Edición del Miércoles 28 de mayo de 2014

Edición completa del día

El grupo consolida objetivos - Edición Impresa - Noticias de Deportes | Fixture | Resultados Deportes

La Selección entrena y los jugadores ya se enfocan en el Mundial

El grupo consolida objetivos

  • El último en llegar fue Ángel Di María, la gran figura de Real Madrid en la final de la Liga de Campeones, quien fue tajante con la presión que tiene el plantel para alzarse con el título en Brasil. También hablaron Demichelis y Biglia.
El grupo consolida objetivos

Ordenando líneas. Sabella ya está a pleno al frente de los entrenamientos. Estos días serán claves para corregir falencias y llegar en óptimas condiciones al debut mundialista. Foto: Télam

 

Redacción de El Litoral

deportes@ellitoral.com

Télam

El mediocampista Ángel Di María, una de las figuras del seleccionado dirigido por Alejandro Sabella, aseguró ayer que “si Argentina no gana el Mundial” será considerado como un “fracaso” a dieciséis días del comienzo de la Copa del Mundo Brasil 2014.

El mediocampista de Real Madrid, de España, flamante ganador de la Liga de Campeones de Europa, arribó ayer al país y se entrenó junto al plantel de 26 jugadores, en el predio de AFA, bajo las órdenes del DT Alejandro Sabella. Sobre el logro en la competición europea, el rosarino expresó: “Fue un momento espectacular, me alegró mucho el reconocimiento de todos mis compañeros de la selección por el esfuerzo y el sacrificio que di en la final”.

Di María fue considerado por la UEFA (Unión Europea de Fútbol Asociado) como el mejor jugador de la final ante el Atlético de Madrid (4-1 en el tiempo suplementario). “Después de la final, Zinedine Zidane (manager de Real Madrid) me abrazó y me dijo: ‘Qué grande que eres’. Son cosas que no se olvidan”, concluyó el jugador.

Di María, de 26 años, marcó nueve goles en 45 partidos en el seleccionado, en el que debutó ante Paraguay (1-1), el 6 de septiembre de 2008; jugó el Mundial de Sudáfrica 2010 y conquistó la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Beijing, China, 2008.

Quiere quedar

El defensor del Manchester City de Inglaterra, Martín Demichelis, manifestó ayer que se tiene “fe” para ser “parte del plantel” de 23 jugadores del seleccionado argentino que jugará el Mundial. “Me tengo fe por mi manera de ser. Me siento parte de este plantel, a pesar de que me fui en este último tiempo, pero no hay que relajarse”, admitió Demichelis en diálogo con TyC Sports.

Luego, el zaguero consideró que “Alejandro (Sabella) tiene una situación muy difícil de resolver al dejar 3 jugadores (el 2 de junio) afuera porque en el fútbol puede pasar cualquier cosa. Por eso no hay que sentirse adentro hasta que Alejandro defina quién va a estar”.

“Me siento un privilegiado y un agradecido en estar en la lucha para quedar entre los 23. Lo estoy disfrutando y no lo vivo con nerviosismo como en los Mundiales anteriores. La experiencia de haber jugado uno (2010) y quedar afuera de otro (2006), me hacen tomarlo con otra modalidad que me hace disfrutarlo”, reconoció.

“Me moría de ganas por volver a involucrarme con todo esto (en referencia al seleccionado) por 15 o por un minuto, por lo que sea necesario. Esta camiseta es especial, hay que sentirla, vivirla. Es una pasión muy importante para cualquier jugador argentino poder estar acá”, resaltó.

De temer

Finalmente, el mediocampista Lucas Biglia aseguró que con el potencial ofensivo que posee el conjunto nacional “hasta las selecciones de gran nivel deberán cuidarse” si enfrentan a la Argentina durante la Copa del Mundo Brasil 2014.

En declaraciones a Télam, el jugador de la Lazio de Italia contó que con el entrenador Alejandro Sabella el plantel trabaja cómo se debe “recomponer” el equipo en la transición ataque-defensa cuando se pierde la pelota. “Sino podemos mantener el equilibrio en el medio respecto al ataque y la defensa vamos a sufrir”, dijo el ex Argentinos, Independiente y Anderlecht de Bélgica. Sin embargo, aclaró que “Argentina debe jugar al fútbol con juego asociado” y, de lograrlo, se alcanzarán los resultados deseados.

D3-B-DI_MARIA_ROSARIO3_92476.jpg

Llegó agrandado. Di María sobresalió en el partido más importante a nivel clubes en Europa y se ganó los aplausos del mundo. El viernes se integrará a las prácticas del seleccionado. Foto: Télam

Antidóping sorpresivo y fútbol reducido

Con controles antidpóping sorpresa dispuestos por FIFA y una actividad consistente en fútbol en espacios reducidos y cortos trabajos de fuerza se desarrolló ayer el segundo día de preparación del seleccionado argentino de cara al Mundial de Brasil.

Por la mañana llegó al país Angel Di María, la gran figura del Real Madrid en la final victoriosa de la Champions League sobre Atlético, pero como el entrenador Alejandro Sabella le concedió unos días libres para estar con su familia, decidió irse a Rosario con el compromiso de volver el viernes a Ezeiza. Di María tiene un lugar asegurado en Brasil y la elección que tiene que hacer Sabella sobre los tres que quedarán marginados, no pasa por su lado. Otro que tuvo permiso para ausentarse fue Ezequiel Lavezzi, según el informe de AFA, por cuestiones personales.

Aunque el trabajo fue a puertas cerradas, se pudo ver desde el exterior del predio aledaño a la autopista Riccheri las tareas en campo. Fernando Gago y Ever Banega, que ya tenían el alta médico, el primero por una distensión y otro por una pulmonía, se movieron sin inconvenientes, en tanto Augusto Fernández salió al campo a moverse con cuidado en el marco del tratamiento apurado para intentar sortear el esguince de rodilla que puede ser decisivo para la elección del entrenador. Fue el único que hizo trabajos diferenciados y según trascendió hoy iba a hacer sus primeros movimientos con pelota, a sólo 17 días de haber sufrido la lesión. Es que en estos días el volante del Celta se juega la chance de estar o no en Brasil. No hubo estrategia en el entrenamiento distendido. Empezó el trabajo dividido con los tres arqueros a cargo de Juan José Romero, mientras en un costado Messi, Mascherano, Federico Fernández, Agüero, Basanta y Alvarez hacían un reducido ante Zabaleta, Demichelis, Maxi Rodríguez, Banega, Palacio y un sparring. A un costado, otro grupo hacia trabajo de fuerza, a los que luego se fueron sumando los que dejaban el reducido. Sobre el final de la práctica, hubo un diez contra diez. Por un lado, con camisetas blancas: Messi, Mascherano, Agüero, Basanta, Otamendi, Sosa, Biglia, Federico Fernández y Ricky Alvarez, con Romero en el arco. En el otro, con pecheras jugaron Andújar como arquero, Zabaleta, Campagnaro, Banega, Garay, Demichelis, Higuaín, Rojo Gago, y un sparring.

Faltaba poco para el final cuando se supo de que un cuerpo de técnicos hicieron los controles dispuestos por FIFA, que luego confirmó la página oficial de la AFA.



Imprimir:
Imprimir
Miércoles 28 de mayo de 2014
tapa
Necrológicas Anteriores