Edición del Lunes 17 de diciembre de 2018

Edición completa del día

Comesaña campeón: “La oferta de Colón es oficial” - Edición Impresa - Deportes | Fixture | Resultados Deportes

Tiene que definir por estas horas qué hacer

Comesaña campeón: “La oferta de Colón es oficial”

El colombo-uruguayo le dio la segunda estrella al Junior de Barranquilla y el “Tiburón” lo quiere retener sí o sí. “Tengo que resolver en un par de días...”, dijo el DT.

Comesaña campeón: “La oferta de Colón es oficial”

El desahogo total. Junior de Barranquilla venía de perder una final increíble con el Atlético Paranaense en Curitiba, donde Jarlan Barrera (tiempo extra) y el experimentado Teo Gutiérrez (definición) tiraron sus penales a las nubes. Es por eso que en pocos días motivó al grupo y se quedó con la final en Medellín. Perdió 3-1 pero como había ganado 4-1 la ida, fue campeón de la Copa Águila.

Foto: Gentileza El Tiempo

 

Darío Pignata

dpignata@ellitoral.com

Algunas horas después de salir campeón en Colombia con su querido Junior de Barranquilla, el profesor Julio Avelino Comesaña atendió a Radio GOL 96.7 desde Medellín y explicó con algunas frases contundentes el momento que está viviendo, junto a sus seres queridos. Y, de paso, le habló a los hinchas sabaleros: “Lo de Colón es una propuesta oficial y es la que estoy analizando”.

Los minutos finales en Medellín fueron dramáticos. Es que el DIM se hizo realmente “Poderoso” en la montaña, se puso 3-1 arriba y quedó un gol de estirar la definición. Pero el Junior se la bancó en los minutos finales y festejó la octava estrella en el fútbol cafetero. Es la segunda de Julio Comesaña, que ya había dado la vuelta con el “Tiburón” en el año 1993.

—Son impresionantes las imágenes de los festejos en Barranquilla con el plantel y usted se quedó en Medellín. ¿Hay algún motivo especial?

—Es que nosotros preferimos un buen vinito con el cuerpo técnico (risas). En realidad, prefiero que festejen los jugadores y la gente; son ellos los verdaderos responsables. Nos quedamos acá en familia: vino mi hija de Estados Unidos y mi hijo de Uruguay. En un rato, volamos de Medellín para Barranquilla.

—Los medios colombianos hablan del mejor momento del Junior de Barranquilla en 94 años: finalista de la Sudamericana, campeón de Colombia y clasificado a la Copa Libertadores en un puñado de meses...

—La realidad es que jugamos diez finales, entre la Copa y el torneo local, sin descanso prácticamente. Ustedes vieron lo que pasó en Brasil con los famosos penales y ayer coronamos una final durísima, donde sabíamos lo que haría el DIM de local con su gente.

—Usted le pidió a la gente de Junior que festeje con calma y que no pase nada. ¿Le tenía miedo al desborde?

—Es que el Junior es todo en Barranquilla. Es el equipo del pueblo y hacía siete años que no ganaba una estrella, incluso con finales increíbles, como si hubiera una maldición. Le puedo asegurar que están adelantando el carnaval... miles de aficionados en las calles y una multitud siguiendo el partido en pantallas gigantes en el mismo estadio. Cuando pasan estos momentos de felicidad, sale gente de todos lados y uno se da cuenta lo que es el Junior en Barranquilla.

—Usted siempre dijo que le quedaba un compromiso por delante y ahora lo terminó de la mejor manera... ¿qué puede decir ahora de las ganas de Colón en contratarlo?

—Por un lado, ahora sí, debo reconocer que la de Colón es una propuesta oficial, como corresponde, y quedamos en seguir hablando por estas horas para tomar una decisión final.

—Se supone que Antonio Char y toda la dirigencia del Junior hará lo imposible para que se quede. Si el caimán se va para Barranquilla... imagino que le ofrecerán hasta ese mismo caimán...

—(se ríe antes de responder) La realidad, por estas horas, es que la única propuesta formal que estoy verdaderamente analizando es la de Colón. Mi contrato con Junior está terminado.

—Se habla -además- de una muy fuerte oferta de China y algo concreto de Emiratos Árabes Unidos: serían de dos clubes grandes. ¿Esto es así?

