https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Domingo 23.12.2018 - Última actualización - 07.01.2019 - 9:12
8:19

El balance del año del Presidente de la Corte Suprema de Justicia

"La gente confía en la justicia"

Rafael Gutiérrez dijo que se le pide a los jueces la solución de problemas que están en manos del Poder Ejecutivo. Los cambios en marcha en códigos provinciales y los coqueteos con la política.

 

A Gutiérrez le preocupan los ataques a edificios del Poder Judicial en Rosario. “En 43 años, nunca vi algo así”, le dijo a El Litoral. <strong>Foto:</strong> Pablo AguirreA Gutiérrez le preocupan los ataques a edificios del Poder Judicial en Rosario. “En 43 años, nunca vi algo así”, le dijo a El Litoral.
Foto: Pablo Aguirre

Foto: Pablo Aguirre



El balance del año del Presidente de la Corte Suprema de Justicia "La gente confía en la justicia" Rafael Gutiérrez dijo que se le pide a los jueces la solución de problemas que están en manos del Poder Ejecutivo. Los cambios en marcha en códigos provinciales y los coqueteos con la política.   Rafael Gutiérrez dijo que se le pide a los jueces la solución de problemas que están en manos del Poder Ejecutivo. Los cambios en marcha en códigos provinciales y los coqueteos con la política.  

Mario Cáffaro / mcaffaro@ellitoral.com

 

Rafael Gutiérrez hace 18 años que integra la Corte Suprema de Justicia aunque está en las oficinas de Tribunales desde los 27 años. Hoy con 70 años, destaca que la ciudadanía confía en el Poder Judicial y remara la confiabilidad que tiene el sistema en la provincia. Con el fin de año termina un nuevo período al frente del cuerpo y desde enero será reemplazado por la rosarina María Angélica Gastaldi.

 

- ¿Qué le deja este año Gutiérrez?

- Preocupación por los hechos de Rosario (las balaceras). Llevo 43 años en la justicia y no había visto nada similar de balaceras a jueces, a los familiares de jueces, a un abogado, al Concejo Municipal. Son hechos preocupantes, porque atacan los cimientos institucionales de la provincia. También tengo un sensación de satisfacción porque los jueces y fiscales que intervinieron en las causas -fundamentalmente de Los Monos- cumplieron como debían hacer dictando las condenas en tiempo y forma atento a la gravedad de los hechos. También rescato el trabajo de planificación y de gestión durante todo el año. Hemos puesto en funcionamiento nuevos juzgados en el interior de la provincia, especialmente tribunales de Familias en algunas sedes, juzgado laboral en Rafaela. Hemos ido trabajando en gestión con respecto a los tribunales sin papeles, hemos creado la figura para la tramitación de los integrantes de pobreza, hemos dado pasos para agilizar los juicios sucesorios para aquellos casos que no tengan controversias y sea una tarea administrativa que antes estaba en todos los juzgados, ahora hemos unificado en una secretaría a los fines de agilizar el trámite. 

 

El plan en obra pública avanza. Al finalizar el año próximo estará terminada la primera parte del edificio al lado de tribunales en esta capital; estamos terminando la tercera parte del los tribunales en San Cristóbal; ya se ejecutó más del 20% de una obra de 8.500 metros cuadrados en Reconquista que iniciamos en febrero; hemos empezado obras en Cañada de Gómez, haremos una ampliación en San Lorenzo, en Casilda, Venado Tuerto. Es un plan de obras que firmé con el gobernador Miguel Lifschitz en 2016 y se viene cumpliendo. Sumamos el aire acondicionado central en Rosario, la compra del inmueble de Urquiza y Tucumán donde están funcionando fiscales del viejo sistema penal y la idea es ir llevando los tribunales de Familia.

 

- Estamos ante una sociedad muy conflictuada que repercute en el Poder Judicial

- Debido a los casos de violencia de género hemos creado oficinas en Santa Fe y Rosario, con fiscalías especializadas. Cada vez es más difícil ser juez ya sea en los ámbitos laboral, Contencioso Administrativo, Familia, Menores. Gracias a Dios la gente confía en la justicia. A medida que pasan los años de la consolidación democrática, la gente sabe que el último lugar donde puede recurrir para la solución de un problema es el Poder Judicial.

 

Se dice en el mundo que es la era de los poderes judiciales y esto es una doble responsabilidad para los miembros del Poder Judicial para solucionar los problemas y muchas veces aparecen problemas que exceden nuestra competencia. Nosotros internamos, nosotros operamos, nosotros damos medicamentos, enterramos cristianamente. Hay un montón de cuestiones sociales que muchas veces los jueces tratan de forzar la ley para dar una solución inmediata cuando muchos de esos problemas son del Poder Ejecutivo o del Poder Legislativo y no del Poder Judicial. Así como nosotros defendemos nuestra independencia, tampoco quiero jueces administrativos ni jueces legislativos.

 

- Precisamente en Legislatura se cuestiona la judicialización que hacen pacientes con demandas judiciales especialmente a la obra social provincial. ¿No son médicos pero tienen que atender la demanda?

