https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Lunes 11.02.2019 - Última actualización - 12.02.2019 - 8:20
7:49

Mar del Plata

Gardel usaba bombachas, Mora Godoy también

Mora Godoy hace la mejor acrobacia tanguera, la que más gusta. Su versión de Tango Espectáculo es la que finalmente servirá para que digan esto es el tango, señores. <strong>Foto:</strong> Gentileza We PrensaMora Godoy hace la mejor acrobacia tanguera, la que más gusta. Su versión de Tango Espectáculo es la que finalmente servirá para que digan esto es el tango, señores.
Foto: Gentileza We Prensa

Foto: Gentileza We Prensa



Mar del Plata Gardel usaba bombachas, Mora Godoy también

 

Raúl Emilio Acosta

 

Si bien hay una discusión, ya vencida, sobre Gardel y sus amores, el tema es más sencillo y más comercial. Gardel usaba, para entrar en el mercado yanky de películas, ojo, de películas; también de venta de discos en el consumidor latino se insiste: Gardel usaba bombachas porque era un “criollo” de las pampas, el caballo y un tono de salvaje aventura en las lejanías.

 

Caramba, Firpo, el boxeador, fue “el toro salvaje de las pampas”. Francisco Canaro, preocupado por la facturación, llevó su orquesta a Europa y tocaban vestidos/disfrazados de gauchos. Que una cosa es el criollismo fuera de lugar del Chaqueño Palavecino y otra aquella forma de vender. Pensándolo bien: el chaqueño con ese uniforme vende.

 

Nada hay fuera de lugar si con eso se logra el objetivo propuesto dentro de las producciones artístico-comerciales y no se violan códigos y leyes generales. Gardel usaba bombachas por esa razón. Es el caso de Mora Godoy que usa la acrobacia con la misma legitimidad y el mismo argumento.

 

Orígenes

 

El tango como danza tiene, como todas las cuestiones verdaderamente populares, un origen difuso, no hay fundador. No hay fundador del cante flamenco y no hay fundador del tango bailado. Se habla que a fines del siglo XIX se bailaba en las veredas, aun sin bandoneón, y entre hombres. A la salida del prostíbulo, porque ésa fue su primera calificación: danza prostibularia, que era adjetivo y sustantivo ya que los prostíbulos eran legales y la palabra indicaba lugar y calificaba. Aclaremos ya mismo. Prostíbulos había en Córdoba y en Lima desde la época de la colonia. No se bailaba tango en ellos. Puerto, la palabra es puerto.

 

Se bailaba diferente según el sitio, el modo. Y la historia pone a Tito Lusiardo, compinche de Gardel, como uno de los primeros bailarines comerciales. Elvira y Virulazo. Miguel Ángel Zotto. Juan Carlos Copes. Mayoral. Beba Bidart era una cantante mediocre, una cantante arrabalera que sabía bailar el tango y era una de sus ventajas al llegar el momento del show. Shows espectaculares.

 

Silber primero, Segovia después, fueron creadores productores que llevaron el espectáculo de la música y la danza argentina a las grandes capitales, fueron grandes elencos y meses y meses de gira. Lavié, Jaime Torres, Los Trovadores dan cuenta de aquellas aventuras. El Sexteto Tango. Tantos y tantos.

 

En la Argentina, sobre la década del ’50/’60 una discusión que dividía era que Piazzolla no era tango porque no se podía bailar. Héctor Varela sí. El trabajo armónico de Astor solía confundir al oído, siempre andaba algún instrumento llevando el compás, pero se necesitaba adiestrar el oído. Pugliese era el límite. La primera vez que lo escuché a Don Osvaldo fue en la cancha de básquet de Unión de Santa Fe, con “el escenario en el ángulo de allá”, esa noche bailamos con la orquesta de jazz y la característica y escuchamos a Pugliese como si fuese un concierto. Hoy “La yumba” es un eje simbólico del tango, la magia, la buena onda de Pugliese y ese compás tan remarcado que lo caracteriza. Pugliese es muy notorio en todas las orquestas de muchachos de este siglo. Y Piazzolla, claro. Este siglo incorporó la computadora a la música. Seré breve y brutal. Si se mantiene el compás y por detrás se sugiere una frasecilla melódica la computadora simula tango durante “gigas” y “gigas” de música... de computadora. Tango con máquina de ritmo. Cosas se verán... escribió don Miguel de Cervantes.

