https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Jueves 07.02.2019 - Última actualización - 17:15
16:53

Reprogramación

Colón - San Lorenzo se jugará el viernes 22 de marzo

Se trata del partido que debía disputarse este sábado pero fue suspendido ante posibles casos de dengue en el plantel rojinegro. 

Foto: Archivo El Litoral




Reprogramación Colón - San Lorenzo se jugará el viernes 22 de marzo Se trata del partido que debía disputarse este sábado pero fue suspendido ante posibles casos de dengue en el plantel rojinegro.  Se trata del partido que debía disputarse este sábado pero fue suspendido ante posibles casos de dengue en el plantel rojinegro. 

La Superliga informó este jueves por la tarde que el partido entre Colón y San Lorenzo se reprogramó para el viernes 22 de marzo a las 21.10. 

 

El encuentro correspondiente a la fecha 18 debía jugarse este sábado a las 21.30 en el Brigadier López pero fue suspendido ante posibles casos de dengue en el plantel sabalero.

 

 

También quedó suspendido el partido de Reserva, que estaba programado para el sábado, a las 9. 

 

El cambio de fecha había sido pedido los dirigentes santafesinos y fue confirmado por la organización luego del análisis de Julio Befani, director de Epidemiología del Ministerio de Salud de la provincia y el informe complementario del Dr. Enrique Prada, coordinador médico del CENARD y asesor e integrante de la Comisión de Fútbol de la Superliga.

 

No obstante, los análisis y las investigaciones médicas en Colón tuvieron, este jueves por la mañana, un nuevo capítulo con los exámenes que se le practicaron a varios de los futbolistas del plantel, en consonancia con lo que señaló uno de los responsables médicos del club, el doctor Pablo Serpentielo, quien dijo que “tenemos que investigar a fondo no sólo lo que tienen sino la manera en que lo contrajeron. Ya tuvimos un episodio similar, cuando hicimos la pretemporada en Balcarce con Darío Franco de entrenador, pero allí fue mucho más fácil determinarlo, pues estábamos todos juntos conviviendo en un hotel y ahí se hizo más simple llegar a las causas de esa especie de intoxicación masiva”.

 

En concreto, este jueves asistieron Mateo Hernández, Tomás Sandoval, Cristian Esparza, Leonardo Heredia, Matías Fritzler, Guillermo Ortiz y Gustavo Toledo, mientras que fueron descartados de la lista por haberse recuperado casi por completo, el arquero Leonardo Burián, el defensor Emanuel Olivera y el volante Fernando Zuqui.

 

Hay un dato no menor: si bien los análisis que se efectuaron el martes y cuyos resultados se conocieron el miércoles arrojaron “negativo”, no hay que descartar la posibilidad de que los jugadores y el kinesiólogo hayan contraído dengue. Esto recién se descartará cuando el miércoles de la semana que viene se le hagan los segundos análisis a los mismos futbolistas.

 

Han sido tres días pleno de novedades, rumores y preocupación. Todo comenzó el martes con la imposibilidad que tuvieron Heredia y Ortiz de entrenarse. El mismo Julio Comesaña relativizó la situación diciendo que “a Lanús fuimos una delegación de 30 personas y sólamente hay dos o tres complicados, descarto que haya sido algo que se consumió durante las horas del viaje”.

 

Pero a medida que pasaron las horas, otros futbolistas fueron dando síntomas de molestias, líneas de fiebre, dolor corporal y otras cuestiones vinculadas, sintomatológicamente, al dengue. Por eso, de inmediato se dio intervención al Ministerio de Salud de la provincia, que ordenó los análisis que se hicieron Toledo, Burián, Heredia, Fritzler, Zuqui, Hernández, Olivera, Ortiz y el kinesiólogo Fabián Perafrancia, los que tuvieron lugar el martes por la tarde en el Cullen.

 

A la vez, llegaba el momento de las especulaciones deportivas. ¿Se puede jugar igual si los resultados, aún, dieran negativos?, fue una de las principales preguntas que se hicieron en Colón. Los directivos, a la vez que se realizaban las tareas preventivas y por protocolo de fumigación, tanto en el club como en el predio, enviaban el pedido por escrito y formal a Superliga para que el partido se postergue.

 

A todo esto, en San Lorenzo la postura era apoyar lo que se resolviera desde Superliga. Pero en cuanto a lo deportivo, no había dudas respecto de que no había sido una semana normal para el plantel de Colón, toda vez, por ejemplo, que no se pudo entrenar el miércoles por la tarde y ya antes se había suspendido el entrenamiento matutino. Es decir, el doble turno de miércoles que había planificado Comesaña, se transformó en suspensión absoluta de tareas.

 

 

 

Si bien algunos jugadores se fueron recuperando, hubo otros que continúan aislados y en medio del proceso, caso Heredia y Ortiz por mencionar a los más perjudicados.

 

Independientemente de ello, no hay demasiado lugar para suponer que existe una actitud especulativa. El simple hecho de mencionar que recién el miércoles —o jueves— cuando se realizan y salgan los resultados del segundo análisis que se les realizará a los jugadores, se sabrá a ciencia cierta si tienen o no dengue.

 

En Superliga lo saben, porque obviamente la organización tiene su departamento respectivo con gente especializada. Y por eso, este aspecto fue valorado debidamente para tomar una determinación.

 

San Lorenzo se mantenía expectante, con el viaje ya programado para trasladarse este viernes al mediodía a nuestra ciudad.

 

¿Pensar en Vélez?

 

Con esta decisión que tomó la dirigencia de Superliga, ahora Colón deberá enfocarse, por un lado, en la recuperación total de los jugadores que siguen afectados y, por el otro, en comenzar a pensar en el partido de la fecha 19.

 

En esta ocasión, Colón visitará a Vélez en Liniers, en un encuentro que dará comienzo a las 21.10.

 

Si bien toda la especulación deportiva resultaba prematura y hasta “desubicada”, si se permite el término, en función a lo que estaba ocurriendo con los jugadores, Comesaña tenía en mente la posibilidad de hacer algún retoque en el equipo.

 

El técnico se fue muy conforme y así lo declaró, con la actuación que tuvo Colón ante Lanús, más allá de la derrota. Pero la chance de ponerlo a Morelo de arranque era concreta, independientemente de la satisfacción por el rendimiento futbolístico ante Lanús.

 

Con más tiempo para trabajar, seguramente Comesaña hará las pruebas necesarias —si es que el estado de salud del plantel se lo permite— para armar el equipo que visitará en ocho días a Vélez.


Temas:

Además tenés que leer:



Más Noticias de Actualidad Sabalera

Copa Argentina
Lo más visto
Jueves con mercados a puro vértigo  -  -
Economía
¿Hasta cuándo lloverá en Santa Fe? -  -
Área Metropolitana
Macri: "Los mercados hoy dudaron de la Argentina"  -  -
#Temas de HOY: Senado de Santa Fe  Unión  Colón  Clima en Santa Fe  Elecciones 2019  Conociendo al Candidato  

Recomendadas