https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Jueves 10.01.2019
16:01

Así cerró 2018

Hay 248 pymes en procedimiento preventivo de crisis

Además, otras 60 aguardan que el Ministerio resuelva si pueden ingresar al citado procedimiento.

 <strong>Foto:</strong> Internet
Foto: Internet

Foto: Internet



Así cerró 2018 Hay 248 pymes en procedimiento preventivo de crisis Además, otras 60 aguardan que el Ministerio resuelva si pueden ingresar al citado procedimiento. Además, otras 60 aguardan que el Ministerio resuelva si pueden ingresar al citado procedimiento.

Redacción de El Litoral

economia@ellitoral.com


La crisis en el sector pyme de la región santafesina se multiplicó de un año para el otro, según los registros de la Federación Industrial de Santa Fe. Mientras en todo 2017 hubo veinte pequeñas o medianas empresas que se acogieron a la figura del Procedimiento Preventivo de Crisis (PPC), el 2018 terminó con 248 empresas en esa situación.


El vicepresidente de Fisfe, Víctor Sarmiento, reveló además que hay unas 60 empresas en espera de inscribir su PPC ante el Ministerio de Trabajo, reveló un portal rosarino.


“El panorama no es muy aliciente para la industria. Nuestro sector este año en la agenda política nacional y provincial debería ser prioridad. La regresión de las pymes es insoslayable cuando somos las que generamos entre 70 y 80 por ciento de la mano de obra ocupada. Si no miramos para este lado será un año poco productivo y poco feliz para el sector industrial y la economía en general. El 80% del PBI y del consumo interno depende de la industria y cada vez más se retrae y la gente piensa en sostenerse y en sobrevivir nomás”, analizó el empresario industrial.


El año terminó y los sectores más sensibles a la recesión terminaron siendo el de calzado, textil y línea blanca, todos con índices negativos de actividad que se reiteraron mes tras mes, señaló Sarmiento.


“No hay política industrial. Estamos subsidiando trabajo indio, chino, norteamericano. Con la gran cantidad de stock que apareció cuando liberaron las importaciones es muy difícil seguir produciendo nacional”, advirtió en declaraciones al mismo medio local.


Para colmo, “las tasas de quiebra que hace al crédito inaccesible” abren más la brecha, dijo. “El sector financiero ha sido el gran ganador, de 7 mil millones en 2017 pasaron a ganar 27 mil millones en 2018. Este modelo estruja la rentabilidad de la industria y el bolsillo del asalariado”, concluyó.


Cae el uso de tarjetas


El Banco Central puso en blanco sobre negro el derrumbe sufrido en la evolución del crédito al sector privado. Según reflejó en el último informe monetario mensual, divulgado el martes, las líneas más afectadas fueron las relacionadas con el consumo de las familias: la financiación de compras con tarjetas de crédito cayó en 2018 un 12,7%% en términos reales (es decir descontando la inflación acumulada), mientras que los préstamos personales cayeron nada menos que 18 por ciento.


“Esto ocurre -resaltó el Central- en un contexto de caída de las ventas en centros de compra que -de acuerdo al último dato disponible- en octubre presentaron una disminución interanual del 18,7%”. Esto refleja que la disminución en el uso de crédito por parte de las familias impactó de manera directa y con dureza en la evolución del consumo minorista.


La política de elevadas tasas de interés que promueve el Central tenía como objetivo, en parte, frenar el aumento del crédito.Así hay menos combustible para correr al dólar, pero también se ve afectado el consumo


El derrumbe del crédito en la medición anual obedece sobre todo al frenazo del segundo semestre. En particular por la fuerte suba de la tasa de interés que definió el Banco Central para contener la suba del dólar, que en agosto superó los $ 40 y amenazó con espiralizarse.


Construcción


La venta de insumos para la construcción disminuyó 7 por ciento en 2018, según el Indice Construya (IC) que mide la evolución de los volúmenes comercializados en el sector privado. En diciembre, el índice cayó 31,8 por ciento respecto del mismo mes de 2017. 


Con relación a noviembre, los volúmenes despachados registraron una caída de 6,58 por ciento desestacionalizado, según el indicador dado a conocer ayer.


El pico del índice Construya se registró en septiembre de 2015, con 428,1 puntos. En 2016 este indicador se desbarrancó y en 2017 hubo una leve recuperación impulsada por la reactivación de la obra pública. En 2018 volvió a hundirse y cerró con un índice desestacionalizado de 243,6 puntos.




Lo más visto
#BastaDeRobos: el pedido de los comerciantes santafesinos -  -
Área Metropolitana
Entrevista exclusiva: Humanos de Santa Fe -  -
Área Metropolitana
Así era Santa Fe en 1869, cuando se realizó el primer censo en Argentina -  -
#Temas de HOY: Senado de Santa Fe  Elecciones 2019  Colón  Unión  Clima en Santa Fe  Dólar Hoy  El Litoral Podcasts  Mundial de Rugby  

Recomendadas