Edición del Sábado 30 de julio de 2016

Edición completa del día

Las mujeres ganan la partida en Juego de Tronos - Edición Impresa - Revista Nosotros Nosotros

Las mujeres ganan la partida en Juego de Tronos

Las mujeres ganan la  partida en Juego de Tronos

La lucha por el Trono de Hierro ha ido acompañada del empoderamiento de los personajes femeninos de Juego de Tronos. La nominación de tres actrices de la serie televisiva a los premios Emmy es un reconocimiento a la fuerza de las mujeres de la saga creada por George R.R. Martin. He aquí un perfil de las protagonsitas más relevantes.

Textos. Revista Nosotros. Fuente. EFE Reportajes.

 

La fuerza de los personajes femeninos que se interpretan en Juego de Tronos ha contribuido a que Emilia Clarke (29), Maisie Williams (19) y Lena Headey (42) hayan sido nominadas este año al premio Emmy como Mejor Actriz de Reparto en serie dramática.

La candidatura se les ha concedido por dar vida a tres de las mujeres más importantes de la trama de la serie Juegos de Tronos. Supone un reconocimiento a una interpretación coral, que ya fue distinguida en la pasada edición de los Emmy con el galardón para Lena Headey (Cersei Lannister) y el premio a la Mejor Actriz Invitada para Diana Rigg (Olenna Tyrell en la serie).

Emilia Clarke interpreta a Daenerys Targaryen, aspirante desde el comienzo de la saga a recuperar para su dinastía el Trono de Hierro, controlado por Cersei Lannister, que pertenece a la familia más influyente de los Siete Reinos, y a la que da vida la actriz Lena Headey. Maisie Williams es Arya Stark, la hija pequeña de Ned Stark, señor de Invernalia, y hermana de Sansa Stark.

Juego de Tronos, Mejor Drama en la última entrega de los premios televisivos, ha obtenido en esta ocasión 23 candidaturas, entre las que no figura, sin embargo, la de la actriz Sophie Turner, que interpreta a Sansa Stark, que en la sexta temporada de la serie se ha consolidado como una de las figuras más importantes de Poniente.

La evolución de Sansa y su hermana Arya Stark, así como las de Daenerys Targaryen y Cersei Lannister marcan el destino de los Siete Reinos.

Presentamos algunas de las claves para entender el papel que juegan las cuatro mujeres más representativas de Poniente.

FUEGO Y SANGRE CONTRA EL RUGIDO DEL LEÓN

Con la certeza de que “el fuego no puede matar a un dragón”, Daenerys Targaryen no ha dudado en emplear las llamas y a sus dragones para acabar con sus enemigos en las Ciudades Libres de Essos, liberar a los esclavos y conseguir la veneración de los dothraki y la lealtad del ejército de los Inmaculados.

Daenerys Targaryen se ha convertido de esa forma en la mujer más poderosa en la lucha por sentarse en el trono de los Siete Reinos, que pretende recuperar para su dinastía.

Asustadiza, sensible y utilizada por su hermano, que concertó su matrimonio con Khal Drogo para conseguir un ejército y reinar en Poniente, Daenerys, también conocida como Khaleesi, rompió pronto con el papel de muchacha frágil y manipulable, valorada sólo por su belleza y el apellido Targaryen, demostrando ser una mujer inteligente, fiera, valiente y libre para elegir su propio destino.

En el exilio desde su nacimiento como última superviviente de la Casa Targaryen, la “madre de dragones” está cada vez más cerca de regresar a Desembarco del Rey, travesía en la que cuenta con la ayuda de otras tres mujeres de carácter imprescindibles en el destino de Poniente: Olenna Tyrell (Diana Rigg), Yara Greyjoy y Ellaria Arena (en representación de Dorne, hogar de los Martell).

La venerada Khaleesi tiene su contrapartida en Cersei Lannister, la mayor de los tres herederos de la Casa más influyente de Poniente, una mujer odiada por casi todos y que pasa por ser la más manipuladora, ambiciosa y retorcida de los Siete Reinos, capaz de cualquier cosa para conseguir su objetivo, consciente de que “cuando juegas el juego de tronos, sólo se puede ganar o morir”.

Siempre cerca del Trono de Hierro, como reina consorte, reina regente o reina madre, Cersei ha hecho sonar con fuerza su rugido y, como buena Lannister, ha pagado sus deudas y ha culminado su venganza contra quienes la humillaron con aquel camino de la vergüenza con el pagó por sus pecados (su ambición y la relación incestuosa con su hermano Jaime, padre de sus tres hijos), que lejos de acabar con ella, la ha hecho renacer.

