Edición Viernes 12 de septiembre de 2014

Edición completa del día

Edición impresa del 01/12/2019 | Todos los Títulos

Lo confirmó la ministra Claudia Balagué

En Santa Fe no se va a aplicar el nuevo régimen bonaerense

  • La ministra aseguró que se sostendrá el sistema actual de calificación -con notas numéricas solamente en 7º grado- y que no se replicará la política de llevarse previas. En cambio, anunció que la provincia está trabajando en un “legajo único” para seguir la trayectoria escolar del alumno desde el nivel inicial al secundario.
15-IMG_7782.JPG

Balagué relativizó el argumento de que una mala nota estigmatice al niño. “No lo veo tan así”, dijo. Foto: Archivo

 

Mariela Goy

mgoy@ellitoral.com

La ministra de Educación de Santa Fe, Claudia Balagué, negó que en la provincia se vaya a replicar el polémico régimen de evaluación para los alumnos de nivel primario que anunció el gobierno de la provincia de Buenos Aires para sus escuelas. “No se va implementar esta metodología, porque para nosotros es un error discutir la evaluación aisladamente de lo que es el proceso de enseñanza-aprendizaje del alumno”, confirmó la funcionaria a El Litoral, en medio de la polémica desatada a nivel nacional a partir de la “flexibilización” de los aplazos.

“Veo que fue muy intenso el debate que se generó, pero aquí nosotros tenemos un sistema diferente y lo vamos a sostener”, aseguró la titular de la cartera educativa este mediodía, en diálogo telefónico desde Rosario.

Según explicó, en las escuelas primarias de la provincia se califica “de forma más bien cualitativa” de 1º a 6º grado con notas concepto que van desde el “no satisfactorio”, “satisfactorio”, “bueno”, “muy bueno” hasta el “excelente”. En tanto, los alumnos de 7º grado sí ya tienen una calificación numérica (del 1 al 10) porque “eso los va preparando para lo que es el régimen de la escuela secundaria”, detalló Balagué.

“No vamos a cambiar este sistema porque, además, va acompañado de un seguimiento de cada uno de los alumnos con observaciones, que permiten que el docente del año siguiente conozca con mayor profundidad a ese chico que le llega y pueda aplicar las estrategias pedagógicas acordes a esa trayectoria escolar. En definitiva, lo importante no es la nota sino cómo aprenden, cómo avanzan y cómo logramos mejorar día a día la calidad educativa, que es nuestra preocupación central”, argumentó la ministra de Educación provincial.

Previas y repitencia

Con relación a la posibilidad de llevarse dos materias previas -otra de las medidas que implementará Buenos Aires-, Balagué dijo que en Santa Fe “no aplicamos esa metodología”, y explicó que si los escolares llegan al último bimestre el año con un “no satisfactorio” en alguna asignatura, los docentes hacen un apoyo con esos alumnos en los meses de diciembre y enero. “Con eso recuperamos, en algunos casos, el aprendizaje de los alumnos dándoles el máximo de instancias posibles”, señaló.

En el caso del alumno que no aprendió varios contenidos, “seguirá repitiendo”, aseguró la ministra, aunque aclaró que “el índice de repitencia que tenemos en el nivel primario es bajo, del 3 % en el pase de primero a segundo grado; luego es menor a partir de los años siguientes”.

En 2012, hubo una nueva movida en el país a favor de la no repitencia de la unidad pedagógica que forman el primero y segundo grado. “En Santa Fe, no se aplica esa política”, aseguró la funcionaria, Con anterioridad a su gestión, llegó a implementarse durante un año, antes de que asumiera la ex ministra Élida Rasino.

Legajo único

Por otra parte, Balagué anunció que el Ministerio de Educación viene trabajando con docentes y directivos en la confección de un “legajo único” para cada alumno. “Será digital, al igual que la libreta, y va permitir que se achiquen las brechas entre niveles educativos. Todavía no tenemos fecha concreta de implementación”, dijo.

“El legajo -detalló- va ir con el alumno desde la sala de 4 años del jardín hasta 5º y 6º del secundario, tanto si se cambia de escuela como si ingresa a otro nivel. Allí, se van a valorar no sólo los contenidos de aprendizaje sino también las competencias, aptitudes, motivaciones; todo eso se va a volcar en el legajo único con el fin de seguir la trayectoria escolar del chico”.

Consideró que “para nosotros ésa es una política educativa transformadora, porque hace foco en los chicos -fundamentalmente- que es donde tenemos que poner el eje”.

Críticas

La ministra también relativizó el fundamento de la provincia de Buenos Aires sobre que una mala nota o un aplazo estigmatizan al niño. “No lo veo tan así. La reforma bonaerense debe tener algunas cosas positivas, pero otras me llamaron la atención como que los chicos reingresen a la escuela en el grado que corresponde a la edad. Eso va a contrapelo de las nuevas tendencias pedagógicas que hablan de no considerar tanto la edad sino la evolución de los aprendizajes en cada chico, que es diferente”, criticó.

“El tema de la nota no me parece relevante y sobre el aplazo, es difícil hacer un planteo tan contundente”, cerró.

Cómo será en Buenos Aires

  • La Dirección General de Cultura y Educación bonaerense dispuso que a partir del 2015 los estudiantes de primero a tercer grado tendrán una evaluación conceptual con calificaciones de “regular”, “bueno” y “muy bueno”. Para los cursos de cuarto a sexto grado, regirá una escala de calificaciones numéricas que irá de 4 a 10 y eliminará las notas 1, 2 y 3. Además, permite que los alumnos pasen de año llevándose previas dos de las seis asignaturas curriculares (tendrán un año más para regularizarlas) y que cursen el año correspondiente a la edad que tengan y no que se ajuste a su avance escolar.


tapa
Opinión
Publicaciones
por De la redacci�n de El Litoral
por Carlos Catania
por Mar�a Luisa Miretti
llegan cartas
por NANCI CERD� DNI. 14.397.360
Suplementos
Deportes
Testimonio exclusivo para Santa Fe
por Dar�o Pignata Enviado especial a Las Vegas/Nevada (EE.UU.)
Escenarios & Sociedad
GIRA POR EL MUNDO
por De la Redacci�n de El Litoral
Necrológicas Anteriores