Edición del Miércoles 06 de noviembre de 2019

Edición completa del día

Una Asunción gris y húmeda que ya se tiñe de rojo y negro - Edición Impresa - Deportes | Fixture | Resultados Deportes

El Litoral ya está instalado en el lugar de los hechos

Una Asunción gris y húmeda que ya se tiñe de rojo y negro

¿Cómo se prepara la ciudad y de qué manera se espera, en el largo trayecto, a la procesión que se viene desde Santa Fe en busca de la primera estrella?. Los planteles llegaban esta tarde a Paraguay para esperar la gran final del sábado.

D34-A-996A78C5-999F-48B4-B1C3-A6091B161003.jpg

La ciudad ya lo palpita. Las calles de Asunción y la cartelería alusiva a la gran final de la Copa Sudamericana.

Foto: Mauricio Garin

 

Enrique Cruz (h)

(Enviado Especial a Asunción del Paraguay)

deportes@ellitoral.com

“Miren, nosotros somos conscientes de lo que se nos viene. Por eso, habitualmente somos 11 los que trabajamos acá y seremos 21 en los horarios pico, donde vendrá la mayor parte de la gente”, contaban los empleados de Migraciones argentinas y de la Aduana, en la frontera entre los dos países. “Estamos esperando que llegue la provisión de nafta”, nos decían los que vendían combustible en la última estación de servicio de Clorinda. “Cuando fue a jugar Boca a Paraguay, fue impresionante, pero creemos que ahora será peor”, nos decían en Resistencia y en Formosa. Sin dudas que aquella invasión de hinchas de Racing en el Centenario de Montevideo, hace 52 años, seguramente quedará empequeñecida por esa multitud que se está preparando para tomar la ruta 1 o la 11 y transitar esos casi 1.000 kilómetros que lo separan de esa gloria que muchos se pellizcan para saber si es o no una realidad.

Detrás de esas 32.000 almas que estarán en La Nueva Olla —y de varios miles que se vienen a Asunción sin entrada, simplemente para estar en “el lugar de los hechos”— se están tejiendo mil historias. Anécdotas increíbles, sensibilizadas hasta el máximo por esa pasión que solo el fútbol es capaz de despertar y que, en este caso, se potencian, se magnifican y llegan a límites verdaderamente insospechados. Un motivo más para llegar a una conclusión que es tan vieja como el fútbol mismo: sin dudas que el amor del hincha no sabe de condicionamientos y sobrepasa cualquier límite.

Los últimos kilómetros antes de llegar a la frontera marcaron lo que, se dice, puede ser una constante en estos días: mucha lluvia y una temperatura que les dio respiro a los lugareños. “El calor de Paraguay viene de la mano de la humedad y eso lo hace más riguroso todavía”, señalan los paraguayos. Nada nuevo para nosotros, los santafesinos, que también tenemos nuestros días de calor insoportable con humedad muy alta. Pero los 26 grados con lo que nos recibió Asunción han sido un bálsamo, un fuerte respiro para mitigar esos más de 40 grados de varios días de la semana que pasó. ¿Cuánto durará?, nadie sabe. Quizás algunas horas y se vuelvan a esas temperaturas caniculares, pero al menos alcanzó para que la llegada de la expedición de El Litoral, el primero de los medios que se radica en esta capital a la espera del gran partido, sea más amena.

Este miércoles se empezará a mover el ambiente. A las 15.40 estaba prevista la llegada de Independiente del Valle, casi una hora después se producirá la de Colón. Y para el jueves, Colón tiene previsto entrenarse en Para Uno (el estadio de Olimpia) a las 16.30, mientras que Independiente del Valle lo hará una hora después en el Defensores del Chaco, aquél escenario que se lo recuerda por haber sido “el de los penales de Burtovoy”, en el inolvidable partido con Olimpia por la Libertadores de 1998.

Para ese mismo día, el jueves, está prevista una reunión de Seguridad y otra de Coordinación, en la Conmebol, en Luque, mientras que el viernes continuará la actividad con prácticas de ambos equipos a las 10 de la mañana en los mismos lugares del día anterior, en tanto que, por la tarde, llegará el momento de las conferencias y reconocimiento del estadio: a las 15.30 lo hará Colón (a las 16.15 se reconocerá el estadio) y luego llegará, a las 17 y 17.30, respectivamente, el reconocimiento para Independiente del Valle.