El rey loco, Aerys II Targaryen, al que Jaime Lannister mató porque los quería “quemar a todos”, tendría una digna sucesora tanto en su hija Daenerys como en Cersei Lannister, marcada desde niña por una profecía según la cual no sólo perderá a sus tres hijos, sino que será asesinada por el pequeño de sus hermanos, razón por la que odia a Tyrion Lannister.

Detrás de la sonrisa perversa de Cersei y su inseparable copa de vino, se esconde una mujer que, consciente del destino que la espera, sólo ama a sus hijos y a sí misma, y que no soporta vivir en una sociedad machista que la encorseta y que por el hecho de ser mujer no le deja alcanzar el poder que ella cree que le corresponde.

LAS HERMANAS STARK: DOS CARAS DE LA MISMA MONEDA

Lo único que tenían en común las hermanas Sansa y Arya Stark es que crecieron en Invernalia bajo la amenaza de que “se acerca el invierno”, pero ahora que el lema de la Casa Stark se ha hecho realidad y después de la larga lista de pérdidas y abusos sufridos, ambas están más cerca de lo que nunca estuvieron. Aunque sus caminos no han vuelto a cruzarse desde el principio de la serie, las dos han perdido la inocencia.

Independiente, noble e ingeniosa, la pequeña Arya destaca por su fuerte carácter y creer que puede forjar su propio destino. Arya Stark rechaza la idea de casarse por influencia y poder, y aborrece las aficiones consideradas femeninas como el bordado, la música o el canto que caracterizan la educación recibida por una futura lady.

Su afición por la caballería, la lucha y las espadas le será muy útil en el largo camino para reencontrarse con su familia, en el que la noble Arya hace suyo el lema “Valar Morghulis” (“Todos los hombres deben morir”) con la lista de todas las personas a las que quiere ver muertas, y que una vez vengada la Boda Roja, está más cerca de completar.

Tras convertirse en asesina tras su convivencia con Sandor Clegane, “El Perro”, y su estancia en el templo de los Hombres sin Rostro, Arya no ha olvidado que es una Stark, como tampoco lo ha hecho Sansa, a pesar de los matrimonios de conveniencia a los que se ha visto forzada, primero con un Lannister (Tyrion) y después con un Bolton (Ramsay), familias responsables de la muerte de sus padres y su hermano Robb.

La niña preocupada únicamente por ser la princesa perfecta, cambia radicalmente tras pasar por Desembarco del Rey, y tras entrar en contacto con Petyr Baelish, “Meñique”, comprende en qué consiste el “juego de tronos”. Con la inteligencia y la firmeza heredadas de su madre, Catelyn Stark, Sansa comienza su partida y de paso su venganza, empezando por el sádico Ramsay Bolton.

OTRAS MUJERES CLAVE EN LOS SIETE REINOS

La misteriosa Melisandre ha marcado los acontecimientos de los Siete Reinos con la advertencia de que “la noche es oscura y alberga horrores”, igual que lo ha hecho Olenna Tyrell, la reina de las espinas, conspirando para llevar al trono a su nieta, Margaery Tyrell, y luego protegerla de los Lannister, contra quienes la mueve una animadversión compartida desde Dorne por Ellaria Martell.

Brienne de Tarth, con sus habilidades con la espada y en las lides de la caballería, rompe todos los estereotipos femeninos, al igual que lo han hecho la pequeña Lady Lyanna Mormont, una niña que demuestra más valentía y capacidad estratégica que los señores del resto de las familias leales a los Stark, o Yara Greyjoy, que aspira a hacerse con el trono de las Islas del Hierro y rompe todos los roles de género al ser capitana de su propio barco y liderar a hombres en la batalla.

La exitosa serie Juego de Tronos, que fue tildada de misógina por el exceso de desnudos femeninos y los abusos a los que se han visto sometidas algunas de sus protagonistas -las violaciones sufridas por Cersei y Sansa han sido los más polémicos-, ha otorgado un papel principal a las mujeres en un mundo, el de la guerra, hasta ahora reservado a los personajes masculinos. El juego de tronos no es sólo cosa de hombres.

game-of-thrones-season6-ep-7-02.JPG

La exitosa serie Juego de Tronos ha otorgado un papel principal a las mujeres en un mundo, el de la guerra, hasta ahora reservado a los personajes masculinos.

06_MAISIE-WILLIAMS-10626.JPG


Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Sábado 30 de julio de 2016
tapa
Necrológicas Anteriores