https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Domingo 21.01.2018 - Última actualización - 17:25
17:17

El viaje presidencial

Objetivo Davos: multiplicar inversiones

Los ministros Cabrera, Dujovne y Aranguren protagonizarán al menos 25 reuniones de trabajo.

Foto: El Litoral




El viaje presidencial Objetivo Davos: multiplicar inversiones Los ministros Cabrera, Dujovne y Aranguren protagonizarán al menos 25 reuniones de trabajo. Los ministros Cabrera, Dujovne y Aranguren protagonizarán al menos 25 reuniones de trabajo.

Redacción de El Litoral

politica@ellitoral.com

 

El presidente Mauricio Macri partirá este domingo hacia Moscú, capital de la Federación Rusa, la primera escala de una gira que también lo llevará a Suiza y Francia, con el objetivo de fortalecer el intercambio comercial y atraer nuevas inversiones. En Rusia, Macri será recibido por el jefe de Estado de ese país, Vladimir Putín, y ambos se reunirán para analizar las relaciones entre ambas naciones.

 

En Davos, Suiza, el mandatario participará en el Foro Económico Mundial, donde se reunirá con influyentes líderes mundiales y los empresarios más importantes del globo. El presidente argentino también tiene previsto un encuentro en Davos con la reina de Holanda, Máxima y con su par francés, Emmanuel Macron, en París.

 

El mandatario tenía previsto partir esta tarde desde el aeropuerto internacional de Ezeiza en un vuelo de la empresa Lufthansa, con destino a Moscú.

 

Pero el mayor interés está puesto en las reuniones que el martes la delegación argentina mantendrá en Davos con los representantes más poderosos de la economía mundial. Los ministros Francisco Cabrera (Producción), Nicolás Dujovne (Hacienda) y Juan José Aranguren (Energía) protagonizaran al menos 25 reuniones de trabajo para promover las inversiones extranjeras directas, un mecanismo clave que pretende utilizar Mauricio Macri para achicar el déficit fiscal, mejorar las cuentas del intercambio comercial y bajar la inflación.

 

Cabrera recibirá a representantes de Vestas, Dow, Unilever, Mitsubishi y Ambev, mientras que Dujovne mantendrá encuentros con banqueros del HSBC, Citibank y BBVA. Y cuando el presidente ya esté en Davos, Cabrera y Dujovne lo acompañaran en todas las reuniones que impliquen un asunto económico o vinculado a la producción.

 

Macri pasará treinta horas en Davos y se reunirá con Bill Gates, Máxima de Holanda, el premier canadiense Justin Trudeau y Alain Berset, presidente de la Confederación Suiza, además de CEO vinculados a la agroquímica, los alimentos, la minería y las telecomunicaciones. Además, Macri expondrá ante la sesión plenaria del Foro Económico en su condición de presidente del G20, rol que por primera vez ejerce una nación suramericana. El mandatario desplegará una intensa agenda de reuniones con líderes empresarios y de la sociedad civil, que se desarrollarán en esta villa alpina entre el 23 y el 26 de enero.

 

Pese a los esfuerzos de la diplomacia americana, hasta ahora no hubo manera de coordinar un encuentro a solas entre Donald Trump y Macri. El presidente estará volando a París para visitar a Emmanuel Macron, cuando Trump se acerque al pintoresco cantón de Davos. Si no hay cambios de último momento, esa reunión pasará hasta la Asamblea General de Naciones Unidas, que se hace en New York durante septiembre.

 

“Amigos”

 

Como compañeros de viaje, el presidente llevará a tres gobernadores justicialistas, de los que el gobierno considera “amigos”. Subirán al avión Juan Manuel Urtubey (Salta), Gustavo Bordet (Entre Ríos) y Hugo Passalaqua (Misiones). Además de Horacio Rodríguez Larreta, jefe de gobierno porteño.

 

Lo de “amigos” merece una explicación. Los mandatarios forman parte de la lista de 10 gobernadores opositores con los que “hay que llevarse bien” según sugirió Macri a su gabinete. El trato amigable es en reciprocidad a que esos gobernadores ayudaron a que se aprobaran tres leyes cruciales: el cambio de la fórmula de ajuste previsional, la reforma tributaria y el presupuesto. O a “garantizar la gobernabilidad”, como admiten en Casa Rosada.

 

Planes controlados

 

Tras un año de cortocircuitos pese a la inversión récord en materia social, y empujado por un diciembre de conflicto en las calles, el gobierno gesta un plan para quitarles peso a las organizaciones sociales y que busca garantizar la libertad de elección de las personas que perciben planes. Según Clarín, la idea es ampliar la oferta de centros de capacitación y formación profesional y de desarrollo de tareas a los que deben asistir los 261 mil beneficiarios de los planes Argentina Trabaja, Ellas Hacen y Desde el Barrio para cobrar los $ 4.430 por mes que les paga el Estado.




Más Noticias de Economía

Lo más visto
Área Metropolitana

Recomendadas