Edición del Jueves 29 de mayo de 2014

Edición completa del día

Ahora, Santa Fe sí firmará el acuerdo para congelar tarifas - Edición Impresa - Política | Economía Política

Si se acuerda con Nación, no subirá la luz

Ahora, Santa Fe sí firmará el acuerdo para congelar tarifas

En abril, el gobernador había dicho que la provincia no adheriría al programa impulsado desde el gobierno central. Pero hoy el ministro Antonio Ciancio dijo que se “limaron posiciones” y que la próxima semana rubricarán el acuerdo, con el compromiso de que se financien obras.

7-IMG_0020.JPG

Antonio Ciancio participó esta mañana de la recorrida por la obra de reparación del socavón en Urquiza y Cándido Pujato (ver pág. 11). Allí aludió a las tratativas con la Nación. Foto: Mauricio Garín

 

Ivana Fux

ifux@ellitoral.com

“No vamos a aumentar las tarifas ni vamos a firmar ningún acuerdo”. La sentencia corresponde a Antonio Bonfatti, que el 29 de abril pasado daba por cerrada la negociación con la Nación, y por desestimada la posibilidad de adherir al programa que plantea congelar tarifas energéticas en 2014, a cambio de la financiación nacional de obras. Uno de los argumentos para fundamentar aquella decisión era la preservación de soberanía e independencia de la EPE para decidir sobre políticas tarifarias y salariales.

Sin embargo, esta mañana consultado por El Litoral, el ministro de Aguas y Servicios Públicos, Antonio Ciancio, confirmó que “se limaron posiciones” con la Nación, y que probablemente la semana próxima, se rubrique el convenio. En ronda de prensa, el funcionario advirtió que de esa firma depende que a los santafesinos le vuelva a aumentar o no la luz.

—¿Cuál es la situación de la provincia respecto de este acuerdo con la Nación, después de lo que había dicho el gobernador? -indagó El Litoral.

—Trabajamos tratando de aportar a la solución de la problemática que nos planteó la Nación a través de la necesidad de congelar tarifas en 2014. Esto tiene varias vertientes: las dos fundamentales son el congelamiento de tarifas y la necesidad de la EPE de llevar adelante un plan de obras muy ambicioso (este año son 700 millones de pesos de obra), y por otro lado, atender la modificación salarial que en 2014 representa 350 millones de pesos. Eso lo íbamos a resolver en el marco del cuadro tarifario. (Pero) la Nación viene y nos pide participar de esto. Otras provincias acceden más o menos rápidamente; algunas porque tenían el problema resuelto a partir de su afinidad con la Nación política, y otras porque habían aumentado ya las tarifas en diciembre. Nosotros nos planteamos la doble cuestión: por un lado, quién y cómo se resuelven las obras y los aumentos salariales, y por otro lado, una cuestión más de fondo e importante, que es seguir manteniendo la independencia de la EPE para que no sea un organismo extraprovincial quien determine cuál es su política salarial y tarifaria. Tuvimos muchas idas y venidas; en realidad, cuando hablábamos políticamente nos poníamos de acuerdo pero cuando se escribían los puntos y las comas, no acordábamos. Fue un trabajo muy arduo de posiciones que se fueron limando, de acercamiento, de reuniones, de viajes. Y me parece que hoy, mañana o a más tardar en unos días más, estaremos en condiciones de resolver esto con la Nación.

—¿La Nación aportaría dinero para pagar sueldos, por ejemplo? -preguntó este diario.

—En principio, aportaría dinero para hacer frente al plan de obras. Por otro lado, cuando nos reunimos por primera vez, fuimos varios funcionarios que planteamos una cantidad de cosas que teníamos presentadas en los distintos ministerios para resolver la problemática de viviendas, acueductos, cloacas, etc. En fin, había un menú muy grande que también se ponía sobre la mesa, y como contrapartida de esta cuestión, en el balance, podía parecer que había una situación que nos permitiera seguir llevando adelante nuestra política con el aporte de la Nación en otros aspectos. Esas asimetrías eran las que se intentaban paliar en esta negociación.

—¿Qué les hace pensar que con los incumplimientos que la Nación ha tenido, esto sí se va a respetar?¿Qué garantías tienen de que no se ponga en riesgo la soberanía de la EPE? -insistió El Litoral.

—Esto se defiende porque el convenio termina en 2014 y veremos caminando cómo se resuelven las cosas. Por otro lado, tampoco hacemos una cuestión de vida o muerte de estos temas. Confiamos en que lo que los funcionarios se comprometen a hacer por escrito o de palabra se va a cumplir... Siempre hay un resorte, en última instancia, para resolver la cuestión si no se cumplen las palabras.

—¿No sonaría a chantaje que Nación conceda viviendas y otras obras reclamadas a cambio de que Santa Fe firme el convenio? -consultó un colega.

—No puedo plantearlo de esa manera. Hoy, hay una situación de mejoramiento de las relaciones con la Nación, sin que eso signifique bajar ninguna de las pretensiones ni banderas de la provincia. Nosotros no vemos las cosas de enemigo a amigo, sino desde el punto de vista federal como necesidades de las provincias y también de que a la Nación le vaya bien.

—¿Cómo calificaría el acuerdo?

—Si se cumple en los términos que se está planteando, sería un acuerdo neutro.

—¿Entonces la posibilidad de aumento de tarifas dependerá de que se firme este acuerdo?

—Sí, eso es lo que estamos diciendo.

—¿La decisión de la provincia está tomada en cuanto a que se firma?

—Estimo que sí. Y para cerrar, quiero recordar que nunca en la provincia de Santa Fe se han hecho políticas de saneamiento y electrificación como ahora. Todo ello da la muestra de cómo ha tomado el gobierno provincial estas cuestiones como temas de Estado. Este ministerio, Assa y EPE han tenido en 2014 la mayor ampliación presupuestaria de la historia para resolver los problemas de la ciudadanía. Eso hay que rescatarlo, y en ese sentido, este convenio (con el gobierno central) nunca debía ser una traba para seguir con este desarrollo. Por eso, hemos tratado de llevarlo adelante con mucha mesura, con mucha responsabilidad y tratando de defender los intereses de la Nación (sic); perdón, de la provincia, que son los intereses de todos los santafesinos.

Nuevo reglamento

  • Antonio Ciancio confirmo hoy que la provincia trabajará en la elaboración de un nuevo marco regulatorio para la EPE a partir de un fallo de Cámara que declaró inconstitucionales a 55 artículos del actual reglamento. El ministro dijo que los asesores letrados de la empresa están estudiando el tema, y en función de ello, resolverán una eventual apelación. Mientras tanto, confirmó que ya están trabajando para un nuevo reglamento.

“Lo que quiero decir -planteó el ministro- es que nosotros algunas de las cosas que nos plantean ya las hemos resuelto. Hay temas que la empresa ya viene tomando, como los resarcimientos, y algunos otros aspectos. Pero por otro lado, viene bien poner esto sobre la mesa porque también estamos trabajando junto con el CFI la formulación de un nuevo régimen tarifario y un nuevo contrato social a través de este organismo que nos va a brindar la asesoría. Entendemos que la empresa necesita tener un marco regulatorio distinto del que tenía, muy apropiado al siglo XXI donde hay otros jugadores en la escena pública como los contribuyentes y asociaciones intermedias. Estamos trabajando para tenerlo preparado al menos antes de que nos vayamos de la gestión”, afirmó.



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Jueves 29 de mayo de 2014
tapa
Necrológicas Anteriores