Edición del Sábado 28 de diciembre de 2019

Edición completa del día

Retenciones, Ley de Semillas y desafíos globales del agro - Edición Impresa - Campolitoral

Federico Trucco

Retenciones, Ley de Semillas y desafíos globales del agro

“La solución de los problemas ambientales no es volver a la agricultura de hace 100 años, sino incorporar la ciencia moderna para preservar los recursos y lograr un alto nivel de sostenibilidad”, dijo el CEO de Bioceres.

missing image file
 

BCR News

En una entrevista con BCR News, Federico Trucco, CEO de Bioceres y flamante presidente de la Cámara Argentina de Biotecnología marcó los desafíos pendientes en Argentina y el mundo.

-¿Cuál es el próximo objetivo de la cámara?

-El objetivo de la Cámara desde sus orígenes fue constituir un interlocutor entre sector de la biotecnología y el ámbito público. La inquietud surgió del anterior ministro de Ciencia y Tecnología, Lino Barañao, en diálogo con distintos empresarios de la industria.

Es una cámara que no persigue un interés sectorial, por eso hay un ecosistema de participantes bastante diverso, que tiene como factor común la utilización de la biotecnología en sus distintos procesos, en la industria farmacéutica, en la agroalimenticia, en temas que hacen a las energías renovables, y algunas industrias conexas.

Lo que buscó el anterior directorio de la Cámara fue hacer una renovación generacional para que algunos miembros más jóvenes tomemos las riendas, y también el sector de la agroindustria pase a tener la posición de la presidencia de la cámara que hasta el momento había sido ejercida fundamentalmente por nuestros socios del lado de la salud.

-¿Ya tuvieron contacto con el nuevo gobierno nacional?

-Si. Primero, hemos dejado que las autoridades tomen posesión de sus cargos. La idea es comenzar un diálogo, entender qué impronta le quieren dar a la gestión y compartir con ellos nuestra visión de lo que el sector puede contribuir al desarrollo del país.

Inicialmente, concretar una reunión con el ministro de Ciencia y Tecnología antes de fin de año, y después ya en el 2020 poder interiorizarnos más en los planes de otros miembros del gabinete para poder establecer una agenda de trabajo conjunta.

-Este año naufragó una vez más, la Ley de Semillas, ¿es un paso hacia atrás?

-Yo veo el tema de la Ley de Semillas con una enorme frustración, porque es algo que nos está costando mucho más de lo que a priori debería. Poder tener una ley sana que promueva la inversión en algo que es tan estratégico para un país agrícola como el nuestro es clave.

Espero que podamos tener un diálogo productivo en ese sentido con las nuevas autoridades, y también lograr los consensos necesarios con los distintos participantes de la cadena para poder tener una política que respete la propiedad intelectual y que al mismo tiempo sea práctica en su implementación.

-¿Cuál es tu visión respecto a las retenciones?

-Mi opinión obviamente no es positiva. Creo que todo impuesto que vaya sobre el ingreso de una actividad productiva que además está ligada a la exportación que es tan importante en la generación de divisas, no es positivo. En ese sentido, hubiese esperado alguna solución un poco más creativa a los temas que necesitamos resolver del punto de vista fiscal. No obstante, de esto, uno entiende las dificultades del gobierno, no es necio en ese sentido, y busca sentarse a dialogar para encontrar soluciones superadoras, pero no creo que las retenciones sean una solución inteligente a los problemas que enfrenta nuestro país hacia adelante.

-Bioceres: han conseguido este año algunos hitos importantes, como lo es haber concluido el proceso de salida a Wall Street, ¿cómo evolucionó eso?

-El 2019 fue un año un tanto turbulento, pero positivo en el sentido en que la compañía hoy está listada, que la acción tuvo un recorrido interesante. Esto no quiere decir que no haya sido inmune a los vaivenes de nuestra economía, que a partir de agosto se sintieron fuertemente; pero estamos muy satisfechos de haber podido lograr algo en lo que trabajamos mucho y que por distintos motivos se nos fue postergando en el tiempo, y gran parte de nuestras oportunidades hacia adelante las podemos empezar a soñar y construir a partir de esta herramienta, que no es un fin en sí mismo sino una forma de tratar de financiar el crecimiento más competitiva.

-El mundo reclama cada vez más sustentabilidad en los procesos productivos, una industria amigable con el medio ambiente, ¿Es el debate del futuro?

Es el debate del presente. Hay un tsunami de preocupación respecto a temas ambientales que cruza todas las industrias. El agro en ese sentido no es la excepción.

Hay dos grandes tendencias que mueven la preocupación de la humanidad: por un lado, la preservación del planeta, y por otro lado, el cuidado de la salud, a medida que tenemos poblaciones cada vez más longevas.

En esos dos desafíos también existen enormes oportunidades, y creo que en ese sentido Argentina tiene un rol protagónico que cumplir. Recordemos que somos un país líder en agricultura de conservación. Nosotros empezamos con la siembra directa en forma temprana y hoy somos el país que tiene mayor penetración a nivel mundial de una técnica que busca esencialmente preservar un recurso ambiental como el suelo.

Creo que lo que estamos haciendo a nivel de biotecnología de segunda generación que busca preservar el agua, mejorar la utilización de los nutrientes, minimizar la exposición de productos químicos en el proceso productivo, sin regresar a las prácticas del pasado, en el sentido de mantener los altos niveles de productividad.

La solución de los problemas ambientales no es volver a la agricultura de hace 100 años, sino incorporar la ciencia moderna para preservar los recursos y de esa manera lograr un alto nivel de sostenibilidad.

 



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Sábado 28 de diciembre de 2019
tapa
Necrológicas Anteriores

Descargá gratis la aplicación de EL LITORAL, ¿Desea Instalarla?