¿Irán los jugadores de Colón?, es posible que no. Tanto en Lima como en Montevideo, cuando se jugó ante Deportivo Municipal y River, esa tarea fue exclusiva del cuerpo técnico. En el Nacional de Lima, pasó casi imperceptible la presencia de Lavallén y sus colaboradores. En el Centenario no, porque este periodista prácticamente lo “recibió” bajo la lluvia en el hall central del mítico escenario, justo en el lugar donde se honra a aquellos que escribieron la página más gloriosa del fútbol uruguayo: los del Maracanazo de 1950.

Se empiezan a terminar los tiempos de las palabras para dar lugar a los de los hechos. Asunción del Paraguay, con su calor, su humedad y ese encanto de saberse casi una provincia más de nuestro país (dicho con respeto y honor a este pueblo), es el lugar en el que Colón quiere escribir la página más gloriosa de su libro.

Es el momento en el que muchos preguntan por qué el mote de Cementerio de los Elefantes, por qué fue a jugar el Santos de Pelé y con Pelé a su cancha, siendo campeones del mundo, cómo fue que se le ganó y por qué su historia sabe de tantos sufrimientos y padecimientos. Es el momento en el que Sergio Levinski, el destacadísimo colega, un trotamundos del periodismo, me pregunta si es cierto que la famosa sirena de El Litoral sonó aquel 10 de marzo de 1964. Es el momento en el que muchos preguntan quién era el Gallego Gutiérrez, el inolvidable periodista de El Litoral que le puso el mote de Cementerio de los Elefantes al estadio. Es el momento en el que Colón, la gente de Colón, se prepara para provocar una gesta que resultará histórica. Sea cual fuere la suerte que le toque correr en los 90 ó 120 minutos de juego del sábado en La Nueva Olla.

D34-B-78238519-9EAE-4CA4-8243-83546133248D.jpg

Juega de local. La sede de la Conmebol en Luque, con la pelota de fútbol en el centro de la escena.

Foto: Mauricio Garin

Temas que preocupan

Hay un par de cuestiones que, más allá de este momento de mucha euforia que se vive, preocupan y mucho en Colón.

Durante la reunión que se llevó a cabo este lunes y en la que participaron no solo los miembros de comisión directiva sino también los referentes de las distintas agrupaciones (Magdalena, Hilbert, Abraham y Salas), se dejó notar la preocupación que existe por el conflicto suscitado con Utedyc y la situación del básquet de la institución, que descendió por primera vez en su historia.

“Al tema de Utedyc hay que arreglarlo”, fue la conclusión a la que se arribó y, respecto de la situación del básquet, la gente de la Agrupación Colón Campeón puso especial énfasis en la falta de atención hacia los otros deportes de la institución.

Es cierto que, hoy por hoy, el fútbol ocupa el lugar preponderante y todos están expectantes de lo que pase el sábado en Asunción, pero igualmente se trataron estos otros temas que no pueden dejar de formar parte de la agenda sabalera.

35-Z-AE883992-241A-4E74-8991-DCA606A27BB6.jpg

El Litoral, presente. Enrique Cruz (h), jefe de Deportes, encabeza la delegación del multimedios que integran además Fernando Nicola, Gonzalo Zentner y el fotógrafo Mauricio Garin.

Los 23 que se ilusionan con la vuelta

El listado de Colón en la Copa Sudamericana quedó integrado para este partido de la siguiente manera: Leonardo Burián, Ignacio Chicco, Gonzalo Escobar, Emanuel Olivera, Guillermo Ortiz, Franco Quiroz, Damián Schmidt, Alex Vigo, Lucas Acevedo, Gastón Díaz, Santiago Pierotti, Christian Bernardi, Tomás Chancalay, Gabriel Esparza, Marcelo Estigarribia, Matías Fritzler, Federico Lértora, Rodrigo Aliendro, Nicolás Leguizamón, Wilson Morelo, Luis Miguel Rodríguez y Jorge Ortega.



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Miércoles 06 de noviembre de 2019
tapa
Necrológicas Anteriores

Descargá gratis la aplicación de EL LITORAL, ¿Desea Instalarla?