Edición del Viernes 01 de noviembre de 2019

Edición completa del día

Agradecimiento, unidad y esperanza - Edición Impresa - Buzón

Llegan cartas

Agradecimiento, unidad y esperanza

MARÍA ESTHER SOLÍS

Apenas conocidos los resultados de la reciente elección para presidente, le agradecí a Dios por el triunfo de Alberto Fernández en las urnas. Le agradecí, pensando en cada lágrima de los abuelos, por hambre, frío, por falta de medicamentos, por abandono; por los niños, desnutridos, a los que les falta la comida variada, balanceada, que alimente sus cuerpitos y neuronas; a los laburantes, que se quedaron sin trabajo, desolados, sin alternativas, en una tremenda soledad, mientras los vivos y poderosos de siempre se llenaban los bolsillos con la timba financiera; a los que buscan trabajo y no consiguen, no sabiendo cómo llevarle el pan a su familia. Pensando en la indiferencia, en la falta de corazón de Macri y de su gente frente a tanta, tantísima necesidad de los argentinos, pidiéndole al pueblo, ya no sé con qué cara, que tuviera “paciencia”, que se “esfuerce”, que ya iban a venir tiempos mejores; mintiendo, siempre mintiendo, total siempre algo queda... No se trata de tener más o menos en el bolsillo. Se trata de la dignidad del ser humano.

No digo que el peronismo no se ha equivocado, sí y mucho, pero digo que tiene más sensibilidad ante el dolor de los ciudadanos, y ha prometido ocuparse de tantas postergaciones sufridas en estos casi 4 años de neoliberalismo. Eso sí: espero que Alberto cumpla, él sí, con todo lo que propone. Si no, que Dios y la Patria se lo demanden. Pero evidentemente, y tal como lo dijo el nuevo presidente: es necesario el apoyo y trabajo de Todos, juntos y en unidad. Basta de odio y de grieta. Hay esperanza.



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Viernes 1° de noviembre de 2019
tapa
Necrológicas Anteriores