Edición del Domingo 07 de julio de 2019

Edición completa del día

“Otra vez sopa”, pero esta vez quisieron y no pudieron - Deportes | Fixture | Resultados Deportes

Un desastroso arbitraje y un VAR que sospechosamente ahora sí funcionó

“Otra vez sopa”, pero esta vez quisieron y no pudieron

El paraguayo Díaz de Vivar tuvo una actuación lamentable, no supo dominar un partido caliente y echó mal a Messi. Después, el VAR que no nos dio dos penales claros contra Brasil, ahora le otorgó uno a Chile. Con todo en contra pero jugando bien, Argentina se quedó con el tercer puesto. Messi se quedó en el vestuario y no fue a la premiación, emitiendo durísimas declaraciones. Una Copa llena de “manchas” y en contra de Argentina.

missing image file

Agüero abre la cuenta. Viveza entre el Kun y Messi, que toca rápido para la corrida del delantero, quien define de gran manera ante el arquero.

Foto: Gentileza Clarín

 

Enrique Cruz (h)

(Enviado Especial a San Pablo, Brasil)

deportes@ellitoral.com

Si no se empieza por cuestiones básicas, aportando transparencia y competencia, es muy difícil que se pueda progresar. La incompetencia de un árbitro como Díaz de Vivar, su falta de personalidad y coraje para hacer lo que debía hacer, complicó solo el partido. Que se calentó a partir de su incapacidad para conducirlo por carriles de normalidad, demostrando no estar a la altura de las circunstancias. Si este es el cambio del fútbol sudamericano, si se cometen estos errores tan garrafales como teñidos de sospecha, muy difícilmente se pueda volver a creer y a pensar que Sudamérica está en condiciones de discutirle una supremacía que hoy tiene Europa en organización, transparencia y calidad de fútbol.

Díaz de Vivar debió echar al prepotente de Medel, un “guapo” de poca monta, que “pecheó” cuatro veces a Messi. Y en todo caso, a Messi debería haberlo, como mucho, amonestado. Pero no obró así. Echó a los dos. Y otra vez un arbitraje perjudicó a Argentina. Y otra vez un VAR absolutamente inactivo, incapaz de marcarle el error al árbitro. ¿Qué hizo el señor peruano Diego Mirko Haro Sueldo?, nada. Avaló la injusticia. Hizo todo lo contrario de lo que el espíritu del VAR indica. Una vergüenza.

Hasta ese momento de la expulsión de Messi, lo de Argentina había sido excelente. Sobre todo del medio hacia arriba. El trío de arriba deslumbró en esos 36 minutos, con goles de Agüero y Dybala, más una labor desequilibrante de Messi, presente siempre. Compacto en lo colectivo, la estrategia fue achicar espacios, jugar bien juntos para evitar la posibilidad de que la mayor presencia de chilenos en esa mitad de cancha le juegue una mala pasada. Pero además, los tres de arriba, con incansable trajinar, colaboraron con los del medio. Otra vez con Paredes como un “titán” en el mediocampo y sin demasiados problemas atrás, donde empezó nervioso Pezzella y luego se afirmó, con un buen rendimiento nuevamente de Foyth que no se trasladó a la otra punta, en la que Tagliafico tuvo algunos problemas.

Era todo de Argentina en ese primer tiempo. Fue todo de la selección ante un Chile que quiso arriesgar poniendo tres atrás y sumando a Isla y a Beausejour por las bandas al medio, pero no tuvo fútbol por el lado de Vidal ni tampoco apareció Aránguiz. Para colmo de males, a los pocos minutos se quedó sin un jugador clave arriba, como Alexis Sánchez.

Fue lo mejor por lejos de Argentina. Eficaz arriba, con buen manejo de la pelota, mucho más preciso que en otros partidos y sin sufrir atrás. El incompetente paraguayo Díaz de Vivar se encargó no sólo de demostrar que no estuvo a la altura, sino también de perjudicar a Argentina con la expulsión injusta de Messi. Parecía empezar otro partido para el segundo tiempo.

Y en parte fue así. Siguió siendo lamentable lo del arbitraje y si faltaba algo, ahora sí fueron al VAR en una jugada de Lo Celso en la puerta del área, para que el pésimo paraguayo cambie un córner para Argentina por un penal para Chile que convirtió en gol Vidal, cuando Argentina había arrancado dispuesto a jugar de contra y ya le había generado una jugada de gol entre Agüero y Dybala.

Scaloni sacó a Dybala para poner a Di María tirado por derecha y generar una posibilidad más para el retroceso y también para tener la pelota. Argentina se paró para aprovechar la contra, pero siguió apretando. Tuvo una muy clara cuando Di María armó una jugada espectacular por izquierda y Agüero la quiso picar ante la salida desesperada de Arias, que terminó tapando. Y después tuvo otra, también por pase de Di María, que el Kun marró con un remate cruzado.

La sensación que quedó fue que el 2 a 1 le quedaba peligrosamente corto a Argentina. No sólo porque Chile estaba a un gol del empate y el árbitro no daba ninguna garantía, sino porque cada contragolpe parecía ser una opción de gol para la selección, que era mucho más peligrosa que Chile y terminó jugando con cinco atrás cuando entró Funes Mori.

Ganó bien Argentina a pesar de todo. Con una primera media hora brillante y un segundo tiempo en el que supo mantener la superioridad a pesar de haberse quedado sin una pieza clave como Lionel Messi. Entró bien Di María, se “comió” otra vez la cancha Paredes, anduvo bien Agüero y fue bastante compacto en defensa. Ganó bien... A pesar del pésimo arbitraje, a todas luces perjudicial.

