https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Jueves 07.02.2019 - Última actualización - 12:29
12:27

Apelaron el fallo que lo condenó a 18 años

La defensa de Mariaux plantea que actuó en legítima defensa

Por su parte, la fiscal de San Javier, Rosana Marcolín dijo que “fue una auténtica ejecución” y que el acusado mató a Luis González “en forma gratuita” y “porque se le antojó”. El caso se remonta a mayo de 2014, cuando un joven de 18 años fue asesinado en la esquina de una escuela.

 <strong>Foto:</strong> Guillermo Di Salvatore.
Foto: Guillermo Di Salvatore.

Foto: Guillermo Di Salvatore.



Apelaron el fallo que lo condenó a 18 años La defensa de Mariaux plantea que actuó en legítima defensa Por su parte, la fiscal de San Javier, Rosana Marcolín dijo que “fue una auténtica ejecución” y que el acusado mató a Luis González “en forma gratuita” y “porque se le antojó”. El caso se remonta a mayo de 2014, cuando un joven de 18 años fue asesinado en la esquina de una escuela. Por su parte, la fiscal de San Javier, Rosana Marcolín dijo que “fue una auténtica ejecución” y que el acusado mató a Luis González “en forma gratuita” y “porque se le antojó”. El caso se remonta a mayo de 2014, cuando un joven de 18 años fue asesinado en la esquina de una escuela.

Juliano Salierno | jsalierno@ellitoral.com
 

Tras la condena a 18 años de prisión para Matías Exequiel Mariaux (26) por matar de un tiro en la frente a un joven estudiante de la ciudad de San Javier, este miércoles se celebró en los tribunales santafesinos la audiencia de apelación de sentencia, en la cual las abogadas del acusado -Virginia Segado y Andrea Alberto- postularon que se trató de un caso de “legítima defensa”. Además, criticaron las contradicciones del fallo de primera instancia, que primero “niega la existencia de una agresión previa de la propia víctima”, pero luego reconoce que “participa de una pelea” que habría dado lugar al desenlace fatal.

 

El hecho se remonta al miércoles 28 de mayo de 2014, en la ciudad de San Javier. Ese mediodía, Luis Fernando González (18) entró al kiosco Tatín, que está en la esquina de la Escuela Amarilla (N° 853) del barrio Santa Teresita, acompañado por dos de sus amigos. Delante de él se encontraba otro muchacho de apellido Puertos -a quien Mariaux esperaba afuera-, con quien González tuvo un entredicho y se produjeron algunos “manotazos” que no llegaron a convertirse en una pelea con golpes de puño.

 

En ese desorden, los protagonistas salieron a la calle, donde González quedó a merced de Mariaux, que desde una bicicleta lo apuntó con un arma en el pecho. Los testigos presenciales, entre los que estaban los amigos de la víctima, pero también otras personas, indicaron que González comenzó a retroceder con las manos en alto, mientras su oponente avanzaba con la mira puesta en su humanidad.

 

En septiembre del año pasado se realizó el juicio oral, en el que un tribunal integrado por los jueces Gustavo Urdiales -presidente-, Rosana Carrara y Pablo Busaniche, encontraron a Mariaux culpable del delito de “homicidio calificado por el empleo de arma de fuego” y lo absolvieron por una “portación de arma de fuego”, también cometido en 2014.

 


“Intentó disuadir”
 

 

Este miércoles, se llevó a cabo la audiencia de apelación de sentencia, instada por la propia defensa, que no quedó conforme con el fallo de primera instancia. El acto estuvo presidido por el camarista Bruno Netri, junto con sus pares Oscar Burtnik y Jorge Andrés, quienes tendrán a su cargo determinar si la condena de Mariaux fue acertada o no.

 

“Esta defensa planteó varios agravios” comenzó Segado quien tuvo a su cargo la introducción de los alegatos, junto a la Dra. Alberto, ambas del Servicio Público Provincial de la Defensa Penal (Sppdp). Desde su punto de vista, el hecho de que no haya sido Mariaux quien inicia la agresión, para luego haber quedado sólo frente a los tres jóvenes que supuestamente lo increpaban, lo coloca en una situación de “legítima defensa”, expresaron. “Mariaux actúa en una situación de continuidad con las agresiones”, plantearon.

 

Además, refirieron a la especial situación en la que se produce el disparo, mientras el ejecutante se encontraba montado en una bicicleta. “Se encontraba en una situación de inestabilidad física”, y con “el disparo intentó disuadir” a sus oponentes, con tan mala fortuna que la bala se incrustó en la frente del chico González.