—Cuando me trasladaron esas inquietudes laborales, cosa que uno siempre agradece, tanto mi familia como yo dejamos en claro que no vemos por este momento irnos tan lejos de nuestros afectos.

—Usted tiene una hija que vive en Estados Unidos, otra hija en Barranquilla, y Alejandro radicado en Montevideo... No debe ser fácil juntar a la familia como lo hizo ahora.

—Mire, yo tomé la decisión para siempre de vivir en Barranquilla, entrene o no entrene al Junior. Cuando deje la profesión me voy a quedar a vivir en la costa de Colombia.

—¿Está casado con una argentina?

—Claro, conocí a mi señora Amanda cuando fui a la Argentina a jugar por Gimnasia y Esgrima de La Plata. Ella es un poco argentina, uruguaya y colombiana a la vez.

—Volviendo al tema Colón y esta posibilidad concreta: ¿qué impresión le causaron el presidente José Vignatti y el vicepresidente Patricio Fleming en esa charla en Curitiba?

—Mire, hablamos de igual a igual, el mismo idioma y con una claridad total porque somos gente grande. No estamos para cometer errores a esta altura de nuestras vidas, ni ellos como dirigentes de Colón ni yo como entrenador de fútbol.

—¿Cómo serían los pasos a seguir?

—Yo estoy volando ahora desde Medellín a Barranquilla y necesito poner la mente en blanco algunas horas. Sé del apuro en cuanto los tiempos de Colón, porque ya conozco que el plantel vuelve el 4 de enero y la Liga Argentina arranca el 27. Tengo bien en claro que hay que trabajar y mucho en Colón, no hay tiempo que perder.

—Me dijo Alejandro que a los 70 años entrena y va al gimnasio todos los días. Y que parece de 60...

—Bueno lo dice mi hijo... Me siento con muchas ganas y es un desafío muy importante poder dirigir en el fútbol argentino a Colón

—La última y lo dejo descansar: ¿qué sorteo de la Conmebol piensa mirar esta noche por TV? Está el de la Sudamericana, con Colón clasificado; y el de la Libertadores, con Junior clasificado...

—¡Qué pregunta! No la verdad que para esta noche planeo una cena, tranquilo con la familia... los tengo a los tres hijos juntos y no es algo que se pueda dar todos los días. Es lo que vale, lo que importa. Todo lo otro, dinero y gloria, va y viene.

D33-WHATSAPP IMAGE 2018-12-17 AT 9.jpg

“Mi papá campeón”. El momento de alegría y felicidad en una selfie familiar: Alejandro Comesaña -quien hizo de interlocutor con Vignatti y Fleming en Curitiba- junto a su padre Julio en el estadio Atanasio Girardot de Medellín con la medalla de campeón colgada. Si se avanza por teléfono, no se descarta que el hijo del entrenador aparezca miércoles o jueves por Santa Fe.

Foto: Twitter Alejandro Comesaña

Vignatti y Darrás

El presidente José Néstor Vignatti citó a los medios de prensa para este viernes 21, a las 19, en el Hotel de Campo Colón para hacer un balance y brindar datos antes de la asamblea de socios del día 28. A su vez, el vicepresidente Horacio Darrás viajó hacia Asunción del Paraguay y esta noche participará del sorteo de la Copa Sudamericana 2019.

No habría que descartar, si se avanza telefónicamente en los detalles finales, que el hijo del entrenador Comesaña llegue miércoles o jueves a Santa Fe para cerrar el contrato.

Sus colaboradores

Los dos principales asistentes de Julio Comesaña en el Junior de Colombia son Luis Grau como ayudante de campo y el profesor Jorge Franco en la parte física.

“Luis es barranquillero y logró con mi padre en el Junior la anterior estrella, la del año 1993. Es un símbolo en el club”, comenta Alejandro Comesaña en charla con El Litoral.

En el caso de Jorge Franco, PF uruguayo, su trayectoria es muy rica en el recorrido de clubes y con fuerte presencia en la Selección Uruguaya con distintos cuerpos técnicos (campeón en Malasia con la Juvenil y vicecampeón de América).

Pasaron 2.552 días desde el último título conseguido por el Junior de Barranquilla: fue el 21 de diciembre de 2011. Otra vez, Julio Comesaña rompió el maleficio.



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Lunes 17 de diciembre de 2018
tapa
Necrológicas Anteriores