https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Martes 22.08.2017 - Última actualización - 13:22
13:20

Esta madrugada

Dos boquetes y ningún robo

Ocurrió en la estación de servicio Shell, de A. del Valle al 9000. Creen que los ladrones abortaron su plan ante la llegada de la policía.

La estación de servicios ubicada en A. del Valle al 9000, en el barrio La Esmeralda. <strong>Foto:</strong> Danilo ChiapelloLa estación de servicios ubicada en A. del Valle al 9000, en el barrio La Esmeralda.
Foto: Danilo Chiapello

Foto: Danilo Chiapello



Esta madrugada Dos boquetes y ningún robo Ocurrió en la estación de servicio Shell, de A. del Valle al 9000. Creen que los ladrones abortaron su plan ante la llegada de la policía. Ocurrió en la estación de servicio Shell, de A. del Valle al 9000. Creen que los ladrones abortaron su plan ante la llegada de la policía.

Danilo Chiapello
dchiapello@ellitoral.com

 

Fue un momento de profunda angustia, pero que terminó en alivio.


Todo comenzó muy temprano, minutos antes de las 6, cuando una de las encargadas de la estación de servicio Shell (Aristóbulo del Valle al 9000) llegó para iniciar la jornada de trabajo y se topó con una horrenda imagen.


Pensaba abrir las oficinas de administración pero advirtió que en uno de los pasillos había restos del cielorraso. Y ni bien levantó la mirada comprendió todo. En el lugar, había un boquete de generosas dimensiones.

 

Uno de los boquetes realizados en el cielorraso de un pasillo de las oficinas de administración.Foto: Danilo Chiapello

 

Aterrada, la mujer volvió sobre sus pasos y de inmediato llamó a la policía. El desasosiego era mayor aun porque no se sabía si los ladrones estaban adentro.


Poco después, varios uniformados llegaron hasta este negocio ubicado en el corazón de barrio La Esmeralda, al lado de la granja experimental del mismo nombre. 


Como es de rigor, los agentes inspeccionaron el inmueble y rápidamente se desactivó el primero de los miedos. En el lugar no había ningún intruso. Sin embargo, todavía quedaba en pie otra sospecha. Si se había consumado un robo.


Al cabo de unos minutos, la segunda intriga también quedó develada. Las oficinas estaban en perfecto orden, y no había faltante alguno.


Según se supo, él o los delincuentes atacaron su objetivo desde la altura. Instalados en el techo del comercio, cortaron tres chapas de cinc y realizaron dos boquetes.


El primero de los orificios desnudó un error en sus cálculos, porque quedaron por encima de un depósito de mercaderías, algo alejado de las oficinas. El fallo los obligó entonces a repetir la acción en otro sector más alejado.


Sin embargo los ladrones, por causas que están siendo investigadas, no lograron introducirse en el inmueble. 
 
* “Nosotros pensamos que estos tipos se dieron a la fuga por la presencia policial que hay, principalmente, durante la noche. Aquí es muy común que los patrulleros se detengan y el personal pasa al baño. Mientras tanto, la ocasión es aprovechada para que realicen tareas de vigilancia”, dijo hoy una de las encargadas en diario con El Litoral.

 

* “Es posible que en el momento que estaban por perpetrar el golpe haya aparecido algún patrullero o que vieran que había policías dando vueltas. Entonces optaron por retirarse. Igualmente, en caso de haber ingresado, se iban a disparar las alarmas”, concluyó. 




Emilio Jatón recorrió las estaciones de bombeo durante la tormenta -  -
Área Metropolitana
Temporal en Santa Fe: la situación en los barrios del norte - Barrio Santa Rita II -
#Temas de HOY: El Litoral Podcasts  Colón  Unión  Superliga Argentina  Dólar Hoy  Alberto Fernández  Emilio Jatón  Omar Perotti  

Recomendadas

Descargá gratis la aplicación de EL LITORAL, ¿Desea Instalarla?