https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Sábado 04.08.2018 - Última actualización - 18:50
18:45

Peisadillas

Literal: santafesinos/as con S es El Litoral

 <strong>Foto:</strong> Ilustración: Lucas Cejas
Foto: Ilustración: Lucas Cejas

Foto: Ilustración: Lucas Cejas



Peisadillas Literal: santafesinos/as con S es El Litoral

Carlos Mario Peisojovich (El Peiso)

 

Soñé que me despertaba con el clásico grito de los atardeceres santafesinos desde que tengo percepción sonora “¡¡litoraldiarieeee!!”, adelantados a su tiempo, aquellos canillitas de la primera hora, voceaban a cuello abierto una pretenciosa re-evolución del uso de la lengua (¿castellane?). A mediados de 1918, comenzaba por estas tierras un rito que desbordaría a la clase media hambrienta de información, cultura y deporte local y regional. En nuestros hogares, el humo que salía no era del periódico, salía de los budas que a la hora de la obligada lectura del Pater familia primeramente, sillón bajo la lámpara de pie, desplegaba sus páginas, aquellos que fumaban (porque era bien visto) en la mayoría de los casos “un toscanito Colmena” histórico pucho santafesino, ¡la pucha los Cardín...!

 

Los olores del diario recién impreso se mezclaban con el intenso aroma del tabaco fermentado (siempre imaginé que era un eufemismo declarado en la etiqueta para no poner “negro”), los cálidos efluentes de la sopa del día (obligado primer plato de la época), el plato fuerte que consistía en lo que había sobrado del mediodía y el siempre omnipresente olor a espiral. “En la vida hay olores que nunca pueden olvidarse...” -música y “casi” letra de Tito Rodríguez- y al grito del “litoraldiarieeee” se me desencadena la memoria olfativa y los recuerdos de los tardíos paseos de niño.

 

De regreso a casa con apetito y deseos de agarrar el diario para leer las tiras de “Lindor Covas, el cimarrón”, “Mandrake el Mago” (que en el imaginario colectivo mal Peisado, existía una jodida grieta jamás comprobada de un ménage à trois en donde el negro Lotario era el tercero en discordia), también recuerdo las tiras de “El otro yo del Doctor Merengue”, “Avivato” y “Don Fulgencio” que junto a “Ramona” fueron algunas de las genialidades de Lino Palacio, quien en los tiempos de la guerra o de las convulsiones políticas argentinas nos hacía reír y reflexionar bajo el seudónimo de “Flax”. Ya habiendo dejado la niñez, en la esquina superior izquierda de la página 2, Lino convertido en “Flax” plasmaba toda su inteligente acidez, que disfrazada de humor, era una sátira crítica a la dura realidad de aquellos años.

 

Entonces el diario arrugado y leído por mi viejo descansaba junto a la mesa, era ese inalcanzable objeto de deseo, que se hacía realidad entre mis dedos cuando “papi” cerraba la última página. A partir de ese momento y dónde él dejaba El Litoral, empezaba mi búsqueda del tesoro. Las viñetas en blanco y negro, los diálogos en cursiva, las aventuras y desventuras de los personajes, me sumergían a un mundo por entonces inalcanzable. Por las hojas de nuestro diario, también pasaron las aventuras gráficas de nuestro tan querido artista y mejor persona Juan Arancio, sus personajes llenos de magia autóctona nos enriquecían con su pluma, Juan Chibiro y Santos Bravo fueron algunas de sus tiras que ilustraron el diario.

 

Mi Peisadilla, que es sueño y que fue sueño cumplido en la medianera de los sesenta, fue cuando pude conocer personalmente a mis admirados Don Pedro, Cocho, Manuel, Enzo, Néstor, Gustavo y Pisto (a quién ya conocía por ser amigo de mi familia), y también a Ranwel, Pichu, Susana, Codí, Cola, Ana María y a mi hermano de la vida, mi adorado Sapo. Tuve la dicha de empezar a trabajar como colaborador junto al Sapo Caputto y a Emilio Toibero, allí hice mis primeros trabajos escritos muy cerca de Jorge Reynoso Aldao, Juan Carlos Arch, Roberto Lapalma y Jorge Vázquez Rossi, entre otros renombrados colegas.

 

La curiosidad infantil fue la que me impulsó a ver un diario por primera vez... primero fueron las imágenes fotográficas, y la vida hizo que pudiera llegar a conocer a esos pioneros artistas que me llevaron a amar los medios gráficos en papel, entre ellos estaban mis admirados y muy mirados Danilo Birri y Lalo Salva. Embelesado miraba los trazos precisos que de sus plumas ilustraban con marca indeleble no sólo en las hojas sino en mi alma: Richard Pautasso, Fabián Izquierdo, Luis Gaspardo (número uno en Europa y gran dibujante de la desaparecida revista Humor) y más acá: Sorbellini y Bianfa, maestros idolatrados por mi muy querido Lucas Cejas, quien ilustra con excelencia -y una simbiosis creativa admirable- mis relatos peisonales, tarea harto difícil para cualquiera, pero no para este joven genio, ¡te quiero Luqui!

 

Estos artistas supieron ilustrar con maestría textos y artículos de personajes que marcaron a fuego las letras de nuestra cultura santafesina: El turco Saer, el Bachiller, los Gudiño (Kramer y Kieffer), Luis di Filippo, Cacho Roteta, Quique Cruz, Pato Royo, Beatriz Actis, Raquel Diez Rodríguez de Albornoz y algunos otros que por mi estadía en Europa en los setenta, los ochenta y nacidos los noventa no puedo recordar, aunque mi madre me guardaba cada edición y me las enviaba por correo cada tanto.

 

El Litoral formó parte de mi vida desde el principio hasta estos días en los que tengo el orgullo de escribir parte de mis sueños locos. Algunos me dicen que mis textos son incalificables, y que prefieren leer los inevitables clasificados y el “libro de pases”, página en donde aquellos que no salen publicados pasan a la inmortalidad. El Litoral lo hizo... Qué vivos que son.

 

Desde que tengo percepción sonora “¡¡litoraldiarieeee!!”, era el clásico grito de los atardeceres santafesinos. Adelantados a su tiempo, aquellos canillitas de la primera hora, voceaban a cuello abierto una pretenciosa re-evolución del uso de la lengua (¿castellane?).




Increíble: el gobierno provincial no envía multas por exceso de velocidad - ¿Funcionan los radares? Sí, funcionan. Lo que no funciona es el envío de las multas a los infractores. -
Política
Renunció el secretario de Hacienda de la provincia -  -
Política
En Sauce Viejo se roban hasta las plantas - Hartazgo.Una de las vecinas de Los Conquistadores, Delia, ya padeció cinco robos, tres desde diciembre a esta parte. En el último le arrancaron una reja y se llevaron distintos elementos.  -
#Temas de HOY: Inseguridad en Santa Fe  El Litoral Podcasts  Colón  Unión  Clima en Santa Fe  Dólar Hoy  Crimen en Villa Gesell  

Recomendadas

Descargá gratis la aplicación de EL LITORAL, ¿Desea Instalarla?