Edición del Viernes 30 de mayo de 2014

Edición completa del día

Dibujos y pinturas de Antonio Alice - Edición Impresa - Escenarios & Sociedad Escenarios & Sociedad

EN EL CLUB DEL ORDEN

Dibujos y pinturas de Antonio Alice

E6-1-3005-DSC_9980.JPG

La exposición es fiel reflejo del mejor arte del maestro argentino.

Fotos: Flavio Raina

 

En el Club del Orden, se exponen decenas de dibujos y pinturas del artista Antonio Alice, organizada por Galería Zurbarán Santa Fe. El maestro argentino recibió en el marco de los festejos patrios del 25 de mayo un merecido homenaje del cual participaron distintas figuras del quehacer social santafesino.

Antonio Alice (Buenos Aires, 18861943) tercer hijo de una familia de inmigrantes italianos, nació el 23 de febrero de 1886 en Buenos Aires. Su infancia transcurrió en medio de grandes necesidades económicas, razón por la cual desde pequeño debió ayudar a su padre para el sostén de la familia y salió a trabajar, lustrando zapatos en un salón y barbería de la Avenida de Mayo.

Siempre dibujó; su vocación lo llevaba a plasmar en papeles y cartones pequeñas figuras y escenas que observaba o copiaba. Uno de sus clientes, Cupertino del Campo, un joven pintor y estudiante de medicina que sería luego gran crítico y director del Museo Nacional de Bellas Artes, tuvo oportunidad de ver los dibujos del joven Alice (entonces de 14 años) y, viendo el talento del muchacho, decide presentarlo a su maestro, Decoroso Bonifanti, pintor italiano con quien Alice desarrollará una larga y entrañable amistad a lo largo de toda su vida.

Reconocimientos

A los 18 años, gana una beca para estudiar en Europa y durante 4 años permanece en Italia. Por sugerencia de su maestro Bonifanti (quien lo acompañó en el viaje) ingresó a la Real Academia Albertina de Turín. Su paso por la Albertina no pudo ser más auspicioso, ya que al finalizar el curso, Alice había obtenido en tres oportunidades la codiciada Medalla de Oro, galardón otorgado a los alumnos destacados.

Ya de regreso a la Argentina, en 1910 triunfó en el Certamen Internacional del Centenario con “La Muerte de Güemes”, su primera obra histórica, adquirida por la Legislatura de la provincia de Salta, y un año después un retrato le valió el premio mayor en el Primer Salón Nacional. Y no le faltaron reconocimientos internacionales: Medalla de Plata en el Salón de Artistas franceses y Medalla de Oro en la Exposición Universal de San Francisco. El Ministerio de Educación adquirió su “San Martín en Boulogne Sur Mer” (1914), y en el Palacio de Correos se encuentra “Argentina, tierra de promisión” inspirada en el preámbulo de la Constitución.

Pensaba que los artistas debían contribuir a que los pueblos conozcan su historia, por eso no dudaba en considerar a “Los Constituyentes del 53”, que hoy se exhibe en el Salón de los Pasos Perdidos del Congreso de la Nación, su obra cumbre. Este óleo monumental que inició en 1922, le demandó 12 años de ardua labor. “En este cuadro -dijo- he puesto toda mi fe, todo mi amor de artista y mi pasión sincera de argentino”.

Falleció en Buenos Aires, el 24 de agosto de 1943, a los 57 años.

E6-2-3005-DSC_9971.JPG


Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Viernes 30 de mayo de 2014
tapa
Necrológicas Anteriores