Por algo, la minimizada (por la falta de dinero) vidriera europea sigue mirando. Y a este plantel de Colón le pusieron el ojo varios. Y a nadie podrá sorprender que, una vez terminado el torneo, un par de jugadores emigren y generen un más que interesante ingreso a la tesorería del club.

Y estamos hablando de jugadores propios, de esos chicos que tanto están colaborando para realizar esta inesperada campaña y que han surgido de las canteras de la institución.

Se aleja del infierno y se acerca al cielo

La “figura” del cierre

En estos últimos partidos, creció a gran escala el desempeño de César Marcelo Meli, tanto en la posición de doble cinco como también en las ocasiones que fue utilizado como marcador de punta. Ahora se quedará dos partidos afuera y volverá ante Vélez.

Foto: Facundo Maggiolo

7

Goles

Recibió el arco de Montoya en los 15 partidos jugados en este torneo. Es la valla menos vencida del torneo y 3 de esos 7 goles fueron marcados en el primer partido ante Racing.

11

Goles

A favor tiene Colón y es uno de los equipos con menor cantidad de tantos convertidos. Sólo Argentinos y Tigre, con 7 y 8 goles respectivamente, fueron menos eficaces frente al arco rival.

El dato

Con Rafaela.

La Afa ratificó que el partido contra Atlético de Rafaela se jugará el sábado próximo a las 17.10 en la Perla del Oeste. Colón no podrá contar con Meli pero volverán Castillo y Landa. Una probable formación sería con Montoya; Castillo, Alcoba, Landa y Bíttolo; Graciani, Poblete, Videla y Mansilla; Luque y Alario.

Calculadora_descenso.pdf
D8-1-IMG_0066.jpg

Tribuna inhabilitada

Por la agresión a Belatti —en la foto dialogando con Pitana y Maidana tras ese feo momento—, la Secretaría de Seguridad Deportiva inhabilitó la tribuna este baja del estadio para el partido con Estudiantes. Foto: Rosa Marsiglia



tapa
Opinión
por Mar�a Teresa Rearte
La vuelta al mundo
por por Rogelio Alaniz
al margen de la cr�nica
Suplementos
Deportes
Col�n ha sacado grandes ventajas sobre algunos de sus competidores por el descenso...
por Enrique Cruz (h)
Escenarios & Sociedad
por De la redacci�n de El Litoral
Necrológicas Anteriores