Síntesis

Argentina 2

Chile 1

Argentina: Franco Armani; Juan Foyth, Germán Pezzella, Nicolás Otamendi y Nicolás Tagliafico; Rodrigo De Paul, Leandro Paredes y Giovani Lo Celso; Lionel Messi, Sergio Agüero y Paulo Dybala. DT: Lionel Scaloni.

Chile: Gabriel Arias; Paulo Díaz, Gary Medel y Gonzalo Jara; Erick Pulgar; Mauricio Isla, Charles Aránguiz, Arturo Vidal y Jean Beausejour; Alexis Sánchez y Eduardo Vargas. DT: Reinaldo Rueda.

Goles: en el primer tiempo, 12m. Agüero (A) y 21m. Dybala (A); en el segundo tiempo, a los 13m. Vidal (Ch) de penal.

Cambios: en el primer tiempo, 16m. Junior Fernandes por Sánchez (Ch); en el segundo tiempo, 4m. Guillermo Maripán por Jara (Ch), 21m. Ángel Di María por Dybala (A), 35m. Matías Suárez por Agüero (A), 38m. Nicolás Castillo por Aránguiz (Ch) y 44m. Ramiro Funes Mori por Lo Celso (A).

Incidencia: en el primer tiempo, 36m. expulsados Messi (A) y Medel (Ch) por agresión mutua.

Amonestados: Pezzella, Paredes, Foyth, Tagliafico (A); Beausejour, Vidal, Pulgar (Ch).

Estadio: Arena Corinthians (San Pablo).

Árbitro: Mario Díaz de Vivar (Paraguay).

Bajo la lupa

ARMANI (6).- Respondió bien en las tres o cuatro jugadas en las que tuvo que intervenir. No fueron de riesgo, pero estuvo seguro.

FOYTH (6).- Tiene gran futuro, evidentemente. Marcó bien, no dividió nunca la pelota aunque la puso en riesgo, igual que ante Brasil, en un par de ocasiones.

PEZZELLA (5).- Empezó con dudas, sin brindar seguridad. Después se acomodó mejor. Forma parte de un sector a trabajar y corregir para el futuro: la zaga central.

OTAMENDI (6).- Por temperamento y voz de mando, se sintió más que su compañero de zaga. Generalmente supo resolver bien, aunque tuvo un par de situaciones en las que no le dio buen destino a la pelota y la dividió o la perdió.

TAGLIAFICO (5).- No hizo una buena Copa en cuanto a la marca. Fue un sector en el que se regalaron espacios al rival. Fue de menor a mayor en este partido, aunque nunca llegó a un buen nivel.

DE PAUL (6).- Mucho despliegue, no tanto fútbol como en otros partidos pero a tono con la más que aceptable actuación que tuvo en el torneo. Fue uno de los que entendió aquello del sacrificio por la camiseta.

PAREDES (7).- Se comió la cancha otra vez. Bien parado, fuerte para ir al choque con los rivales, imponiendo temperamento y fútbol, que es algo que le sobra. Debió intentar más de media distancia.

LO CELSO (6).- Excelente habilitación a Dybala en el segundo gol. Se paró como volante interno por izquierda y cumplió. Buen partido.

MESSI (8).- Estaba haciendo un gran partido y se fue injustamente expulsado. Vivo en la jugada del primer gol (parecido al de Caniggia contra Nigeria en el Mundial ‘94 o el de Alzamendi ante Steaua en la final intercontinental del ‘86), desequilibrante y en sintonía con los otros dos puntas.

DYBALA (7).- Enorme definición en el gol, picando la pelota ante la salida de Arias. Activo, arrancando desde atrás y sometido también a un gran desgaste físico al que no le dio la espalda.

AGÜERO (7).- Corrió una barbaridad, también fue muy bueno lo que hizo en su gol, dejando en el camino al arquero y estaba para más, pero marró dos ocasiones claras en el segundo tiempo.

DI MARÍA (7).- Le costó unos minutos, pero después hizo todo bien. Dos veces lo dejó a Agüero en posición de gol. Arrancó por derecha y se fue luego a la izquierda. La pregunta es: ¿por qué lo saca a Dybala?

SUÁREZ.- Pocos minutos e interviniendo muy poco. El partido estaba planteado para el contragolpe en esa parte final.

FUNES MORI.- Era el único jugador, a excepción de los dos arqueros, que no había entrado a la cancha y eso se dio en el final. Scaloni armó allí línea de cinco.

¡Sorpresa!... Cancha llena

En esta Copa de baja presencia de público, sorprendió haber jugado el partido por el tercer puesto con el estadio del Corinthians —una verdadera joya en todo sentido por las excelentes instalaciones— casi colmado en su totalidad. Pagaron entrada 41.573 espectadores, hubo 2.696 no pagantes y la recaudación ascendió a 7.180.385 reales, lo cual equivale, aproximadamente, a unos 83 millones de pesos de los nuestros.



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Domingo 07 de julio de 2019
tapa

Seguinos

Necrológicas Anteriores

Recomendadas

"La Argentina necesita un cambio copernicano" - Mansilla de Souza, Espert y Rosales, los candidatos de Despertar en El Litoral -
Política
Murió Horacio Borda, el parrillero agredido por punteros políticos - Horacio junto a Luciana, en una imagen familiar.  -
Sucesos
Cumbre del Mercosur: mirá el mapa de los cortes en la ciudad -  -
El dólar se disparó 56 centavos -  -
#Temas de HOY: Elecciones 2019  Senado de Santa Fe  Colón  Copa Sudamericana  Unión  Clima en Santa Fe  Cumbre del Mercosur