Edición del Miércoles 03 de agosto de 2016

Edición completa del día

Una alegría inolvidable - Edición Impresa - Motores & Tendencias Motores & Tendencias

Canapino festejó junto a su ídolo Ortelli

Una alegría inolvidable

Ante 45 mil personas, el binomio de Agustín Canapino-Guillermo Ortelli (Chevrolet Cruze) ganó los 200 km del Súper TC2000 en el regreso de la categoría al mítico autódromo Oscar y Juan Gálvez de Buenos Aires, en el marco de la séptima fecha del campeonato. Matías Rossi-Gabriel Ponce de León (Toyota Corolla) y Christian Ledesma-Mauro Giallombardo (Renault Fluence GT) fueron sus escoltas.

2-0240.JPG
 

M&T / Prensa STC2000

motores@ellitoral.com

Foto: Gentileza Prensa STC2000

Luego de dos años, el “Coliseo Porteño” volvió a sentir la música inconfundible de los impulsores V8. La gente acompañó el espectáculo de manera notable y nada pudo parar el show del Súper TC2000 en Buenos Aires, pese a que las cuestiones climáticas no eran las mejores. Una vez más, la más tecnológica del Conosur hizo vibrar a los amantes del automovilismo en uno de los trazados más importante del país.

Desde muy temprano los equipos trabajaron para optimizar no sólo el rendimiento de sus unidades, sino para decidir la estrategia que iba a llevar a cabo cada una de las escuderías a la hora de decidir quién iba a ser el piloto que debía largar y quien el que iba a comandar la competencia en la parte final.

Tras la clasificación disputada el sábado, la grilla de los 200 km mostró en la vanguardia al binomio conformado por José Manuel Urcera y Valdeno Brito. En segundo lugar se ubicó la dupla Agustín Canapino-Guillermo Ortelli. Damián Fineschi-Galid Osman partieron desde la tercera ubicación, mientras que Pernía-Santero lo hacían desde la cuarta colocación.

Minutos antes del comienzo, las escuderías entregaron a la CDA del ACA la información sobre los pilotos que iban a largar. Una vez develada esa incógnita, llegó la hora de la verdad, con el “top five” de la grilla compuesto por: 1º Brito, 2º Ortelli, 3º Osman, 4º Pernía y 5º Werner.

La luz paso a verde, movió mejor Ortelli y le ganó la pulseada en los primeros metros, pero el brasileño con su Fiat Línea lo emparejó y recuperó el liderazgo del pelotón. Detrás se encolumnaban Fineschi, Pernia, Werner, Di Palma, Chapur, Ponce de León y Zonta.

La lluvia se hizo presente y era el condimento que le faltaba a la “carrera del año”: la mayoría de los pilotos ingresaron a la zona de boxes a realizar el cambio de neumáticos en la cuarta vuelta. Cumplida la séptima vuelta, la totalidad de los protagonistas habían realizado el cambio de compuesto, siendo los líderes de la competencia el binomio de Pernía-Santero. Segundo se ubicaban Rossi-Ponce y terceros Morgenstern-Rissatti. Unos metros después, Ponce superó a Pernía y se adueñó de la vanguardia. El “Trueno de Tandil” también fue superado por Morgenstern, perdiendo dos ubicaciones en menos de una vuelta.

Con el correr de los minutos, la lluvia se hacía cada vez más intensa y la visibilidad era cada vez menor. Ponce de León se mantenía como líder y su nuevo escolta era Ortelli, que lograba dar cuenta de Morgenstern en la vuelta 17. Cada vez faltaba menos para el giro 25, instancia en la cual comenzaba la ventana para realizar el cambio de piloto.

Dos vueltas más tarde, Ortelli le ganaba el duelo a Ponce y dejaba al Chevrolet Cruze en la cima del clasificador. Tercero se mantenía Morgenstern y cuarto Facundo Chapur, quienes dos giros más tarde se despistaron y perdieron varias posiciones. Gracias a este inconveniente, el nuevo escolta de la competencia era Ledesma, quien había largado en el puesto 23. Esto desembocó en el ingreso del Auto de Seguridad.

La velocidad se reanudó en la vuelta 31 y comenzaba una nueva carrera. Canapino movió muy bien y mantuvo el liderazgo que le dejó Ortelli, su compañero de binomio. Giallombardo, con el Renault Fluence de Christian Ledesma, era su escolta. El tercer lugar estaba en manos de la joven dupla Manuel Mallo- Diego Azar.

El reloj se fue consumiendo y no hubo tiempo para más. Nadie logró batir al Chevrolet Cruze Nº 5 de Agustín Canapino, quien consiguió la primera victoria de la marca del “moño” en la temporada. La carrera más importante del año finalizó por tiempo, debido a los inconvenientes climáticos, y la dupla Agustín Canapino-Guillermo Ortelli abrazó la gloria en Buenos Aires, ganando ambos por primera vez en su trayectoria los 200 km de Buenos Aires. Una victoria inolvidable para el “Titán” de Arrecifes, quien pudo darse el lujo de ganar una carrera en el mítico trazado porteño junto a su ídolo.

Giallombardo y Rossi brindaron un buen espectáculo en los últimos instantes de la competencia. Esta batalla la ganó “Misil” de Toyota y se adueñó del segundo lugar, ubicación que festejó junto a Gabriel Ponce de León, su compañero de butaca. La “Rana”, quien manejó el Renault Fluence de Christian Ledesma, debió conformarse con la tercera posición.

Con este resultado, el Campeonato de pilotos es liderado por Agustín Canapino con 128. En segundo lugar se ubica Facundo Ardusso, con 120 unidades. Pernía (98), Rossi (85) y Fineschi (78) completan los primeros cinco lugares. La próxima fecha del campeonato Argentino y Sudamericano se disputará el 3 y 4 de septiembre en el “Callejero” de Santa Fe.



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Miércoles 03 de agosto de 2016
tapa
Necrológicas Anteriores

Descargá gratis la aplicación de EL LITORAL, ¿Desea Instalarla?