https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Miércoles 04.07.2018 - Última actualización - 14:11
14:05

Barrio Los Conquistadores

Casa desvalijada en Sauce Viejo

Se llevaron gran cantidad de electrodomésticos, dinero y alhajas familiares. Indignación en el vecindario.

Los ladrones arrasaron con todo. “No me dejaron ni la maquinita de afeitar”, dijo el dueño de casa. Para ingresar al inmueble, los delincuentes saltaron un tapial perimetral y luego violentaron una reja. Crédito: Danilo ChiapelloLos ladrones arrasaron con todo. “No me dejaron ni la maquinita de afeitar”, dijo el dueño de casa. Para ingresar al inmueble, los delincuentes saltaron un tapial perimetral y luego violentaron una reja.
Crédito: Danilo Chiapello

Los ladrones arrasaron con todo. “No me dejaron ni la maquinita de afeitar”, dijo el dueño de casa. Para ingresar al inmueble, los delincuentes saltaron un tapial perimetral y luego violentaron una reja. Crédito: Danilo Chiapello



Barrio Los Conquistadores Casa desvalijada en Sauce Viejo Se llevaron gran cantidad de electrodomésticos, dinero y alhajas familiares. Indignación en el vecindario. Se llevaron gran cantidad de electrodomésticos, dinero y alhajas familiares. Indignación en el vecindario.

Danilo Chiapellodchiapello@ellitoral.com

 

En barrio Los Conquistadores (Sauce Viejo) todo sigue de mal en peor.


El último golpe se consumó ayer a la mañana en una casa de familia ubicada en calle 51 al 2700 donde autores ignorados, aprovechando la ausencia de los moradores, ingresaron y arrasaron con cuanto objeto se puso en su camino.


La voracidad delictiva de los intrusos da escalofríos. 


Además de robar dinero, alhajas, herramientas y electrodomésticos, también sumaron a su botín efectos personales de las víctimas. “Se llevaron las fotos de mis hijos y hasta mi maquinita de afeitar”, dijo hoy Matías (35), el dueño de casa, en diálogo con El Litoral.


El peor regreso


El hecho quedó al descubierto ayer al mediodía cuando Matías regresó de su trabajo.

 

* “Ni bien llegué al mediodía me encontré con cosas raras. Por ejemplo una ojota mía que estaba en la puerta de mi casa. Ahí me di cuenta de que algo había pasado. Después veo que las garrafas no estaban en su lugar. Lo que pasa es que como ya me las habían robado antes, ahora las aseguré con un candado y no se las pudieron llevar”, narró la víctima.


“Estaba observando todo cuando veo a un patrullero que estaba en la esquina. Los agentes se acercaron y me acompañaron para ingresar. Ahí descubro todo un desastre. Me habían robado todo y aun sigo descubriendo que me faltan cosas.


Me llevaron dinero, también alhajas de oro, un DVD, parlantes, un montón de herramientas. También electrodomésticos como tostadora, cafetera, juguera, etc. La planchita del pelo de mi esposa; sus cosméticos; dos Tablets, en fin... A los televisores los habían desconectado pero se ve que no los pudieron cargar”, sostuvo.

 

Hasta las fotos


Más adelante Matías, quien trabaja como vendedor en una conocida concesionaria de vehículos de la ciudad, reveló que los malvivientes “se llevaron también comida y bebidas que teníamos. Pero lo más curioso ocurrió anoche cuando me fui a afeitar me di cuenta que me faltaba la maquinita. Ni eso me dejaron”, sentenció.


Otro detalle siniestro está relacionado con la sustracción de las fotos de los hijos del matrimonio. “No sé para qué se llevaron eso”, se preguntó.


Malestar


No es la primera vez que familias que residen en barrio Los Conquistadores sufren los embates de la delincuencia. 


Uno de los hechos más graves ocurrió en los primeros días de junio cuando los integrantes de una familia fueron tomados como rehenes por rufianes que los atacaron en su casa. Los golpearon y les sacaron sus pertenencias.


En los días posteriores otra familia fue agredida, pero el hecho se vio frustrado porque “los delincuentes no pudieron vencer unas rejas”. A su vez, en otro inmueble “ingresaron por el ventiluz de un baño”. 


Los vecinos señalan como punto de conflicto a un asentamiento ilegal, que se ubicó en una zona cercana a la costa, detrás de la central termoeléctrica. “Ese asentamiento comenzó hace algunos años y sólo vivían pescadores. Pero luego, el tema se fue descontrolando y hoy viven un montón de personas que no son de Sauce Viejo”.


Se han hecho denuncias y reclamos ante la comuna pero nada llegó a buen puerto. Lo que estamos reclamando ahora es que nos instalen al menos un destacamento policial”, dijeron.


Temas:

Además tenés que leer:




#Temas de HOY: Fondo Solidario de Empresarios por Santa Fe  La Educación Primero  Empresas Productivas  Clima en Santa Fe  Horóscopo de hoy