Edición del Domingo 31 de diciembre de 2017

Edición completa del día

Las bibliotecas populares van a recibir casi 9 mil pesos por mes - Edición Impresa - Área Metropolitana Área Metropolitana

El Concejo aprobó un Fondo Municipal de apoyo económico

Las bibliotecas populares van a recibir casi 9 mil pesos por mes

U9_A_FONDO BIBLIOTECAS CONCEJO.jpg

Un grupo de concejales se reunió con referentes de las bibliotecas populares de la ciudad. Con esta ordenanza “nos sentimos escuchados y representados”, dijo Alicia Pane, de la biblioteca Bartolomé Mitre. Foto: Gentileza Prensa Presidencia Concejo

 

Redacción El Litoral

area@ellitoral.com

Desde el 1º de enero, cuando comience a regir el nuevo valor de la Unidad Fija (UF) en 22,17 pesos, las bibliotecas populares de la ciudad que tengan sus registros en orden estarán en condiciones de empezar a percibir un monto de 8.868 pesos mensuales. Es que el Concejo, en la última sesión del año, aprobó mediante una ordenanza la creación de un Fondo Municipal para Bibliotecas Populares. Hace unos días, un grupo de concejales se reunió con representantes del Núcleo de Bibliotecas Populares para explicar los detallas de la norma (ver Relacionada).

Según el texto sancionado por el Deliberativo local, “los fondos tendrán una asignación mensual y serán equivalentes a 400 Unidades Fijas (UF) para cada una de la bibliotecas populares de la ciudad”. Desde el primer día de 2018, cada UF valdrá 22,17 pesos, y de la multiplicación de ese nuevo valor por la cantidad de UF’s surge ese fondo mensual de casi 9 mil pesos.

“Estos montos podrán ser destinados para cubrir los gastos de funcionamiento, desarrollo, mantenimiento estructural, compra de material de lectura, equipamiento o pago de haberes”, dice el despacho definitivo.

Las destinatarias “serán las bibliotecas populares que funcionen dentro del ejido municipal y estén debidamente inscriptas en la Red de Bibliotecas Populares Santafesinas —de acuerdo con la Ordenanza Nº 12.073— que depende de la Secretaría de Cultura del la Municipalidad local.

Las bibliotecas deberán contar con la constancia de inscripción en la Administración Federal de Ingresos Públicos, última memoria y balance anual certificado. Y además, aquellas que accedan al fondo creado deberán rendir cuentas sobre el destino y uso de los fondos percibidos. Estas rendiciones deberán presentarse antes del 31 de marzo del año fiscal siguiente en la Secretaría de Cultura.

La ordenanza sancionada entiende a las bibliotecas populares como “aquellas asociaciones civiles autónomas creadas por la iniciativa de un grupo de vecinos de una comunidad, que ofrecen servicios y espacios de consulta, expresión y desarrollo de actividades culturales, de la lectura y de extensión bibliotecaria en forma amplia, libre y pluralista”.

La norma fue impulsada por los ediles Franco Ponce de León (FPCyS), Marcela Aeberhard (PJ) y el ahora ex concejal Juan José Saleme (PJ). “Somos conocedores de la importancia de la labor que vienen desarrollando las bibliotecas populares en nuestra ciudad y su relación con los ciudadanos santafesinos”, declaró Ponce de León.

A pesar de los fondos que perciben de las Comisiones Nacional y Provincial Protectoras de Bibliotecas Populares y de los recursos que generan o por los aportes societarios, “se les hace muy dificultoso mantener abiertas sus puertas, en condiciones edilicias adecuadas y con personal capacitado”.

Por eso, “desde el Concejo consideramos que era necesario crear una nueva herramienta financiera que sirva para solventar los gastos y darles una previsión presupuestaria para que puedan desarrollar con certidumbre la gran tarea educativa y social que realizan”, agregó el edil frentista. Con la aprobación de esta normativa la ciudad capital se suma a otras ciudades que cuentan con una iniciativa similar, como por ejemplo Rosario.

Para la edil justicialista Marcela Aeberhard, la ordenanza “garantiza la existencia de las bibliotecas y los espacios comunitarios que tanto hacen por la sociedad. La aprobación viene a saldar una deuda histórica para este sector, pues sólo faltaba el acompañamiento del Estado municipal dado los aportes que hacen el gobierno nacional, provincial y los vecinos. Las bibliotecas populares tienen una función y un rol social trascendental”, cerró.

“Años de lucha”

Esta semana, los ediles Franco Ponce de León, Leandro González, Sergio Basile (FPCyS), Marcela Aeberhard (PJ) y Luciana Ceresola (PRO-Cambiemos) recibieron a referentes del Núcleo de Bibliotecas Populares de la ciudad.

Estuvieron presentes Rosa Sánchez (Biblioteca Popular Osvaldo Bayer), Daniel Caporeli (Émile Zola), Alicia Pane y Cristina Scharpen (Bartolomé Mitre), Eduardo Migue y León Liponezki (Mateo Booz), Leandro Cabral (Amílcar Renna) y Alicia Ponce de León (Biblioteca Popular Mariano Moreno).

Para Alicia Pane, la ordenanza llegó “luego de años de lucha. Nos sentimos escuchados y representados. Es una ayuda que nos da tranquilidad para seguir trabajando. Existe mucho esfuerzo, amor a la profesión y hacia las bibliotecas; esto es muy significativo”.

Según Eduardo Migue, contar con este acompañamiento económico desde el municipio “nos permite seguir subsistiendo. Es muy difícil y a veces imposible sostener y mantener a las bibliotecas solamente con la cuota de los socios. Este viernes la biblioteca Mateo Booz cumple 75 años de existencia y éste es un regalo”, agradeció.



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Domingo 31 de diciembre de 2017
tapa
Necrológicas Anteriores

Descargá gratis la aplicación de EL LITORAL, ¿Desea Instalarla?