Edición martes 7 de junio de 2016

Edición completa del día

Edición impresa del 01/12/2019 | Todos los Títulos

Arrancamos con el pie derecho... Y con el zurdo de Di María, la figura

Argentina ganó con los “postres de la abuela”

La selección hizo un buen partido y “Fideo”, que sufrió horas antes la muerte de su abuela, le regaló en su memoria lo mejor que tenía para dar... Y hasta se dio el gusto de ponerse cara a cara con Medel y no se le achicó al bravucón chileno.

D2-A-3415346.jpg

El primero, contragolpe impecable. Banega robó el balón en la salida chilena, rompió líneas y abrió para un Di María que definió de manera perfecta abajo, al primer palo. Foto: EFE

 

Enrique Cruz (h)

(Enviado Especial a Santa Clara, EE.UU.)

deportes@ellitoral.com

Importa arrancar así. Importa haber ganado sin Messi, no porque se busque “encontrar” un equipo y un funcionamiento sin él, sino porque lo mejor que le puede pasar a un equipo es tener una expresión colectiva firme, sólida, adicionando la figura y el desequilibrio de un jugador que es clave y fundamental, pero que es mucho mejor si hay un equipo que funcione y que lo respalde.

Argentina jugó bien y ganó bien. Cometió errores, generalmente producto del mismo vértigo con el cual se jugó. Hoy, el fútbol en esta parte del continente ha cambiado radicalmente. Se juega muy rápido, sin pausas y sin espacios. Para tener la pelota un poco, hay que retroceder y buscar en sectores intrascendentes de la cancha un poco de respiro. Pero lo bueno de Argentina fue la tremenda presión que ejerció en el medio y que le permitió una recuperación de pelota adecuada. No siempre fue así, hubo momentos en los cuales perdió el control. Se dio en el final del primer tiempo, pero enseguida llegó la recuperación, porque el primer cuarto de hora del segundo fue lo mejor del equipo. Llegaron en ese lapso los dos goles que fueron casi calcados. Los mismos protagonistas pero intercambiando los roles. En el primero, pase de Banega (había robado la pelota) para Di María; en el segundo, pase de éste para Banega. En las dos definiciones, buscando el palo derecho del arquero y el sector de Isla, el defensor chileno que tuvo muchos problemas durante casi toda la tarde.

La idea de Martino no varía demasiado jugando con o sin Messi, en cuanto a lo táctico. Después, hay una serie de cuestiones que, naturalmente, lo llevan a jugar de diferente manera si se tiene en cuenta que dispone del mejor jugador del mundo. La subida constante de los marcadores de punta está, el retroceso de los dos que juegan por afuera también está, la posición libre de Banega para tratar de ser la punta de un imaginario triángulo central con Mascherano y el aplicado Augusto Fernández también está. A eso se le suma un buen trabajo defensivo que se repite desde hace un tiempo. En este último aspecto, la complementación que consiguieron Funes Mori y Otamendi es uno de los grandes logros de Martino.

El equipo jugó con personalidad, apretó en los momentos en que debía apretar y fue muy eficaz. ¿Se equivocó en las salidas con pelota dominada, perdiendo algunas en un sector complicado de la cancha?, es cierto. Por eso, en el segundo tiempo hubo dos premisas de parte de Martino: ser eficaz cuando se ataque y no arriesgar en defensa. En el primer tiempo, una de las jugadas claras que tuvo Chile a su favor (una de Jara) fue por un error en la salida desde el fondo. La cancha estaba muy rápida y perder la pelota era, además de una posibilidad cierta, un gran riesgo.

En contrapartida con lo que se suponía, Gaitán arrancó por derecha y Di María por izquierda. Intercambiaron roles en un momento del primer tiempo, pero ambos no se sintieron muy cómodos jugando con el perfil cambiado. Por eso arrancaron igual en el segundo tiempo. Gaitán hizo un gran esfuerzo, sobre todo desde lo físico. Y cumplió. No es que haya sido una incógnita, pero había una lupa puesta en su trabajo. Igual que el de Augusto Fernández, que ya desde hace un tiempo viene jugando de volante de contención en Atlético de Madrid y no sintió esa posición haciendo las veces de Biglia, como rueda de auxilio de Mascherano y con libertad para pisar el área de enfrente.

Muy lejos estuvo Argentina de tener un arranque balbuceante o vacilante, como por ejemplo nos pasó en Chile ante Paraguay. Sufrió en algunas oportunidades que Chile tuvo (sobre todo una volea de Orellana con el partido 1 a 0 que fue a las manos de Romero), pero no en la misma proporción que sufrieron ellos. Ya en el mismo arranque del partido, Argentina había tenido tres chances muy claras: un anticipo de Higuaín y los dos cabezazos de Banega y Gaitán, inesperados habitantes del área, que estuvieron cerca de darle la oportunidad de abrir el marcador. En el segundo tiempo, Argentina lo liquidó en un rato, con 15 minutos iniciales muy prácticos y contundentes. Después, el equipo se dedicó a controlar el partido. Los chilenos no pudieron encontrar la claridad para lastimar, porque, además, no estuvieron cómodos Alexis Sánchez y Vidal, los jugadores que estaban en condiciones de cambiarle el rumbo al partido.

