https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Domingo 09.09.2018 - Última actualización - 17:55
17:53

Tertulias literarias

Una receta eficaz para fortalecer la lectura y los vínculos en el aula

Se trata de un dispositivo de lectura que fomenta la construcción de significados, el respeto por la opinión del otro y ayuda a los chicos a expresar pensamientos y emociones. Además los estudiantes comparten los libros con las familias.

Foto: Gentileza Gobierno de la Provincia




Tertulias literarias Una receta eficaz para fortalecer la lectura y los vínculos en el aula Se trata de un dispositivo de lectura que fomenta la construcción de significados, el respeto por la opinión del otro y ayuda a los chicos a expresar pensamientos y emociones. Además los estudiantes comparten los libros con las familias. Se trata de un dispositivo de lectura que fomenta la construcción de significados, el respeto por la opinión del otro y ayuda a los chicos a expresar pensamientos y emociones. Además los estudiantes comparten los libros con las familias.

El Litoral

 

El título “Tertulias Dialógicas Literarias” parece sacado de un viejo libro de literatura, pero en realidad se trata de una estrategia de innovación educativa hoy presente en 13 países de Europa y Latinoamérica. Dentro de Argentina, sólo dos provincias la aplican y una de ellas es Santa Fe, donde el Ministerio de Educación comenzó a implementarla con un grupo de escuelas en 2016 y a partir del 2017, pasó a ser una política extensiva a la mayoría de los 5 mil establecimientos educativos de la provincia.

 

Inspirada en Comunidades de Aprendizaje, con esta práctica Santa Fe refuerza específicamente los aprendizajes de lectura, además de motivar la construcción colectiva de significados y los vínculos entre los niños, entre otros valores.

 

Para llevar adelante las tertulias, el Gobierno provincial editó y entregó 300 mil libros (100 mil el año pasado y otros 200 mil este año). Son en total once títulos clásicos de la literatura universal y latinoamericana.

 

“Estos libros se entregan a cada estudiante y ellos los pueden llevar a su hogar, pero no todo termina en la distribución, sino que también formamos a los docentes para aplicar esta estrategia que incentiva la lectura”, detalló la ministra la Educación, Claudia Balagué.

 

La titular de la cartera educativa señaló que el dispositivo “tiene una metodología que permite que todos lean, que todos opinen, y que esa lectura sea la base para nuevas ideas, para comprender mejor algún aspecto de la realidad, así como para desarrollar la escucha, el dejar hablar al otro y animarse a decir lo propio, todos aspectos que hacen a la formación de un ciudadano democrático”.

 

Un caso como muestra

 

En Santa Fe, una de las tantas escuelas que aplica Tertulias Dialógicas Literarias es la primaria N° 48 “Maximio Victoria”, ubicada en Chaco 4500, del barrio Altos de Noguera. “Aquí las docentes se capacitaron en 2017 y desde este año la aplican en 1°, 4° y 5° grado. Tenemos un 50 % de los alumnos en situación de vulnerabilidad social y no hay muchas oportunidades en el barrio para acceder a un libro, a un cuento, a una revista; tampoco hay muchas experiencias recreativas que se desarrollen en el barrio. Entonces la escuela trata de darles esa posibilidad”, destacó Silvina Mosset, directora de la institución.

 

Para la docente, con las tertulias literarias los chicos “han mejorado mucho en cuanto a los vínculos, fundamentalmente: esto de aprender a escuchar al otro, a respetar los turnos de intercambio, a ser tolerante, tener paciencia. Lo bueno que tiene es que cuando el niño está en contacto con un texto escrito, eso lo moviliza en lo emocional, suelen contar experiencias significativas de sus vidas; y desde ahí pueden mejorar la relación con otros”.

 

Los chicos de 4° grado empiezan una tertulia: previamente han leído un par de páginas y seleccionado una frase que les llamó la atención. Están trabajando este año con el libro Frankenstein, uno de los clásicos editados por el Ministerio de Educación. Releen las líneas elegidas y dicen por qué las seleccionaron, lo cual genera un intercambio enriquecedor entre compañeritos.

