https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Miércoles 18.04.2018 - Última actualización - 19.04.2018 - 12:36
10:44

Según el informe del SEA

Se consolidan los rindes de la soja

Según el Informe Semanal del Sistema de Estimaciones Agrícolas, en la segunda semana de abril se concretaron las condiciones climáticas de inestabilidad y precipitaciones, mejorando los números del cultivo.

 




Según el informe del SEA Se consolidan los rindes de la soja Según el Informe Semanal del Sistema de Estimaciones Agrícolas, en la segunda semana de abril se concretaron las condiciones climáticas de inestabilidad y precipitaciones, mejorando los números del cultivo.   Según el Informe Semanal del Sistema de Estimaciones Agrícolas, en la segunda semana de abril se concretaron las condiciones climáticas de inestabilidad y precipitaciones, mejorando los números del cultivo.  

Nuevamente la particularidad radicó en la intensidad de las lluvias, la que permitió una buena a muy buena infiltración en los suelos del total de agua caída, considerándose un 100 % de eficiencia y óptima instancia de recuperación y recarga de los perfiles, tras el período seco. Los valores de los registros pluviométricos fluctuaron entre 05 y 50 mm. Las actividades más relevantes en toda el área fueron los equipos y cosechadoras que estuvieron en movimiento y el proceso de cosecha de los cultivos. Los rendimientos en cada uno de ellos continuaron revelando la gran heterogeneidad, siendo la principal característica que rigió y regiría en la campaña 2017/2018.


Prosiguió la cosecha en los distintos departamentos y en diferentes porcentajes en los siguientes cultivos: maíz de primera un 100 % (pérdida consolidada de la producción en un 18 %), en arroz un 93 %, en algodón un 40 %, en sorgo granífero un 50 % y en soja de primera un 45 %. La baja incidencia y presión de los insectos, como así también las plagas en los cultivares desarrollados, solo en lotes o sectores puntuales, fue una particularidad y característica de importancia que reinó en la campaña 2017/2018 de los cultivos. Han tenido mayor impacto y resistencia las malezas revelando un comportamiento más resistente y desafíos para las futuras siembras. 


El avance de la cosecha de soja de primera, mostró rendimientos variables y heterogéneos, consolidándose con una leve tendencia alcista, pero sin incidencia todavía en marcar una variación. Se estimó una reducción del 17 % en el rendimiento promedio del área, el que fluctuaría entre 29 y 29,5 qq/ha, reduciéndose de 6 a 6,5 qq/ha comparados con la campaña anterior, que en dicho cultivo fue de 35,5 qq/ha. Las previsiones climáticas descritas podrían condicionar la realización de las diferentes actividades en los distintos sistemas productivos, en el área con inestabilidad climática. 


Maíz temprano (de primera)


Fin de ciclo del cultivo, campaña 2017/2018, con una superficie sembrada de 78.000 ha, superficie cosechada (grano comercial) de 56.500 ha, con un rendimiento promedio de 76,0 qq/ha y una producción de 429.380 tn. 


Arroz


En el área arrocera, salvo los 3 días de precipitaciones, el proceso de cosecha continuó en formal normal, alcanzando un grado de avance del 93 % del total del área sembrada, representando aproximadamente unas 29.760 ha, con un progreso intersemanal del 8 %. Los rendimientos se mantuvieron estables con rindes de 6.000 a 6.500 kg/ha, los niveles de humedad del grano han bajado del 18 %, lo cual aumentó el desgrane espontáneo, así mismo, desmejoró la calidad industrial por aumento de granos partidos. Se estimó que en lo que resta del mes de abril se completaría la recolección del resto de los lotes tardíos que no influirían en la proyección final. La calidad comercial del grano, como consecuencia de la abundante radiación solar durante el período de floración y el llenado de grano, fue la característica de importancia en esta campaña. Los valores de arroz cáscara obtenidos por parte del productor oscilaron en $ 4,20 y $ 4,30/kg por debajo de las expectativas del sector productivo. La escasa humedad en los suelos permitió una temprana roturación que favorecería el control de malezas, dado que en este otoño, las condiciones térmicas favorecieron una temprana germinación de las malezas. 


