Edición del Martes 11 de setiembre de 2018

Edición completa del día

“Hay que ocuparse ya del futuro del trabajo” - Política | Economía Política

CARLOS RODRÍGUEZ

“Hay que ocuparse ya del futuro del trabajo”

El ex ministro de Trabajo santafesino durante la gestión de Hermes Binner hizo hincapié en la importancia “supina” de la educación para afrontar la cuarta revolución industrial, que tiene a la inteligencia artificial como principal reto.

4-IMG_8017.jpg

El rol de los sindicatos frente a los nuevos desafíos laborales fue uno de los ejes de la presentación del experto.

Foto: Pablo Aguirre

 

Nancy Balza

nbalza@ellitoral.com

Una foto icónica eligió Carlos Rodríguez, médico, ex ministro de Trabajo de la provincia entre 2007 y 2011, experto en seguridad y salud laboral, y por años consultor de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), para iniciar su conferencia en el auditorio de la Asociación de Trabajadores del Estado, a fines de agosto. Es la imagen de obreros de la construcción en un momento de descanso, sobre el primer edificio de gran porte que se erigió en Estados Unidos en los años ‘30. Una foto que inspira vértigo porque el edificio en cuestión tiene 30 pisos y los obreros parecían suspendidos en lo más alto de la torre, y que permitió explicar cómo entendíamos hasta ayer el mundo laboral.

La siguiente imagen también produjo vértigo, aunque de otra naturaleza: combinaba obreros con robots y sirvió de disparador del tema escogido para la charla: “El futuro del trabajo”.

Es que para Rodríguez, “darse la mano con un robot parece de ciencia ficción pero no será nada raro”, sobre todo por la velocidad con que se está desarrollando esta cuarta revolución industrial, donde ya “no se trata de innovar un solo producto, sino que cambian los sistemas enteros”.

Rodríguez se alimentó de ciencia ficción con los textos que publicaban Isaac Asimov y Philip K. Dick en la revista Más Allá y que leía con voracidad en sus años mozos. Y se sabe que sigue algún episodio de “Black Mirror”. Pero ese día de agosto, en ATE, convocó al “realismo” (antes que al pesimismo), para comenzar a ocuparse “ya” de un tema que llegó para quedarse.

Y a lo largo de su presentación, dejó varias ideas y frases como nuevos y futuros disparadores, todos posibles de convertirse en tema de otra conferencia. Como que “es reduccionista pensar en el futuro sólo en términos de puestos de trabajo, porque es necesario incluir relaciones laborales y sindicales”. O que “el futuro del trabajo dependerá del modelo económico que se tenga y hay países como el nuestro que tienen suficiente heterogeneidad como para que el mundo que nos espera incluya variantes no factibles en otros lugares”. Pero también que “lo más preocupante es la inteligencia artificial porque la robotización reemplaza el trabajo repetitivo pero la inteligencia artificial puede tener capacidad cognitiva y ésa es la clave del futuro”. O que “la flexibilidad y competitividad son las musas de la economía moderna”. Y que frente a las nuevas formas de trabajo y a un concepto que gana espacio en España como es la “uberización” del empleo, “la relación salarial y el derecho colectivo fueron los fundamentos del Derecho del Trabajo y defender el derecho a la negociación colectiva es una tarea cardinal de los sindicatos”. Ahí, mucho antes de concluir su presentación, llegaron los primeros aplausos. Al día siguiente, Rodríguez dialogó con El Litoral.

—En la conferencia que ofreció en el auditorio de ATE habló sobre el futuro del trabajo, un tema que veíamos lejano pero que está acá nomás.

—El futuro ya comenzó (risas).

—¿El futuro del trabajo está atado necesariamente a la tecnología?

—Sin ninguna duda, y estamos frente a una tecnología que avanza a pasos agigantados. Por ahora, estamos debatiendo sobre las cosas que tenemos y que estamos desarrollando pero ni hablemos de las que van a venir. En la conferencia, insistía mucho con que el tema clave es el de la inteligencia artificial. Ya el robot se ocupa de las tareas repetitivas e incluso en algunas actividades viene bien porque pueden evitar trabajos insalubres o peligrosos; por ejemplo, se usan para desarmar bombas. Pero la inteligencia artificial invade el trabajo cognitivo que hasta ahora solamente era propio de los hombres. Esto plantea un universo distinto y un porvenir del empleo, por lo menos, dudoso. Una de las cosas que veo es que no parece haber, a nivel nacional, una preocupación por el tema y si uno no se prepara... Por eso uno de los temas clave con el que insisto es la educación, porque seguimos educando para atrás.

DE LO PERSONAL A LO GLOBAL

En este punto, Rodríguez admite que la “post conferencia” fue interesante también porque se acercaron participantes, algunos de ellos docentes de escuelas técnicas, a hacerle comentarios y a plantearle que “tienen dudas sobre para qué educar a la gente, porque piensan que están formando para actividades que a lo mejor desaparecen”.