 

Como Sol, que eligió una frase que le hizo acordar a su mejor amiga de la infancia, o Camila que marcó el párrafo que habla sobre el Polo Norte porque “quiero ir allí algún día: me encantan los animales de la nieve y porque directamente nunca viajé en mi vida; lo más lejos que llegué fue a Rafaela”.

 

“Me gusta la tertulia, porque con los libros aprendemos nuevas cosas y son divertidos”, dijo Kimberley.  A su lado, Nacho aseguró que “hacer tertulias es divertido y más si lo hacés con amigos o familiares, compartimos lo que nos gusta del cuento”.

 

La docente del grado, Verónica Mainou, aseguró que con esta práctica “los chicos de 9 años que están empezando a expresarse, al ser escuchados se animan más a contar un pensamiento o sus emociones”. Contó que el año pasado, en una tertulia surgió un tema de violencia familiar. “Todo el compañerismo que hubo en ese momento, lágrimas y emociones, hizo que todos se unieran más”, recordó.

 

Con las familias

 

Marcela Alarcón es otra docente que aplica tertulias, y se le ocurrió que la misma práctica que se hace con los chicos podía hacerse con los padres, como forma de comprometerlos más con la escuela. “Siempre estamos pensando cómo hacer para que los papás se acerquen a la escuela; buscamos formas y estrategias para poder encontrarnos con las familias. Esto de las tertulias es muy bueno porque más allá de contar con la presencia de los papás, también los involucra a nivel sentimental”, señaló.

 

En la tertulia de la fecha, los papás leyeron el cuento “Un nudo en la sábana”; la docente Marcela hizo de moderadora: anotó en un cuaderno el orden de los que pidieron la palabra y así comenzaron a decir por qué habían elegido tal o cual párrafo. Estaba desde el papá que sintió que tenía que ir a esa actividad porque “casi no tengo tiempo para pasar con mis hijos”, hasta la mamá que contó su experiencia de criar sola a siete chicos. Las historias se fueron hilvanando y todos escuchaban atentamente lo que el otro tenía para aportar sobre la crianza de los hijos y sus dificultades.

 

Al terminar, a Carla Ordóñez le pareció “una experiencia muy positiva, porque nos permitió conocernos como papás, desde lo emocional también. Y porque es buena toda ocasión para interactuar con los docentes”.

 

Diego Fernández destacó que “me pone muy contento estar acá porque muchas veces no tenemos tiempo para pasar con nuestros hijosà y eso es algo que no se recupera”.

 

Redes de tinta

 

La colección editada por el Ministerio de Educación lleva el nombre de Redes de Tinta. En 2018 se incluyeron cinco títulos: “Un cuarto propio”, de Virginia Woolf; “Aguafuertes y cuentos”, de Roberto Arlt; “El avaro”, de Moliere; “Frankenstein”, de Mary Shelley; y “El árbol florido”, que incluye 50 poemas clásicos de autores latinoamericanos y españoles.

 

Estos cinco títulos se suman a los seis libros editados en 2017: “Alicia en el país de las maravillas”, de Lewis Carroll; “Cuentos de la selva”, de Horacio Quiroga; “Cuento de Navidad”, de Charles Dickens; “Fábulas de Esopo”; “Antígona”, de Sófocles; y “Sueño de una noche de verano”, de William Shakespeare.




Más Noticias de Educación

Lo más visto
Prorrogan prisión preventiva del ex púgil Carlos Baldomir - Carlos Baldomir. -
Sucesos
"Con obras, planes de contingencia y trabajo en equipo, cada vez estamos mejor preparados"  - Sólo para comparar, frente a un evento de similar magnitud en febrero de 2009, hubo más de 200 evacuados y trastornos graves en el transporte público. -
Área Metropolitana
Expertos afirman que es virtualmente imposible reflotar el ARA San Juan -  -
Homicidio en Alto Verde: Mataron a un joven de 18 años -  -

Recomendadas