 


Confirmar la pena
 

La respuesta de la fiscal de San Javier, Rosana Marcolín, no se hizo esperar. La funcionaria, que tanto durante el juicio oral como en la audiencia de apelación estuvo acompañada por el fiscal de Homicidios, Andrés Marchi, respondió que “un disparo a la cabeza a un metro de distancia nunca pudo ser disuasivo. Fue una auténtica ejecución”. Mariaux “ejecutó a González porque se le antojó, en forma gratuita”, por lo que reclamó al tribunal de alzada la confirmación de la sentencia y la pena impuesta.

 

Tras situar en tiempo y espacio el episodio que desencadenó la muerte de González, la fiscal Marcolín sostuvo que “fue Puertos quien tiró un manotazo que no llegó a darle a González” y que si éste último “hubiera salido corriendo detrás suyo, su cuerpo no hubiese quedado tendido en el mismo lugar donde ocurrieron los hechos”, es decir, a unos pocos metros del kiosco.

 

Además, con un gesto de la mano destacó que Mariaux “hizo señas con el arma (un revólver calibre 38) a los amigos de González para que se aparten. Y lo apuntó a González en el pecho. González Comenzó a caminar hacia atrás con las manos arriba de la cabeza, cuando a un metro y medio de distancia Mariaux avanza, levanta el arma y lo ejecuta de un disparo en la cabeza”.

 

Sobre los argumentos de una pelea, la fiscal sostuvo que “la defensa intenta darle una relevancia a lo previo para fundar una legítima defensa” cuando en realidad “ningún testigo menciona que fuera González quien inició la discusión”. Es más, “está acreditado que cuando González comienza a retroceder, Mariaux avanza con paso seguro” y lo mata.

 

 

El mínimo de la pena
 

 

En caso de que el tribunal de Cámara descarte la posibilidad de una legítima defensa, la defensora Andrea Alberto planteó que “subsidiariamente” se le imponga a Matías Mariaux el mínimo de la escala penal prevista por el delito investigado, ya que “entendemos que la pena de 18 años luce arbitraria e infundada”. Luego amplió: “Los fiscales pidieron 20 años (durante el juicio), a pesar de haber desistido de uno de los delitos que era la portación de un arma de guerra”. 

 

Además, criticó al tribunal de primera instancia por haber considerado una agravante “no haberse arrepentido” y “haber ocultado el arma”. Sobre el punto, sostuvo que “no haber hecho uso de la palabra” durante el juicio oral “fue usado en su contra”, cuando en realidad una expresión sincera de arrepentimiento “puede ser tomado para la atenuación de la pena, pero nunca como pauta de agravamiento”.

 

Además recalcó que no es real que “la víctima no haya hecho nada para provocar esto”. “Hay una puesta en el lugar de la víctima en total beligerancia que no puede ser dejada de lado”. Por otra parte, criticó la distinción que hace el tribunal cuando refiere a las condiciones personales de la víctima -joven y estudiante. “No importa si es mendigo o camarista”, espetó la defensa y “que sea un joven estudiante de ningún modo habilita que la pena sea mayor que quien mata una persona que no tiene esas características”.

 

En definitiva plantearon “que se revoque el fallo o se declare la nulidad del mismo, modificando la condena que debe ser sensiblemente menor a la impuesta por el tribunal”.

 

 

Desprecio por la vida
 

 

La Fiscalía explicó al tribunal de Cámara por qué el fallo de primera instancia refiere a la “falta de arrepentimiento” de Mariaux, que lejos de pedir perdón, en el cierre del juicio oral realizó gestos obscenos y miradas desafiantes a la madre y el hermano de la víctima, que viajaron a Santa Fe para presenciar las audiencias. “La actitud del imputado fue de desprecio, no sólo por la víctima y su familia, sino del propio proceso judicial” dijo Marcolín; y recalcó su “actitud refractaria a la ley” y su “burla a la sociedad” por su comportamiento dentro de la sala de audiencias durante el debate.

 

 

 

Autor:




Lo más visto
Matilde: la historia de dos pueblos en uno -  -
Regionales
Transporte: Nación destina a Buenos Aires los subsidios que le quitó al interior -  -
Área Metropolitana
Lifschitz habla con Frigerio por ATN para municipios y comunas -  -
Muerte de la enfermera: un golpe  en la cabeza y varias versiones  - Este lunes por la mañana, las compañeras de Burgadt se concentraron delante del hospital Cullen, donde prestaba servicios desde hacía unos 4 años. -
#Temas de HOY: Senado de Santa Fe  Elecciones 2019  Colón  Unión  Clima en Santa Fe  Dólar Hoy  El Litoral Podcasts  Mundial de Rugby  

Recomendadas