Edición del Jueves 14 de junio de 2018

Edición completa del día

Sonda lunar china descenderá en el lado oscuro de la Luna - Edición Impresa - Información General Información General

A final del 2018

Sonda lunar china descenderá en el lado oscuro de la Luna

El satélite de retransmisión para la sonda lunar Chang’e-4, que descenderá de manera controlada en el lado oscuro de la Luna al final de este año, ha entrado en la órbita planeada, anunció la Administración Nacional del Espacio de China.

29-1-76253.jpg

El satélite natural será conocido un poco más gracias a la investigación desplegada desde China.

Foto: Agencia Xinhua

 

Redacción de El Litoral

redaccion@ellitoral.com

Xinhua

El satélite, llamado Queqiao, o Puente de las Urracas, fue lanzado el 21 de mayo y entró en la órbita de halo alrededor del segundo punto de Lagrange (L2) del sistema Tierra-Luna, a unos 65.000 kilómetros de la Luna, a las 11:06 del jueves (hora de Beijing), tras más de 20 días de viaje.

“Se trata del primer satélite de comunicación a nivel mundial que opera en esa órbita, y allanará el camino para la Chang’e-4, que se convertirá en la primera sonda del mundo en posarse de forma controlada y circular por el lado oscuro de la Luna”, dijo el presidente de la Academia de Tecnología Espacial de China (CAST, por sus siglas en inglés), Zhang Hongtai.

El concepto de la órbita de halo alrededor del punto L2 del sistema Tierra-Luna fue avanzado por expertos espaciales internacionales en la década de los 50.

Mientras que está en órbita, el satélite de retransmisión puede ver tanto la Tierra como la cara oculta de la Luna. El artefacto puede permanecer en la órbita de halo durante largo tiempo debido al relativo bajo consumo de combustible, ya que las gravedades de la Tierra y de la Luna equilibran su movimiento orbital.

“Desde la Tierra, la órbita se asemeja a un halo de la Luna, circunstancia por la que fue nombrada de esta manera”, explicó Zhang Lihua, jefe de proyecto del satélite de retransmisión.

Zhang indicó que la órbita de halo era una curva irregular de tres dimensiones. Es extremadamente difícil y complejo mantener el satélite en órbita, aseguró.

“Si hay alguna pequeña alteración, por ejemplo una perturbación gravitacional ocasionada por otros planetas o por el Sol, el satélite se saldrá de la órbita. El periodo de órbita es de cerca de 14 días. Según nuestro plan actual, realizaremos un mantenimiento de órbita cada siete días”, apuntó Zhang.

“Queqiao es como un niño corriendo alocado en órbita. Si nuestro equipo comete incluso la más mínima negligencia, el satélite se perderá para siempre”, aseguró Guan Bin, uno de los diseñadores del sistema de control del aparato.

“Es un nuevo tipo de órbita, no tenemos ninguna experiencia. Hemos realizado numerosas simulaciones para asegurarnos de que el diseño es viable y confiable”, resaltó Zhang.

Con el objetivo de establecer el enlace de comunicaciones entre la Tierra y la sonda Change’e-4, los astrofísicos deben mantener el satélite estable y controlar su altitud, ángulo y velocidad con alta precisión.

Lo siguiente para el equipo será probar la función de comunicación del satélite.

Con un peso cercano a los 400 kilos y una vida útil diseñada de tres años, el ingenio cuenta con varias antenas. Una de ellas, con forma de sombrilla y un diámetro de 4,2 metros, es la antena de comunicaciones más grande jamás usada en la exploración del espacio profundo, aseguró Chen Lan, ingeniero subjefe de la sucursal de Xi’an de la CAST.



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Jueves 14 de junio de 2018
tapa
Necrológicas Anteriores