https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Miércoles 11.04.2018 - Última actualización - 13.04.2018 - 8:59
9:08

Estrenan “Divorciadas, evangélicas y vegetarianas”

Mujeres en crisis

la obra de Gustavo Ott, dirigida por Daniel Quiñonez, tendrá funciones el viernes y el sábado en la Sala Marechal del Teatro Municipal. la puesta se centra en tres personajes femeninos que “conviven con su desgracia y en el universo de aparentar se autodescubren”, indicó el responsable de la propuesta.

 

“El proyecto nace como una iniciativa de las actrices que me convocan”, explicó el director. En la búsqueda de obras para llevar a escena, la de Ott resultó elegida. <strong>Foto:</strong> Gentileza Blas Rosas“El proyecto nace como una iniciativa de las actrices que me convocan”, explicó el director. En la búsqueda de obras para llevar a escena, la de Ott resultó elegida.
Foto: Gentileza Blas Rosas

Foto: Gentileza Blas Rosas



Estrenan “Divorciadas, evangélicas y vegetarianas” Mujeres en crisis la obra de Gustavo Ott, dirigida por Daniel Quiñonez, tendrá funciones el viernes y el sábado en la Sala Marechal del Teatro Municipal. la puesta se centra en tres personajes femeninos que “conviven con su desgracia y en el universo de aparentar se autodescubren”, indicó el responsable de la propuesta.   la obra de Gustavo Ott, dirigida por Daniel Quiñonez, tendrá funciones el viernes y el sábado en la Sala Marechal del Teatro Municipal. la puesta se centra en tres personajes femeninos que “conviven con su desgracia y en el universo de aparentar se autodescubren”, indicó el responsable de la propuesta.  

 

Juan Ignacio Novak

 

“Desde los personajes, casi grotescos por momentos, pretendemos dar comicidad sin pasar por alto la reflexión”. Con estas palabras, Daniel Quiñonez sintetiza los objetivos de “Divorciadas, evangélicas y vegetarianas”, la obra teatral que dirige y que tendrá su estreno a través de dos funciones (viernes y sábado a las 21) en la Sala Marechal del Teatro Municipal.

 


Escrita por el venezolano Gustavo Ott, la puesta habla -según indicaron desde la producción- de tres mujeres que “a través de sus relatos y con tintes humorísticos, cuentan sus vidas culminando en una amistad superadora”, y en el recorrido, atraviesan “el deseo frenado por las convenciones sociales”. 

 

Las actrices son Graciela Ravazola, Susana Meynet y Myrtha Frattini. Ariel Eier Pic y Osvaldo Arola realizaron la escenografía, Eier Pic se ocupó de la iluminación, la música es de Javier Klamezinski y las fotos de Blas Rosas.

 

El responsable de la puesta en escena, Daniel Quiñonez, comentó a el Litoral que el trabajo con las actrices se desarrolló con mucho respeto y cariño. “Fuimos redescubriendo los personajes, la obra y el espíritu de convivencia teatral”, indicó. Y resaltó que en el texto elegido “hay tintes despampanantes que hacen a lo complejo y negativo de la vida”.

 

—¿Por qué eligieron el texto de Gustavo Ott? ¿Qué podés adelantarnos de la sinopsis?

 

—El proyecto nace como una iniciativa de las actrices que me convocan y en la búsqueda de obras a llevar a cabo, la de Gustavo Ott fue la elegida. A modo de sinopsis, te puedo adelantar que son tres mujeres que conviven con su desgracia y en el universo de aparentar se autodescubren y escuchan para darle un giro a la realidad circundante, fortaleciéndose como mujeres y amigas.

 

—La obra habla, entre otras cosas, “del deseo frenado por las convenciones sociales”. ¿Cómo se hace para abordar con humor algo que es complejo y negativo?

 

—En el texto hay tintes despampanantes que hacen a lo complejo y negativo de la vida. Desde los personajes, casi grotescos por momentos, es que pretendemos dar comicidad sin pasar por alto la reflexión indómita.

 

Roles

 

—¿Cómo fue el trabajo con las actrices?

 

—El trabajo con las actrices fue un choque generacional en el que las experiencias y los objetivos se fueron entrelazando. Desde un ámbito organizado y con mucho respeto y cariño fuimos redescubriendo los personajes, la obra y el espíritu de convivencia teatral.

 

—¿Cómo te sentís en el rol de director? ¿Extrañás la posibilidad de estar sobre el escenario?

 

—En el rol de director me siento con mucha responsabilidad, porque el hecho de ver nacer un producto te posiciona en un lugar en el que se depositan muchas expectativas. Y a medida que crece, los detalles se multiplican. Me gusta la mirada del director, es una adrenalina distinta a la de actuar, es más como la de un padre que se enorgullece con su hijo. Estar sobre el escenario es como el enamoramiento, una sensación que uno siempre extraña.

 

Abarcativa

 

—Es mucho el público santafesino que elige la comedia al momento de decidir qué ver en teatro. ¿A qué se debe esto?

 

—Por lo general la gente pretende distenderse y pasar un buen momento en el teatro. No obstante la elección del género es algo circunstancial, aunque la comedia es mucho más abarcativa a la hora de compartir un espectáculo y el espectro sociocultural más diverso.

 

Primero del año

 

“Divorciadas, evangélicas y vegetarianas” será el primer estreno teatral de este año en la Sala Marechal del Teatro Municipal (San Martín 2020).


Temas:


Lo más visto
"El día de la madre tuvimos que  festejar con su hijo en el velorio" - “Que sea un mensaje para la sociedad y para muchas mujeres”, destacó el hermano de la víctima. -
Sucesos
Se incrementó el consumo de alcohol en exceso en Argentina -  -
#Temas de HOY: Senado de Santa Fe  El Litoral Podcasts  Colón  Unión  Superliga Argentina  Copa Sudamericana  Debate Presidencial 2019  

Recomendadas