https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Lunes 21.01.2019 - Última actualización - 9:23
9:22

“La última carcajada”

Una road movie otoñal

Buddy Green (Richard Dreyfuss) busca reiniciar su carrera trunca como humorista con casi 80 años, instado por su antiguo representante Al Hart (Chevy Chase). En la aventura, se engancha Doris (Andie MacDowell).  <strong>Foto:</strong> Gentileza NetflixBuddy Green (Richard Dreyfuss) busca reiniciar su carrera trunca como humorista con casi 80 años, instado por su antiguo representante Al Hart (Chevy Chase). En la aventura, se engancha Doris (Andie MacDowell).
Foto: Gentileza Netflix

Foto: Gentileza Netflix



“La última carcajada” Una road movie otoñal

 

Juan Ignacio Novak

jnovak@ellitoral.com

 

Al igual que en “Antes de partir”, el exitoso aunque no tan logrado film que protagonizaron en 2007 Jack Nicholson y Morgan Freeman, en “La última carcajada”, producida y estrenada por Netflix, hay dos veteranos que emprenden un viaje que intuyen como epílogo de sus vidas. Pero la diferencia principal es que a los personajes que interpretan Chevy Chase y Richard Dreyfuss no les basta con cumplir deseos pendientes como escalar, pintarse un tatuaje o conocer la Muralla China, sino que quieren demostrar al mundo y a sí mismos que a pesar de los años tienen algo para dar. Que aún les queda hilo en el carretel. Los dos luchan, en cierto modo, contra el olvido.

 

Al Hart (Chevy Chase) es un representante de artistas que, forzosamente, se ha retirado. Su nueva condición le cuesta mucho. A partir de los recuerdos que atesora en su casa, consistentes sobre todo en fotos junto a famosos humoristas, es posible intuir que en algún momento fue una persona muy activa y respetada en el ambiente. Se pasa todo el día entre viejos videos de comediantes, ganas de volver al ruedo y frustración por no saber como hacerlo. Está aterrado ante la posibilidad de tener que pasar el resto de sus días en un asilo, en la certeza de que eso sepultará para siempre sus chances de trabajar. Finalmente, se ve obligado a hacerlo por la insistencia de su nieta. En el geriátrico, se cruza por casualidad con uno de sus antiguos representados, Buddy Green (Richard Dreyfuss) quien también tiene algunas cuentas pendientes que oculta bajo una gruesa capa de optimismo, en apariencia, invulnerable. Buddy había sido uno de los primeros clientes de Al y un cómico talentoso, que casi al principio de su carrera la abandonó para dedicarse a la podología. Movidos por razones diferentes, deciden organizar una gira por escenarios de distintos puntos de Estados Unidos, donde vivirán diversas situaciones y se toparán con Doris Montgomery (Andie MacDowell) una ex hippie despreocupada que se enamora de Al.

 

Viaje interno

 

Escrita y dirigida por Greg Pritikin (“Monster of the House”), “La última carcajada” es una comedia donde se equilibran sabiamente los momentos amargos con los graciosos. Pero es sobre todo un entretenida road movie donde el viaje de los protagonistas sirve de metáfora de los cambios que se producen en su interior. En el caso de Al, expresa su enérgica resistencia a la jubilación (“George Burns tenía 100 años y seguía trabajando”, fundamenta cuando le piden que abandone su actividad) y a sentirse, como llega a decir en un momento, “fuera de la onda”. Por parte de Buddy, tiene que ver más bien con acceder a un atisbo, al menos, de lo que podría haber sido su vida si hubiera tomado otras decisiones. “Viví a la manera que me marcaron los otros, por lo menos quiero elegir la manera en que me voy a morir”, reclama cuando uno de sus hijos le exigen que se cuide para no poner en riesgo su salud.

 

Los actores están perfectos. Aunque históricamente anclado en el humor, Chase está contenido en sus tics y da en la tecla cuando tiene que expresar impotencia, impaciencia y amargura. Está especialmente lograda una secuencia donde sus sentidos se alteran por el consumo de hongos alucinógenos. Dreyfuss, intérprete capaz de adaptarse a cualquier registro, le otorga a su personaje los matices que demanda. Es fácil empatizar con ese artista frustrado, que durante varias décadas canalizó su talento a través de los chistes en la mesa familiar y ahora tiene la chance de mostrar su valía frente al público. Es cierto que la asignación de los roles es algo paradójica, ya que a Chase le hubiera calzado bien el papel de cómico veterano que inicia su declive y a Dreyfuss el de mánager malhumorado, sin embargo buena parte del encanto del film radica en esa circunstancia.

 

Curiosamente, existe una película muda alemana de 1924 considerada como de las cumbres del expresionismo, que lleva el mismo título y aborda también, aunque con más profundidad, la problemática de la vejez y el mundo laboral. Esta cinta, dirigida por F.W. Murnau (el mítico creador de “Nosferatu”) narra el derrumbe emocional que sufre el envejecido portero de un hotel, orgulloso de su trabajo, cuando es súbitamente degradado a un puesto inferior, y trata por todos los medios de ocultar su nueva condición. 

 

“La última carcajada”

“The Last Laugh” (Estados Unidos, 2019). Dirección y guión: Greg Pritikin. Música: Jay Weigel. Fotografía: Steve Gainer. Elenco: Chevy Chase, Richard Dreyfuss, Andie MacDowell, Kate Micucci, Ritchie Montgomery, Amy Brassette, Isla Cervelli, Kit Willesee, Matthew McClain. Duración: 98 minutos. Apta para mayores de 16 años. Se lanzó directamente para streaming en Netflix.

* * * 

BUENA


Temas:


Lo más visto
Cómo dejar de contaminar la Setúbal -  -
Área Metropolitana
Tiros, heridos y una casa incendiada en el norte de la ciudad de Santa Fe - Los heridos fueron trasladados al Cullen -
Sucesos
Imputaron al actual presidente comunal de Los Cardos - Carlos Coppari. -
#Temas de HOY: Senado de Santa Fe  El Litoral Podcasts  Colón  Unión  Superliga Argentina  Copa Sudamericana  Cacho Castaña  

Recomendadas