Allí, introduce una anécdota que se remonta a su pasado como jefe del servicio médico de Olivetti Argentina, “cuando era una hermosa planta en Buenos Aires, donde el personaje más importante era el matricero”. Tanto que “todo tornero quería que su hijo fuera matricero: más aún, el único gerente que no era profesional era el gerente de matricería”. Rodríguez recuerda el momento en que ingresó a la empresa una máquina de control numérico, “los viejos matriceros miraban absortos la máquina, con ella se había acabado una época”. “De eso estamos hablando: se están acabando épocas y no sabemos bien hacia dónde formar a quienes están estudiando ahora”.

Rodríguez reconoce que hay gente “más calificada para hablar de esto” pero mientras tanto recomienda trabajar “ya” en forma tripartita sobre este tema, buscar las industrias de punta que ya están evolucionando hacia este modelo, sentarse a conversar sobre qué es lo que necesitan y formar gente que tenga la calificación necesaria para ese empleo”.

—Todo indica que no hay salida, que hay que formarse en lo que va a requerir trabajo el día de mañana.

—Así es. Recién (fines de agosto) leía un artículo acerca de un ofrecimiento en Galicia para trabajadores municipales a domicilio; 11 mil se anotaron. El teletrabajo es otro de los hechos que está ya sobre la mesa y viene cada vez con más fuerza. Si se va a utilizar bien o mal es otra historia.

—La OIT está trabajando muy fuerte en este tema y en los nuevos empleos.

—Sí, y también en la economía verde. Pero creo que lo que más preocupa es la gente descalificada, inclusive en economías de sobrevida casi.

PRECURSOR

—Durante su gestión al frente del ministerio de Trabajo y Seguridad Social de la provincia fue el impulsor de los comités mixtos de seguridad e higiene.

—Por fin pude hacerlo acá porque a nivel nacional había hecho varios proyectos de ley a pedido de distintos ministros de Trabajo. Después trabajé con (Guillermo) Estevez Boero y con diputados que lo sucedieron, con proyectos que siguen estando en la Cámara y no hubo caso nunca. Es el único país de Latinoamérica que no tiene una ley que consagre este derecho. Y Santa Fe la tiene.

—¿Qué derecho consagra?

—El derecho a defender la salud en primera persona, para traducirlo en forma muy sencilla. Acá, de entrada, hubo muchas resistencias sobre todo del grupo empleador que hoy en día acepta que (con la aplicación de la ley) han reducido la accidentalidad, y se ha planteado una forma de diálogo distinto. Pero costó mucho y yo tenía mucha decisión; todo el gobierno la tenía. Hermes Binner estaba convencido de que esto debía hacerse, solamente hubo cuatro abstenciones y han crecido una enormidad. Tres años después, la provincia de Buenos Aires sacó una ley y lo hizo para el sector público, un 23 de diciembre de hace dos años. El sector privado se oponía para sacarla. Se sacó un decreto pero en la práctica nadie estimula a que se forme.

En Santa Fe sí funciona y en forma creciente. Además, se llevan estadísticas sobre el incremento por sectores y por actividad. Porque uno de los temas que impulsa la ley es la creación de registros de esos comités. Ahora, estoy haciendo un estudio sobre la participación a nivel mundial para un libro que publicaré a fin de año. Y me encuentro con que muchos países no tienen datos porque nunca hicieron esos registros. Acá sí lo previmos.

4-B-TRABAJO.jpg

Una imagen icónica que ilustra el mundo laboral y otra ¿posible? de ser capturada en un plazo no tan lejano operaron como disparadores de la conferencia sobre “El futuro del trabajo”.

Foto: El Litoral

  • La premisa es que los gobiernos y los referentes sociales pueden (y deben) actuar sobre lo que viene, en lugar de esperar pasivamente hasta ver que un determinado porcentaje de puestos de trabajo se haya perdido por la tecnificación”.

Guy Ryder

Director General de la OIT (de la presentación de Carlos Rodríguez en ATE).

HOMENAJE

En ocasión de los diez años de funcionamiento de los Comités Mixtos de Seguridad e Higiene, el próximo 27 de septiembre, Carlos Rodríguez volverá a Santa Fe para participar del homenaje organizado por la Legislatura santafesina a él y al ex gobernador Hermes Binner, a quien acompañó en su gestión como ministro de Trabajo.



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Martes 11 de setiembre de 2018
tapa
Todo el diario

Seguinos

Necrológicas Anteriores

Más noticias de Política

Recomendadas

Alertas por tormentas fuertes -  -
Primavera agobiante: casi 50°C de sensación térmica en la ciudad -  -
Área Metropolitana
Secuestran un cargamento de droga en Santa Fe -  -
Según Spahn, se firmará con Soldano "en los próximos días" -  -