https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Lunes 22.10.2018 - Última actualización - 7:23
7:17

Una enfermedad poco conocida y dolorosa

Hidradenitis supurativa: "La detección temprana es clave para el tratamiento"

Lo asegura José Luis Iribas, jefe de Dermatología del Hospital Cullen. La patología produce llagas y forúnculos, que manchan y tienen olor, en la ingle, las axilas y los glúteos. La Sociedad Argentina de Dermatología realizó una campaña de detección gratuita.

Foto: Archivo El Litoral




Una enfermedad poco conocida y dolorosa Hidradenitis supurativa: "La detección temprana es clave para el tratamiento" Lo asegura José Luis Iribas, jefe de Dermatología del Hospital Cullen. La patología produce llagas y forúnculos, que manchan y tienen olor, en la ingle, las axilas y los glúteos. La Sociedad Argentina de Dermatología realizó una campaña de detección gratuita. Lo asegura José Luis Iribas, jefe de Dermatología del Hospital Cullen. La patología produce llagas y forúnculos, que manchan y tienen olor, en la ingle, las axilas y los glúteos. La Sociedad Argentina de Dermatología realizó una campaña de detección gratuita.

El Litoralarea@ellitoral.com

 

Se estima que en la Argentina hay medio millón de personas que padece hidradenitis supurativa, una enfermedad inmunológica, inflamatoria, crónica y recurrente de la piel, que produce llagas o forúnculos en los pliegues del cuerpo, en zonas como la ingle, las axilas y hasta entre los glúteos. 


Las lesiones duelen, manchan la ropa y huelen mal. Por eso los pacientes sienten vergüenza y se ven afectadas sus relaciones personales. La Sociedad Argentina de Dermatología (SAD) están realizando una campaña de detección gratuita que también se desarrolla en Santa Fe. En una entrevista con El Litoral, el Dr. José Luis Iribas, jefe del servicio de Dermatología del Hospital Cullen, contó cómo es el tratamiento de esta enfermedad y advirtió que uno de los principales desafíos es detectarla en forma temprana, porque facilita los tratamientos y evita que avance hasta las etapas más graves.


— ¿Cuántos casos atienden en la ciudad?


— Es difícil establecer una estadística a nivel local. Las mujeres suelen comenzar la consulta con un ginecólogo y los hombres en el clínico, y recién después llegan los casos al dermatólogo. En los últimos años se ha puesto mucha atención sobre esta enfermedad, lo que aumentó la demanda de atención médica. En nuestro servicio tendremos unos 3 o 4 casos por año. No es una enfermedad muy frecuente, pero existen casos que probablemente están subdiagnosticados y mal tratados, y que todavía no se diagnosticaron adecuadamente.

 

— ¿Cómo son los primeros síntomas?


— La enfermedad comienza con lesiones parecidas a las del acné, pero que están ubicadas en las axilas, la ingle y también entre los glúteos; es decir, en la zona de los grandes pliegues. A veces sucede que el paciente subestima las lesiones, porque son como granitos que se abren y no consulta. Convive mucho tiempo con la patología y cuando llega a nuestro consultorio ya es un cuadro avanzado, mucho más difícil de tratar. Los estudios por ecografía han demostrado que esos primeros granos que aparecen son lesiones profundas y que tienen comunicación entre sí, a través de trayectos que se denominan fistulosos. Este es el momento de empezar el tratamiento, para que el caso no evolucione a la segunda y tercera etapa.


— ¿Hay tratamientos efectivos disponibles?


— Hace algunos años, la enfermedad se consideraba una patología de oclusión. Se pensaba que ciertas estructuras que drenaban a la piel estaban cerradas, por un mecanismos anómalo. Pero en la actualidad se ha llegado a la conclusión de que es una enfermedad inmunológica; y si ese mecanismo inmunológico se bloquea el paciente mejora. Los tratamientos que se venían haciendo con antibióticos y retinoides eran de una efectividad limitada. En los últimos tres años, los fármacos biológicos, de alto valor, han permitido controlar ese mecanismo inmunológico y mejorar significativamente los tratamientos. El tema del costo es una dificultad, pero hemos tenido pacientes hospitalarios cuyo tratamiento ha sido cubierto por la provincia y también con aportes de Nación. También hay obras sociales que los cubren, porque estos fármacos están aprobados por la FDA (Estados Unidos) y la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat).


— ¿Los médicos generalistas y clínicos están capacitados para detectar la enfermedad y derivar los pacientes a una consulta con un dermatólogo?


— Los dermatólogos la conocen bien, porque se habló mucho de la enfermedad en nuestra especialidad en los últimos años. Los clínicos y otros médicos no siempre la tienen en el radar y por eso puede estar subtratada (o con un tratamiento incompleto). Es importante lograr un diagnóstico temprano porque tiene un alto impacto en la calidad de vida, ya que los pacientes no trabajan con comodidad y ven muy afectadas sus relaciones personales. Los pacientes, además, suelen tener un índice de masa corporal alto, obesidad, trastornos hormonales, diabetes y patologías cardíacas. Por eso el tratamiento es multidisciplinario.

 

Foto: Infografía El Litoral

 

 

 

Cinco datos clave
 

1) El 88% de los pacientes con hidradenitis supurativa ven afectada su vida diaria, incluyendo aspectos emocionales y psicológicos, sexuales y laborales.


2) Se estima que es de 2 a 5 veces más frecuente en las mujeres que en los hombres.


3) Según una encuesta online realizada por la SAD, el 88% de los pacientes con hidradenitis supurativa ven afectada su vida diaria. Los resultados indicaron que la enfermedad influye en diferentes aspectos como los emocionales y psicológicos (68%), sexuales (61%) y laborales (36%). 


4) “Las lesiones provocadas por la enfermedad causan secreciones que manchan la vestimenta y emanan un fuerte olor, provocando cierto estigma social y emocional. Condiciona tanto las relaciones afectivas y laborales, como la autoestima”, explicó la Dra. Cristina Pascutto, presidenta de la Sociedad Argentina de Dermatología. 


5) “Durante las campañas de detección gratuita que realizamos hasta el momento, más de 600 personas que desconocían tener la enfermedad fueron diagnosticadas”, destacó la Dra. Pascutto.

 

Dónde acceder al diagnóstico

 

En el sistema de salud público de Santa Fe, se puede consultar en los centros de salud y algunos hospitales, para que los médicos soliciten la derivación al Cemafe, donde están trabajando los servicios de Dermatología de los hospitales Cullen e Iturraspe. 




Más Noticias de Salud

Lo más visto
Mercado Progreso, Correo, bacheo y un último jardín, las obras para 2019 - El edificio del correo, una de las apuestas para el 2019 -
Área Metropolitana
565 solicitudes para adoptar a 14 niños santafesinos -  -
Área Metropolitana
"El cuerpo del niño era un mapa de lesiones" -  -

Recomendadas