https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Martes 09.04.2019 - Última actualización - 7:17
7:15

Avanza la cosecha de soja y el gobierno espera dólares

Buenos rindes que mejoran perspectivas

También el maíz se está trillando con buenos promedios. El clima ayuda a los chacareros; la Casa Rosada quiere que los granos se conviertan en dólares lo más rápido posible.

 

Foto: Archivo




Avanza la cosecha de soja y el gobierno espera dólares Buenos rindes que mejoran perspectivas También el maíz se está trillando con buenos promedios. El clima ayuda a los chacareros; la Casa Rosada quiere que los granos se conviertan en dólares lo más rápido posible.   También el maíz se está trillando con buenos promedios. El clima ayuda a los chacareros; la Casa Rosada quiere que los granos se conviertan en dólares lo más rápido posible.  

El Litoral / economia@ellitoral.com / NA

 

La cosecha de granos en la Argentina vale entre 27 y 28 mil millones de dólares y esas son las divisas que esperan el Gobierno y los mercados que ingresen, para calmar la suba del dólar. La cosecha gruesa ya muestra los primeros signos de buen avance,Pero la Casa Rosada depende de lo que hagan los chacareros: pueden esperar para vender o pueden liquidar ahora.

 

La cosecha de soja avanza con promedio de excelentes rendimientos en las zonas núcleo, según indicó el Panorama Agrícola Semanal (PAS) de la Bolsa de Cereales porteña. El informe consigna que a pesar de las lluvias registradas durante los días previos, la recolección de soja avanzó con gran fluidez sobre el centro de la región agrícola.

 

Los autores del informe manifestaron que se elevó “el rinde medio nacional y permitiendo acumular rápidamente un volumen próximo a las 5 millones de toneladas”. En tanto, “los mayores progresos se concentraron en las zonas Núcleo Norte y Sur, entregando un promedio de rinde de 4400 y 4350 kilos por hectárea respectivamente”.

 

También se registró un importante progreso en la cosecha de maíz con destino grano comercial sobre gran parte del centro de la región agrícola. “La recolección avanza sobre cuadros implantados en fechas tempranas, registrando un rinde medio superior a los 10.500 kilos por hectárea en las regiones núcleo, pero manteniendo una tendencia positiva también en su periferia”, sostuvieron.

 

Luego de recolectarse “poco más del 17 % de la superficie apta a escala nacional, el volumen parcial acumulado ya se aproxima a las 10 millones de toneladas” de maíz con destino grano comercial. La cosecha de girasol también registró avances y su actividad se concentra mayoritariamente sobre la región bonaerense, en donde se encuentra más del 90 % del área aún en pie.

 

“El rinde medio nacional se mantuvo estable, en torno a los 2120 kilos por hectárea, permitiendo sostener la proyección al cierre de ciclo en 3,9 millones de toneladas”, añadieron los especialistas del PAS.

 

Por su parte, la cosecha de sorgo granífero ha cubierto el 10,2 % del área, con un lento progreso de 3,9 puntos porcentuales durante las últimas dos semanas. 


La mayor actividad de trilla se ubica en el centro de la región agrícola, más precisamente sobre el Centro-Norte de Santa Fe, seguida por las regiones Núcleo Norte y el Centro-Este de Entre Ríos.


 

En los silos

 

Los productores todavía guardan en sus silos unos 11 millones de toneladas de soja de la campaña anterior, lo que representa un 20% más de lo que se estima que se colectará este año. “La soja vieja implica un doble riesgo para el productor, porque si los precios no mejoran habrá más granos y eso puede hacer caer los precios”, explicó un corredor granario.

 

Todo el negocio de la exportación de granos y oleaginosas está inmerso en el marco de la meganegociación que mantienen los Estados Unidos y China, en torno de acuerdos comerciales y cuyo corazón pasa por el manejo de la inteligencia artificial.

 

“Si Washington y Beijing alcanzan un acuerdo comercial, la demanda de commodities se puede exacerbar, pero si persiste la guerra comercial, todo el comercio mundial se va a sentir afectado”, explicó un economista.

 

De todas formas, el negocio de granos tiene sus particularidades y tiene el siguiente esquema: los agricultores cosechan sus granos y los envían a las plantas de molienda y a los puertos con destino a la exportación. Pero muchas veces, la siembra y la cosecha es financiada con antelación por los mismos exportadores, aunque sin determinar el precio de venta.

 

Esto implica que el productor puede cobrar con antelación su cosecha y puede cancelar sus deudas merced al juego del exportador, pero sin determinar el monto total que surgirá de la diferencia entre el anticipo y el precio de venta final.

 


La gran apuesta

 

El productor no sólo tiene en la mira el contexto mundial, sino también el marco de la economía doméstica. La volatilidad del tipo de cambio es una tentación para que el chacarero retenga sus productos, con la especulación de un deterioro aún mayor de la moneda local. Es decir, con el telón de fondo de la inflación y de una eventual devaluación aún mayor, los productores buscan una cobertura que defienda sus ingresos. Mientras tanto, se espera hasta último momento para vender la producción ya que a mayor devaluación, menor será el impacto de las retenciones adicionales sobre la ecuación final.

 

Apurados y especuladores

 

Hay dos factores que pueden llevar a los productores a liquidar más rápido la cosecha. El primero es que tienen que encarar la próxima siembra de trigo, a más tardar el mes próximo. El segundo es que, en muchos casos, los productores aún deben cancelar deudas, en momentos en que enfrentan un ciclo de sequía e inundaciones. En otras palabras, para saldar la deuda por las pérdidas de sequía podrían empezar a liquidar.

 

Sin embargo, el razonamiento entre los hombres de campo es el siguiente: “para qué voy a vender ahora si espero a fin de año con mejor precio en pesos por cada dólar”. 

 

Pero el exportador también tiene sus límites y, por más que haya prefinanciado la exportación, necesita la mercadería para poder procesarla o bien embarcarla.

 

Se estima que hay un negocio de unos 10.000 millones de dólares de prefinanciación de exportadores a los productores. “Los plazos no son tan laxos, hay 48 o 72 horas para ingresar las divisas a partir de la fecha de factura”, explicaron.

 

“Que se va a vender la cosecha y van a entrar más dólares, no cabe ninguna duda pero también es importante que haya flujo de ventas, para no entorprecer el negocio, esto es, habrá ingreso de divisas, pero no podemos determinar ni el ritmo ni el flujo”, dicen los exportadores.




Más Noticias de Economía

Lo más visto
La docencia se une al paro del 30 de abril  -  -
Educación
Múltiples allanamientos   por estafas a una mutual - La fiscal María Laura Urquiza estuvo al frente del primer allanamiento, en San Martín al 3700, en barrio Mariano Comas. -
Sucesos
Llega ayuda urgente para la Casa de las Madres del Hospital de Niños - Qué necesitan. Leche, azúcar, mate cocido, yerba, cacao, harina, huevos, aceite, esencia de vainilla, entre otros. -
Ya ni los pingos se salvan -  -
#Temas de HOY: Senado de Santa Fe  Unión  Colón  Clima en Santa Fe  Elecciones 2019  Conociendo al Candidato  

Recomendadas