Edición del Miércoles 25 de marzo de 2015

Edición completa del día

El hermano de Angeles afirmó que por el tono de voz Mangeri “estaba hasta la manos” - Sucesos | Policiales Sucesos

Caso Angeles Rawson

El hermano de Angeles afirmó que por el tono de voz Mangeri “estaba hasta la manos”

El medio hermano de Angeles brindó hoy su testimonio en el juicio que se lleva adelante para determinar la responsabilidad del portero Jorge Mangeri. Sostuvo que pudo escuchar su voz y percibir su nerviosismo.

29-1-DYN01.jpg

El portero de calle Ravignani cada vez más comprometido con la muerte de la joven Rawson. Foto: Archivo El Litoral

Télam

El hermano mayor de Ángeles Rawson ratificó hoy que cuando él declaraba en la fiscalía por el crimen de su hermana escuchó al imputado Jorge Mangeri en otro cuarto “muy nervioso” mientras lo interrogaban por lo que concluyó que “estaba hasta las manos” en la causa.

Se trata del empleado bancario Jerónimo Arellano Villafañe (26) hermano por parte de madre de Ángeles, quien relató hoy en el juicio oral por el crimen de su hermana el episodio ocurrido durante la noche del viernes 14 de junio, cuando él declaraba en un box de la fiscalía de instrucción 35 porteña.

Dijo que alcanzó a reconocer “la voz de Mangeri” mientras este declaraba en otro ambiente, porque, detalló, “son oficinas con paredes de durlock y se escuchaba con bastante claridad”.

“Escuché la voz de Mangeri con un tono de voz muy nervioso, negándose a mostrar unas heridas que supuestamente le habían hecho” y “la fiscal le preguntaba ¿por qué no?”, afirmó.

Médicos policiales

El testigo añadió que de la oficina donde declaraba Mangeri “salió (Paula) Asaro, entró un médico”, aparentemente para revisarlo, que luego entraron dos más, y que escuchó que “las heridas eran de más tiempo del que él decía”.

Precisó que cuando él terminó de declarar y salió al pasillo de la fiscalía, vio que su madre, María Elena “Jimena” Aduriz, estaba sentada junto a la esposa de Mangeri, Diana Saettone, por lo que decidió apartarla para decirle algo.

“La llamé a mi mamá que estaba con Diana. Le dije que no se pegara mucho porque Jorge estaba hasta las manos”, explicó.

Cuando el fiscal Fernando Fiszer lo consultó acerca de por qué a su juicio “estaba hasta las manos”, Arellano Villafañe contestó: “Por cómo se puso él y cuando escuché al médico que no concordaban el tiempo de las lesiones”.

Cuando el abogado querellante, Pablo Lanusse, le preguntó cómo era Ángeles, respondió: “Era divina, mi debilidad. Tenía un carácter fuerte y se hacía escuchar, respetar. Contenedora con sus hermanos, una alumna excepcional. No puedo describirla, era divina”.

Al término de su declaración, se abrazó con su madre en un pasillo y junto a ellos pasó Saettone, quien en voz baja y tono irónico les dijo: “Muy bien diez felicitado”.

 


Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Miércoles 25 de marzo de 2015
tapa
Necrológicas Anteriores

Recomendadas

Argentina igualó con Uruguay en Tel Aviv -  -
Deportes
Crimen en Villa California: allanamientos y detenciones -  -
Hijo de empresario rafaelino está involucrado en la trata de personas - Tribunales rafaelinos. -
#Temas de HOY: Senado de Santa Fe  El Litoral Podcasts  Colón  Unión  Copa Sudamericana  Evo Morales  Fundación de Santa Fe  100 años de la UNL  

Descargá gratis la aplicación de EL LITORAL, ¿Desea Instalarla?