 

Propuesta

 

En el Teatro Colón de Mar del Plata, como parte de un ciclo de temporada, se presentó el espectáculo Mora 2019 ofertado por la Mora Godoy Tango Company. Diez bailarines y ella. Mora Godoy.
No es aquel tango, ni lo quiso ser. Convengamos, el tango es un relato particular que se universaliza. Hay tantos tangos como intérpretes de una cuestión popular inmanejable militarmente.

 

Con Mora Godoy hablamos de otra cosa. Es un espectáculo que usa al tango para una acrobacia tanguera. Es tango acrobacia. No sé, no creo que en algún lugar el tango esté adocenado, industrializado y vendido como producto homogéneo. Mora Godoy presenta un espectáculo que debe cumplir ciertos requisitos. Soporte musical: tango. Baile sensual y cuerpo con cuerpo: sí. El resto es mayor o menor calidad. Mora Godoy elige la acrobacia para su espectáculo. Son 10 bailarines y ella. No hay oferta sin revoleo de piernas hacia arriba y cuerpos que giran alrededor de un bailarín masculino que la tira por el aire, la recibe, la arrastra, la muestra para terminar en pose fija de friso egipcio, para la foto. Aplausos muchos.

 

Mora Godoy y su grupo tienen formación clásica y ella es la mejor intérprete de eso: Tango Espectáculo, tango acrobacia. El soporte remite a la historia del tango. La revitaliza. De algún lugar venimos y eso explora este espectáculo. Algo hay. Atrae. Los mejores espejitos de colores. Sol... (ojo, Mora no cierra con Sol-Do).

 

El espectáculo de Mora Godoy define qué quiere el mundo de nosotros, culturalmente, sociológicamente y cuál es el mejor modo de satisfacer ese pedido. Su pregunta no molesta.

 

El espectáculo se divide musicalmente en cuatro partes. Tangos clásicos con versiones clásicas. Mariano Mores, que Mora valorizó, recuperó hasta el punto que es nuevamente una definición de tango escuchar los primeros compases de “Tanguera”. Después Bajo Fondo, que traduce a lenguaje binario el álgebra de la música y finalmente Piazzolla. Ausente: Pugliese.

 

Allá van, con la pollerita del tajo al costado, las estupendas muchachas revoleadas al aire por fenomenales muchachos. Y Mora Godoy al comienzo y al final.

 

Cuidando mucho (mucho) el sonido y las luces con nivel profesional en serio, el espectáculo de Mora Godoy define qué quiere el mundo de la música portuaria del Río de la Plata. Hay que tener ganas de hacerlo. Y hacerlo bien. Muy bien. Así es. Listo.

 

Gardel se disfrazaba de gaucho para cantar en yankilandia porque tenía ganas, finalmente le pagaban y... lo hacía muy bien. Tacos altísimos, pollerita cortona con un tajo al costado, para que el bailarín te revolee por el aire. Mora Godoy hace la mejor acrobacia tanguera, la que más gusta, su versión de Tango Espectáculo es la que finalmente servirá para que digan esto es el tango, señores. Esto es cultura, damas y caballeros. Y tendremos que callarnos la boca.

 

 


Temas:


Lo más visto
Ana Alurralde; Marta Romero y los parecidos perturbadores - El cuerpo de Ana Alurralde fue hallado al costado de un camino rural, en jurisdicción de Angel Gallardo  -
Sucesos
Día de la Madre: indumentaria, calzado y recreación se llevaron la mayor cantidad de ventas -  -
Economía
Encontraron muerto al periodista Lucas Carrasco -  -
#Temas de HOY: Senado de Santa Fe  El Litoral Podcasts  Colón  Unión  Superliga Argentina  Copa Sudamericana  Debate Presidencial 2019  

Recomendadas