Edición del Jueves 16 de junio de 2016

Edición completa del día

Por pantallas gigantes, unos 15 mil chicos juraron lealtad a la Bandera - Edición Impresa - Educación Educación

Acto en los cinco nodos mediante transmisión satelital

Por pantallas gigantes, unos 15 mil chicos juraron lealtad a la Bandera

19_B_IMG_9851.jpg

Multitud. En la plaza 25 de Mayo, más 3 mil alumnos agitaron sus pañuelos albicelestes y prometieron su lealtad a la Bandera argentina.

Foto: Mauricio Garín

 

De la Redacción de El Litoral

educacion@ellitoral.com

Gracias a las nuevas tecnologías, unos 15 mil alumnos de los cinco nodos de la provincia prometieron al unísono lealtad a la bandera. En la ciudad, la convocatoria fue en la plaza 25 de Mayo, donde hubo más de 3 mil chicos de escuelas primarias comunes y para adultos, y de 9 y 10 años de escuelas especiales.

Pero el acto central tuvo su epicentro en el Monumento a la Bandera, en Rosario. Desde allí la transmisión satelital se disparó hacia los cinco puntos de la bota donde estaban previstos los actos: el gobernador Miguel Lifschitz encabezó la ceremonia secundado por la ministra de Educación Claudia Balagué y la intendenta rosarina Mónica Fein. La voz elegida para interpretar el Himno Nacional fue la de la folclorista Soledad Pastorutti.

En la plaza local y delante de una pantalla gigante que transmitía el acto de Rosario, la multitud entonó fervorosamente el canto patrio. Ese espacio público se había teñido del blanco y celeste de banderas, pañuelos y escarapelas. Lifschitz recordó la “figura enorme” de Manuel Belgrano. “Fue uno de los hombres más importantes de nuestra historia”, dijo, luego de hacer un breve racconto histórico sobre su obra política.

Pero los protagonistas también fueron los alumnos. “Es un honor para mí ser abanderada. Nos da el orgullo de ser argentinos”, dijo a El Litoral Zoe Hernández, del 7º grado de la Escuela Alberto Monti. El primer escolta Luther Sales, demostró que estudió historia: “La bandera nacional es lo que más nos representa como sociedad. Belgrano la izó en Rosario por primera vez, junto con unos granaderos. Antes no tenía el sol porque era un símbolo de guerra, pero después el febo quedó institucionalizado”, contó.

Conmovió el testimonio de un alumno de 61 años, abanderado de la primaria para adultos Soldado Argentino Nº 2425. “Me falta un año para terminar la educación primaria. Lo voy a lograr”, enfatizó el hombre nacido en Tostado y radicado desde hace años en Santa Fe.

“Me gusta estar con todos mis compañeros. Es un honor para mí portar la bandera. Adoro a mi maestra. Uno está estudiando y se esfuerza, y ojalá que vean todas las autoridades”, resaltó. “La Bandera es una cosa muy sagrada”, agregó el primer escolta, Marcelo Parma, de 48 años. Y regaló una escarapela hecha con retazos pintados de botellas plásticas.



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Jueves 16 de junio de 2016
tapa
Necrológicas Anteriores