Se arrancó bien y se ganó bien. No es poco si se tiene en cuenta que muchas veces los que logran algo van de menor a mayor. Si ésta es la base, bienvenida sea. La base del nivel futbolístico del equipo, claro está, porque no se puede hablar de base sin que allí esté contenido Lionel Messi, que ayer batió otro “récord”: el de mirar el partido desde el banco de suplentes después de diez años. Aunque en este caso, no existía la más mínima posibilidad de que ingresara. Firmó planilla por un formulismo, nada más. Pero su físico exigía este pequeño descanso y ahora habrá que ver si Martino ya lo pone contra los panameños, o si directamente piensa en tenerlo enchufado —como el resto— y con las pilas puestas para la segunda parte, que será la decisiva.

síntesis

Argentina 2

Chile 1

Argentina

/// Sergio Romero; Gabriel Mercado, Nicolás Otamendi, Ramiro Funes Mori y Marcos Rojo; Augusto Fernández, Javier Mascherano y Éver Banega; Nicolás Gaitán, Gonzalo Higuaín y Ángel Di María.

DT: Gerardo Martino.

Chile

/// Claudio Bravo; Mauricio Isla, Gary Medel, Gonzalo Jara y Eugenio Mena; Marcelo Díaz, Charles Aránguiz y Arturo Vidal; Alexis Sánchez, Eduardo Vargas y Jean Beausejour.

DT: Juan Antonio Pizzi.

Goles: en el segundo tiempo, a los 5 min, Di María (A); a los 13min, Banega (A); a los 48 min, Fuenzalida (CH).

Cambios: en el 2do tiempo, a los 8 min, Fabián Orellana por Mena (CH); a los 24 min, Mauricio Pinilla por Vargas (CH); a los 27 min, Sergio Agüero por Higuaín (A); a los 34 min, Erik Lamela por Di María (A); a los 37 min, José Fuenzalida a Aránguez (CH); a los 41 min, Matías Kranevitter por Gaitán (A).

Amonestados: Di María y Rojo (A); Medel, Vidal e Isla (CH).

Árbitro: Daniel Fedorczuk (Uruguay).

Estadio: Levi’s Stadium (Santa Clara, Estados Unidos).

Público: 69.451 personas.

D2-B-07-06-2016_SANTA_CLARA_ESTADOS_UNIDOS_EL.jpg

El segundo, muy parecido. Fue el cierre del partido, con una acción muy similar a la apertura: esta vez, robó la pelota Mascherano, se la dio a Di María y éste tocó para que definiera Banega. Otra contra letal y victoria en el bolsillo. Foto: Télam

 

Bajo la lupa

ROMERO (6).- Una gran tapada a Jara en el primer tiempo, otras dos o tres buenas contenciones, seguridad para salir jugando con el pie y un error tremendo en el gol de Chile que no opaca su tarea.

MERCADO (6).- Bien en la marca, criterioso en las salidas, algunas proyecciones. Definitivamente, es un jugador que a la selección le rinde.

OTAMENDI (5).- No desentonó pero tampoco estuvo a la altura de sus mejores partidos. Complicado cuando tuvo que salir unos metros arriba para cortar.

FUNES MORI (6).- Algunos problemas en la salida con pelota al pie, pero muy fuerte en lo otro. De arriba, bien.

ROJO (6).- Ha recuperado nivel. Después del Mundial no venía mostrando lo mismo, pero se nota que ha crecido. Como Alexis Sánchez metía muchas diagonales, quedó con la raya liberada.

AUGUSTO FERNÁNDEZ (6).- Bien en lo que el equipo necesitaba de él. Aplicado en la posición, con mucha fuerza para darle una mano en la marca a Mascherano y para desdoblarse en ataque.

MASCHERANO (6).- Si bien se ha acostumbrado a jugar atrás, cuando va al medio y con la camiseta de la selección, cambia de inmediato el chip y se muestra claro y preciso para marcar el momento y el lugar en el que se debe apretar.

GAITÁN (6).- Despliegue, compromiso y juego. Le escapó a la presión de jugar en el lugar de Messi y no desentonó para nada.

BANEGA (7).- Muy buen partido, sobre todo en el segundo tiempo. Parece más lento que todos pero es muy rápido para elegir la jugada y el hombre indicado a quien habilitar. Hizo un gol y participó activamente en el otro, robando la pelota y habilitando a Di María.

DI MARÍA (8).- Fue determinante en el resultado del partido: marcó el primer tanto, dio el pase-gol en el segundo y además fue una pesadilla para Isla durante todo el encuentro. Gran partido y figura.

HIGUAÍN (5).- Estuvo a contramano, muchas veces, de sus propios compañeros. Él quería una cosa pero ellos hacían otra. Casi abre el marcador en el primer tiempo con un buen anticipo que terminó en córner.

AGÜERO (5).- No participó demasiado. Entró en un momento en el que el partido ya estaba definido en el resultado y Argentina parecía tener otras prioridades.

LAMELA.- Hizo dos o tres cosas interesantes. Martino lo tenía en la mira para ser titular pero no lo convenció en otras chances que le dio. Pudo marcar un gol.

KRANEVITTER.- Entró en la parte final del partido, ya con todo definido.

missing image file
D2_c_3415317.jpg

La foto del día / Messi, sin jugar

Terminó el partido con Chile, y la gran figura del fútbol mundial y capitán argentino se retira tal como llegó: con el buzo de entrenamiento y la pechera de los suplentes. “La Pulga” no se recuperó totalmente de su lesión y se perdió el debut copero. El triunfo del equipo sin él ante el exigente rival es un plus que fortalece a todo el grupo. Foto: EFE



tapa
Opinión
por Por Mar�a Teresa Rearte
por Por Juan Pablo Bustos Thames
llegan cartas
por LIC. ENRIQUE ALBERTO RABE ANA MAR�A CECCHINI DE DALLO
Suplementos
Deportes
Arrancamos con el pie derecho... Y con el zurdo de Di Mar�a, la figura
por Enrique Cruz (h) (Enviado Especial a Santa Clara, EE.UU.)
Escenarios & Sociedad
31� FIESTA NACIONAL DEL TEATRO
por Roberto Schneider
Necrológicas Anteriores