- Días atrás escuchaba en una entrevista radial a una paciente de IAPOS a la que no le daban un medicamento oncológico. Si no le dan respuesta, ese caso termina en la justicia. Sumele a esto la politización de la justicia. He presidido reiteradamente el Tribunal Electoral y me ha tocado estar en procesos electorales y las elecciones no se ganan en el Tribunal, se ganan con votos. Los plazos que fija el cronograma son para llegar en término a las elecciones porque en el camino hay etapas: presentación de candidatos, internas, general. Todo ese lleva el tiempo, plazos para cumplir. Insisto cumplir los plazos y votos, no ganar en el Tribunal.

 

- Sobre el final del año legislativo se reformó el Código Procesal Laboral. ¿Ustedes fueron consultados, están de acuerdo?.

- Sí, porque fue un trabajo hecho por el Ministerio de Justicia con los miembros de cámaras laborales y jueces del fuero de Rosario.

 

- Ahora está a debate la reforma al Código Procesal Civil y Comercial.

- También hubo un trabajo previo donde estuvo el Poder Ejecutivo, los jueces, los abogados. Fue un trabajo que salió consensuado y es el primer paso para llegar a la justicia oral en el proceso civil. Ya se están haciendo experiencias pilotos porque esto lleva una audiencia preliminar para contestar demandas, establecer cuáles son las pruebas a producir, el hecho a discutir. A veces no se necesitan cinco testigos para decir que Gutiérrez es gordo. Entonces se deben ir eliminando pruebas si las partes las admiten y queda por discutir los aspectos establecidos en la demanda y en la contestación de la demanda y eventualmente esto produce una audiencia de vista de causa donde se producen las pruebas, e inmediatamente se dicta la sentencia. Esto va acortando plazos y va simplificando. Es un proceso similar al de los juzgados colegiados extracontractuales donde la demanda y contestación de pruebas se producen y los testimonios se hacen en la audiencia de vista de causa; o en la audiencia prevista en el artículo 51 del Código Laboral donde actor y demandado van a una especie de conciliación y se establece qué se va a discutir.

 

- ¿Terminó el proceso de traspaso de personal del viejo al nuevo sistema penal donde estuvieron ustedes tomando parte?

- La Corte declaró inaplicable la ley porque por ley no pueden ordenar como debemos distribuir el personal judicial. Yo no me meto en la Legislatura para disponer los pases en las comisiones. Dijimos que no era aplicable y ya el 80% del personal lo habíamos distribuido con una visión global, no es un pase automático hacia un lado y otro. Tenemos que ver si el fuero civil necesita, si el laboral, etc. Fue lo que hicimos. le dimos más personal al fuero penal del que decía la ley. No queríamos que pasara gente sin trabajo.

 

- ¿La justicia santafesina es confiable?

- Por supuesto. Eso no lo decimos nosotros, lo señalan organismos internacionales como el Banco Mundial. La justicia santafesina siempre ha tenido académicos importantes, reconocidos a nivel nacional e internacional. Somos cabeza en el país en cuanto a organización del Poder Judicial, en informática, gestión, la mesa de entrada única, oficina NN, los cinco registros públicos de comercio informatizados, la justicia sin papel que está llegando a toda la provincia, las consultas de abogados on line de expedientes con claves...

 

La especulación política

 

-Se especuló con la posibilidad de que deje el Poder Judicial. Se habló de alguna candidatura en las elecciones del año próximo?

- No. No. Hubo un grupo de gente que habló conmigo. Un grupo de legisladores, de presidentes de comunas, intendentes que pretendían que yo encabezara una fórmula a gobernador. En cada proceso electoral aparece mi nombre. le agradezco a la gente que me tiene confianza y que fue mucha gente, me sorprendió. Yo nunca moví un dedo en ese sentido. Indudablemente esto me produzco una duda, pero hay un montón de factores familiares, laborales,etc. Entré a los 27 años y tengo 70.

 

-¿Y a usted le gusta el Poder Judicial?

- Por supuesto, lo he hecho siempre desde juez de primera instancia, camarista, procurador frustrado porque en 1995 en la Legislatura me rechazaron el pliego y me hicieron un favor. Muchos de los que lo rechazaron el primer pliego levantaron las dos manos cuando me propusieron como ministro de la Corte. Esto sucede en la Argentina nomás...

 

Paridad

 

Hubo proyectos en Legislatura para disponer la paridad de cargos. La Corte santafesina fue una de las primeras de tener entre sus miembros una mujer (María Angélica Gastaldi). Gutiérrez señala que hoy en el fuero penal hay muchas mujeres como fiscales, como juezas e incluso camaristas al igual que en otros fueros. “Yo creo que puede haber mayoría de mujeres o de hombres pero todo depende de la capacidad e idoneidad”, afirmó


Temas:


Lo más visto
#Temas de HOY: Senado de Santa Fe  El Litoral Podcasts  Colón  Unión  Superliga Argentina  Dólar Hoy  Alberto Fernández  

Recomendadas

Descargá gratis la aplicación de EL LITORAL, ¿Desea Instalarla?