Algodón


El proceso de cosecha avanzó a ritmo sostenido, aprovechando las buenas condiciones del clima. En las zonas donde se produjeron precipitaciones se detuvo unos días la cosecha, pero ya fueron retomando ritmo nuevamente. Los rindes se mantuvieron en los valores ya mencionados. Lotes que sufrieron un poco más la falta de precipitaciones estuvieron en el orden de los 1.600 kg/ha, lotes puntuales con riego superaron los 3.500 kg/ha. Y lotes sin riego, con rendimiento máximo en valores de 2.900 kg/ha. Se continuó con la aplicación de defoliante para tumbar las hojas del cultivo para la cosecha, aplicación de herbicidas en lotes puntuales, aplicación de reguladores de crecimiento en lotes más atrasados y fundamentalmente la aplicación de insecticidas para el control del picudo. Con el avance de la cosecha se deberían ir destruyendo los rastrojos, ya que la fecha límite para esta tarea, corresponde al 15 de junio para la zona este de Santa Fe (departamentos General Obligado, San Javier y Vera) y el 30 de junio para la zona oeste de Santa Fe (departamento Nueve de Julio). 


Soja temprana (de primera)


La inestabilidad y las precipitaciones que se produjeron en toda el área, durante 2 a 3 días, con altos porcentajes de humedad ambiente incidieron directamente en el ritmo de recolección, deteniéndose en ese período y gradualmente a medida que las condiciones lo fueron permitiendo, se reanudó el mismo, logrando un grado de avance del orden del 45 %, representando aproximadamente unas 405.000 ha. Los rindes fueron consolidándose y levemente incrementándose: a) en los departamentos del norte del área los rendimientos promedios obtenidos fluctuaron entre 10 y 25 qq/ha, b) en los departamentos del centro del área de estudio variaron entre 20 y 37 qq/ha, con lotes puntuales de 40 45 y 55 qq/ha, c) en los departamentos del sur del área de estudio oscilaron entre 38 y 47 qq/ha, con lotes puntuales de 60 qq/ha. Se observaron los siguientes estados fenológicos: R “estados reproductivos” en un bajo porcentaje en R7 (comienzo de madurez, una vaina con color de madurez) y el resto en R8 (madurez plena). 


Sorgo


La humedad de grano que estuvo con valores relativamente altos y la inestabilidad climática manifestada, fueron las causas que incidieron directamente en el proceso de cosecha, el cual continuó muy lentamente, con un grado de avance del orden del 50 %, solo unos 3 puntos en la semana. Manteniéndose la diferencia en los rendimientos promedios obtenidos que fueron entre 20 y 55 qq/ha. La condición sanitaria hasta la fecha fue buena y baja la presión de insectos y enfermedades en los cultivares. Los estados fenológicos observados fueron; estado 6 (floración), estado 7 (grano lechoso), estado 8 (grano pastoso) y los más avanzados, en un bajo porcentaje estado 9 (madurez fisiológica). 


Soja tardía (de segunda)


La inestabilidad y las nuevas precipitaciones que se registraron en la semana cubrieron las necesidades de los cultivares, en las distintas etapas fenológicas en que se encontraron. Los indicadores que se observaron fueron: poco desarrollo de estructuras y stand de plantas, bajas alturas, entresurcos no cerrados, no uniformidad de lotes (desparejos) y mortandad de plantas y en estos días en ciertos lotes crecimiento y generación de hojas (área foliar). Dichas características, a pesar de las lluvias serían irreversibles. Ante lo cual un 80 % del área sembrada presentó diferentes grados de afectación, situación que redundaría en el deterioro de los cultivares y se verían reflejados en los resultados finales. Se observaron los siguientes estados fenológicos: R “estados reproductivos” R1 (inicio de floración), R2 (floración con uno de los nudos superiores con hojas desarrolladas), en R3 (vaina de 5 mm de longitud en nudo), R4 (vaina de 20 mm de longitud en nudo), R5 (comienzo de llenado de semilla en nudo, semilla 3 mm de longitud) y lotes más avanzados en un bajo porcentaje en R6 - 1(semilla verde de tamaño máximo del nudo) particularmente en los departamentos del sur del área. 


Maíz tardío (de segunda)


Un cambio experimentaron los cultivares, particularmente en la coloración de las hojas y su turgencia, consecuencia de la disponibilidad de agua útil luego de las precipitaciones, pero otros indicadores como el bajo desarrollo en altura, estructura y uniformidad de plantas, lotes desparejos y stand de plantas por ha, no cambiaría. Un 80 % del área sembrada, presentó estado regular, dicha superficie manifestó distintos grados de afectación y síntomas característicos del estrés hídrico y térmico. El porcentaje restante en estado bueno y con bajas consecuencias. Se observaron, en toda el área, los siguientes estados fenológicos: V “estados vegetativos” V5 (5º hoja desarrollada), V6 (6º hoja desarrollada), R “estados reproductivos” R1 (emergencia de estigma) R2 (cuaje ampolla), R3 (grano lechoso) y lotes más avanzados en R4 (grano pastoso). 


Además tenés que leer:



Más Noticias de Campolitoral

Lo más visto
Área Metropolitana

Recomendadas