https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Martes 11.09.2018 - Última actualización - 18:36
18:35

En Miramar

Hallan en una playa argentina la huella de un tigre de hace 10.000 años

El descubrimiento ocurrió en 2015 pero recién en los últimos días pudo ser confirmado por los científicos. Se trata de un smilodon, un tigre dientes de sable.

Foto: Agencia CTyS-UNLaM




En Miramar Hallan en una playa argentina la huella de un tigre de hace 10.000 años El descubrimiento ocurrió en 2015 pero recién en los últimos días pudo ser confirmado por los científicos. Se trata de un smilodon, un tigre dientes de sable. El descubrimiento ocurrió en 2015 pero recién en los últimos días pudo ser confirmado por los científicos. Se trata de un smilodon, un tigre dientes de sable.

Un grupo de investigadores argentinos confirmó el hallazgo en la costa atlántica del país, una de las más visitadas por los turistas en época estival, de los restos fósiles de una huella de un smilodon, un tigre dientes de sable, que habitó en gran parte de América hasta hace unos 10.000 años.

 

El hallazgo ocurrió en 2015 la ciudad de Miramar, a unos 450 kilómetros al sur de Buenos Aires, pero recién en los últimos días pudo ser confirmado por los científicos, dijo el paleontólogo Federico Agnolin, investigador del Museo Argentino de Ciencias Naturales (MACN), publicó este martes a la Agencia Ciencia, Tecnología y Sociedad (CTyS) de la Universidad Nacional de La Matanza (UNLaM).

 

"Estas huellas nos muestran cómo caminaba el smilodon y nos permiten inferir cómo era la forma de su cuerpo. Al tener las pisadas, podemos sacar (obtener) un poco más de información sobre cómo era en vida", indicó Agnolin.

 

La investigación, publicada en la revista científica "Ichnos", determinó que las patas anteriores del smilodon "eran de mayor tamaño que las traseras" y que atrapaba a su presa por sorpresa.

 

 

"Les saltaba encima e intentaba tumbarlas con las patas anteriores para luego alimentarse de ellas", agregó el científico.

 

El smilodon pesaba unos 300 kilos y sus dientes caninos llegaban a sobresalir más de 25 centímetros afuera de su boca.

 

La huella, en tanto, tiene unos 19 centímetros de diámetro y una particularidad: "Se podía ver con mucha claridad al atardecer, cuando la luz del sol era rasante, pero al mediodía casi imposible", sostuvo el paleontólogo Daniel Boh.

 

"Cuando vimos las huellas por primera vez hasta pensamos que alguien las había hecho y que podía ser una broma, porque se veían muy lindas", indicó el investigador.

 

Con información de DPA y Agencia CTyS-UNLaM


Además tenés que leer:



Más Noticias de Información General

Lo más visto
Área Metropolitana
Área Metropolitana

Recomendadas