Edición del Jueves 16 de junio de 2016

Edición completa del día

La importancia de pensar como región - Edición Impresa - Opinión Opinión

editorial

  • Impulsan un estudio de prefactibilidad con la idea de construir un aeropuerto común para Santa Fe y Paraná.

La importancia de pensar como región

Dos ciudades, un río y una larga historia de realidades que en otro tiempo convergieron y desde hace años han tomado un rumbo divergente. Así podría sintetizarse en pocas palabras un vínculo que se fue vaciando con el paso de las décadas entre las ciudades de Santa Fe y Paraná, dos capitales de provincias ubicadas a tan sólo 30 kilómetros, una distancia que podría ser incluso menor si existiera la infraestructura adecuada.

Hasta la construcción del Túnel Subfluvial Uranga - Sylvestre Begnis -que se inició en 1961 y concluyó en 1969-, las características geográficas de la región y la inmensidad del río Paraná hacían muy difícil cualquier intento por vincular ambas ciudades, más allá de las lanchas y las balsas que trajinaban el río de ida y vuelta.

Con esta maravilla de ingeniería ubicada bajo el lecho del río -a 32 metros de profundidad en su parte más profunda- la situación estructural cambió. Sin embargo, tantas décadas de historias inconexas continúan representando un duro escollo para los deseos de acercamiento que se vienen manifestando en los últimos años.

Ahora, los municipios de ambas ciudades comenzaron a trabajar en este sentido desde diversas ópticas. Quizá el primer acercamiento fue posible gracias a las perspectivas de explotación conjunta del turismo regional. Por quinto año consecutivo, los intendentes de Santa Fe y Paraná participaron recientemente del lanzamiento del programa Dos Ciudades, Un Destino, de cara a las próximas vacaciones de invierno.

José Corral y Sergio Varisco hicieron hincapié en que ambas urbes conforman un aglomerado metropolitano donde vive aproximadamente un millón de personas. Y si las dos ciudades logran avanzar juntas, sin duda estarán en condiciones de multiplicar sus potencialidades. Al esfuerzo estatal, se suma la decisión de los sectores privados, en los que se percibe con claridad que éste es el camino correcto.

En este contexto -y mientras la ciudad de Santa Fe sufre las consecuencias de la falta de vuelos en el aeropuerto de Sauce Viejo- también se produjeron conversaciones tendientes a evaluar la posibilidad de construir una aeroestación común para ambos conglomerados.

El tema ya fue planteado al ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, durante su reciente visita a Santa Fe. Y la semana próxima, se presentará la propuesta al Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos (Orsna) para solicitar que se realice un estudio de prefactibilidad que determine o descarte la viabilidad de un nuevo aeropuerto conjunto.

Corral explicó que la zona de la hipotética ubicación es muy amplia y deberá ser analizada por especialistas. Pero ya se piensa en las adyacencias de la Ruta 168, entre Colastiné Sur y la cabecera oeste del Túnel Subfluvial. Se trata de una zona con evidentes dificultades propias de una isla de baja cota y persistentes brumas en otoño e invierno. Sin embargo, el intendente santafesino se muestra optimista acerca de una obra que revestiría un fuerte valor estratégico.

Mientras se avanza con los estudios de prefactibilidad de este proyecto, existen otros inconvenientes que deben ser resueltos de manera impostergable. Entre ellos, y sólo a modo de ejemplo, el deficiente servicio de colectivos que une Santa Fe y Paraná. Una deuda pendiente que tiene a maltraer a miles de personas que, a diario, deben realizar este viaje entre ambas ciudades.

Ambas urbes conforman un conglomerado metropolitano donde vive aproximadamente un millón de personas.



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Jueves 16 de junio de 2016
tapa
Necrológicas Anteriores