https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Jueves 25.04.2019 - Última actualización - 8:43
8:33

Lavallén dijo que “si perdíamos, había muchísimas cosas en juego”…

Insultos, hostilidad y desahogo

El entrenador explicó por qué hizo diez cambios desde el partido con Tigre y dijo que “no insulté a los jugadores en el vestuario después de perder el domingo. Eso fue otra mentira de algún periodista mala leche. Ni entré al vestuario. No era ese el momento de hablar. Lo hicimos el lunes, tres horas en el hotel”.

 -

Foto: Manuel Fabatia




Lavallén dijo que “si perdíamos, había muchísimas cosas en juego”… Insultos, hostilidad y desahogo El entrenador explicó por qué hizo diez cambios desde el partido con Tigre y dijo que “no insulté a los jugadores en el vestuario después de perder el domingo. Eso fue otra mentira de algún periodista mala leche. Ni entré al vestuario. No era ese el momento de hablar. Lo hicimos el lunes, tres horas en el hotel”. El entrenador explicó por qué hizo diez cambios desde el partido con Tigre y dijo que “no insulté a los jugadores en el vestuario después de perder el domingo. Eso fue otra mentira de algún periodista mala leche. Ni entré al vestuario. No era ese el momento de hablar. Lo hicimos el lunes, tres horas en el hotel”.

No había empezado bien la tarde. Los primeros habitantes al “Alfredo Beranger” de Temperley, recibieron con silbidos y el tradicional “la camiseta del Negro, se tiene que transpirar, y si no, no se la pongan, váyanse no roben más”. Era contra los jugadores y también contra los dirigentes. Ellos no se salvaron de la “orda”. Apenas divisaron la figura de José Néstor Vignatti (estuvo junto a Patricio Fleming en el estadio), también hubo gritos hacia la figura del presidente. El calentamiento se tuvo que hacer adentro del campo de juego, pero en el sector opuesto al que se encuentra la tribuna cabecera asignada a Colón (más que respetable cantidad de gente llevó el Sabalero, tratándose de un día laborable y teniendo en cuenta todo lo que viene pasando desde lo futbolístico). En ese marco de irascibilidad sostenida se entró a la cancha para jugar el partido. No era sencillo y había que sobreponerse claramente a ese clima absolutamente adverso. La pregunta que rondaba era: ¿qué puede llegar a pasar si las cosas no salen adentro de la cancha? Por eso el título principal de esta cobertura: ganar no era una obligación en sí misma, se había convertido en una necesidad.

 

Los goles trajeron calma, los jugadores se fueron aplaudidos tibiamente, los cánticos hostiles cesaron y se jugó dentro de una relativa normalidad. De todo esto habló Lavallén:

 

“Yo trabajo y los jugadores son los primeros en querer ganar. Si no ganás, no te renuevan el contrato, perdés cotización y vidriera. No me compete lo que puede pensar el hincha. Ellos quieren que el equipo gane y va a aplaudir si el equipo gana. A veces va a aplaudir y otras se va a enojar. Y es lógico”.

 

“El otro día dijeron que yo les dije de todo a los jugadores adentro del vestuario de Tigre, cuando terminó el partido. Eso es otra mentira. Sale de alguien que está escuchando algo y cree que soy yo, cuando, en realidad, yo no entré al vestuario después del partido. Yo sé cuándo se tiene que hablar y cuándo no, después de una derrota así”.

 

“La verdadera charla, que duró tres horas, la tuvimos el lunes en el hotel, acá en Buenos Aires. Dijimos lo que debíamos decir. No fue el domingo. Hay gente que hace periodismo mala leche. No son todos. Pero algunos quieren sacar a relucir sus propios intereses, son el típico reflejo de una sociedad enferma”.

 

“Si perdíamos hoy, se iba a hablar cinco meses de este partido. Como ganamos, se va a hablar un rato. Pero así es la vida: vivimos consumiendo basura”.

 

“Con Tigre hubo dolor, mucho dolor. Por eso preferí cerrar la boca, no agregar leña a esa sensación de mucha tristeza y me callé la boca. Hablamos el lunes, pero no fui sólo yo, sino todos”.

 

“Si me preguntan con qué me quedo, yo elijo el primer tiempo con Tigre y no este partido, por más que lo ganamos. Nosotros jugamos realmente bien el primer tiempo, nos cobraron dos penales en contra, que no es habitual, convengamos, y esto es fútbol. Todo puede pasar. Ellos jugaron bien el segundo tiempo y nosotros no. Pero insisto en algo: si ustedes quieren saber qué fue lo mejor, digo que el primer tiempo con Tigre, más que estos 90 minutos con Acassuso”.

 

“Hoy era una prueba de fuego, había muchísimas cosas en juego si llegábamos a perder el partido”.

 

“Este partido lo afronté con un equipo casi totalmente distinto porque quería un equipo fresco. Me imaginaba un partido de mucha segunda pelota, de roces, quizás de golpes. Entonces, necesitaba un equipo descansado. No podía jugarlo con jugadores que venían de un gran desgaste en Tigre”.

 

“No fue un partido maravilloso, pegamos en los momentos justos. Yo diría que hicimos un partido correcto. No fue ni por asomo de lo mejor que hayamos hecho. Lejos estuvimos de eso”.

 

“Hasta que no hagamos una buena pretemporada, no estaremos bien físicamente. Veremos de qué manera podemos afrontar todos estos días, esperando los encuentros de la Sudamericana, que serán a fines de mayo”.

 

Dato: Homenaje a medias

Hubo un minuto de silencio en homenaje a Julio César Toresani, fallecido el pasado lunes, pero llamó la atención que los jugadores de Colón no hayan utilizado el tradicional brazalete negro de luto.

 

Dato: La foto

Foto: Instagram Pablo Lavallén

 

El plantel regresó al hotel ubicado en la zona de Retiro para cenar y después emprender la partida a Santa Fe. Allí, se sacaron la foto con el cheque de 670.000 pesos ganados por la victoria ante Acassuso y el técnico, Pablo Lavallén, la publicó en su red social. A su lado, se sentaron varios jugadores, entre ellos Ortiz y Celis.

 

Autor:

Enrique Cruz


Temas:

Además tenés que leer:



Más Noticias de Actualidad Sabalera

Le ganó por penales 7-6 a Unión en Sunchales
Lo más visto
Cumbre del Mercosur: mirá el mapa de los cortes en la ciudad -  -
Área Metropolitana
Descensos: Colón y Unión enfrentados por conveniencia  - En veredas opuestas. José Néstor Vignatti y Luis Spahn, juntos, en el último clásico jugado en el Brigadier López. Por cuestiones obvias, votarán por salidas distintas el tema de los descensos. Los dos presidentes tienen votos como así también los vice: José Alonso en Colón y Edgardo Zin en Unión.  -
El dólar se disparó 56 centavos -  -
#Temas de HOY: Elecciones 2019  Senado de Santa Fe  Colón  Copa Sudamericana  Unión  Clima en Santa Fe  Cumbre del Mercosur  

Recomendadas