https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Sábado 27.04.2019
20:05

Crónica política (por Rogelio Alaniz)

"Quien más quien menos, por mal comer..."

 -

Foto: Archivo




Crónica política (por Rogelio Alaniz) "Quien más quien menos, por mal comer..."

Rogelio Alaniz

 

I

 

Se repite hasta el cansancio: Mauricio Macri decidió confrontar con Cristina; él es el responsable exclusivo de la vigencia de Cristina. Pregunto: ¿El peronismo no tiene ninguna responsabilidad de que Cristina sea la dirigente preferida? ¡Qué cómodo resulta echarle a Macri la culpa de todo!

 

II

 

Las noticias políticas deberían regirse por ciertas proporciones. El riesgo país preocupa, la inflación inquieta, pero que la justicia amplíe el proceso a Cristina y reclame una vez más prisión preventiva debería ser un escándalo y el testimonio elocuente acerca de la complicidad del peronismo con los episodios de corrupción más escandalosos de nuestra historia.

 

III

 

¿Alguien cree que Víctor Manzanares y Daniel Muñoz puedan haber trasladado millones de dólares durante años sin el conocimiento y sin el aval de Néstor primero y de Cristina después? ¿Se puede creer que dos personas obsesivas por el poder y el dinero como Néstor y Cristina puedan haberlo permitido? ¡Por favor!

 

IV

 

Leeré el libro “Sinceramente” con la expectativa y la ilusión de hallar en sus 600 páginas algunas respuestas acerca de las causas por las cuales el 21 de mayo la autora se deberá sentar en el banquillo de los acusados. En lo personal, me sentiría muy satisfecho que la Señora haya escrito este libro para probar que su gobierno no fue una cleptocracia.

 

V

 

“Facundo” es el primer libro que se escribió para una candidatura presidencial. El segundo, puede ser “Política y petróleo”, de Arturo Frondizi. El tercero, “Sinceramente” de Cristina. Dejo abierto a la consideración de los lectores las diferencias entre los dos primeros libros y el tercero.

 

VI

 

El libro “Sinceramente” de Cristina está en las antípodas de un ensayo como el “Facundo” de Sarmiento. “Sinceramente” más que indagar sobre los secretos de la nación como proponía Sarmiento, se reduce a promocionar un ego enfermizo y frívolo. Hay que llegar a Dale Carnegie en “Como triunfar en la vida y ganar amigos” para acercarnos en ritmo de bolero tropical a “Sinceramente” de Cristina.

 

VII

 

Ampliación histórica: “Facundo” fue escrito por Sarmiento en 1845 y él fue candidato a presidente en 1868. ¿Entonces el libro no se escribió para su candidatura? Sí, lo escribió para eso, porque ya para 1845 Sarmiento regalaba retratos a sus amigos asegurando que sería el futuro presidente de los argentinos

 

VIII

 

Muchos políticos están presentando libros en los últimos tiempos, cosa que me parece muy bueno. Ahora bien, en homenaje al libro y como lector compulsivo y escritor aficionado, me permito agregar, con todo respeto, que además de presentar el libro sería muy bueno que los escriban.

 

IX

 

Todo escrache posee una fuerte marca fascista. Y todo se agrava cuando el escrache se practica en los espacios culturales tal como lo hicieron los energúmenos de siempre contra Pablo Avelluto en la Feria del libro. Los escrachadores -hay que saberlo- no están muy lejos de la sentencia nazi; “Cuando oigo la palabra cultura echo mano a la pistola”.

 

X

 

Guillermo Moreno legitimando al chorro “con códigos” no es un error o una torpeza verbal de parte de un señor cuyas torpezas lo han hecho célebre. Por el contrario, esa concesión al delito, al lumpenaje, a las barras bravas es una lección práctica de cultura populista con sus condimentos lúmpenes y fascistas. Escuchen y aprendan, ciudadanos, porque estos caballeros se están preparando para volver.

 

XI

 

De “los impuestos que le cobramos a la patria” de Daniel Muñoz, al “hay que robar con códigos”, de Guillermo Moreno, se extiende un amplio y florido friso que expresa con transparencia algunos de los rasgos centrales de la denominada cultura transgresora del populismo criollo.

 

XII

 

En la semana pasada dos argentinos fuera del país declararon que los persigue la justicia argentina. Uno, se llama Rafael Di Zeo; la otra, Cristina Kirchner. Uno habla desde Ecuador, la otra desde Cuba, “faro socialista y primer territorio libre de América latina”. Los dos aseguran indignados ser inocentes y víctimas de un poder arbitrario, vengativo y antipopular, aunque habría que decir a favor de Di Zeo que solo tiene un proceso, nada, o casi nada, al lado de los diez procesos y cinco pedidos de prisión preventiva de su compañera.

 

XIII

 

El señor Eugenio Zaffaroni dice compungido e indignado que la designación de jueces por decreto es vergonzosa y no tiene precedentes en la Argentina. Puede ser. Pero tampoco debería sentar precedente en este país que la democracia nombre jueces que fueron de la dictadura o que se tolere a jueces dueños de putas y prostíbulos. ¿No es así señor Zaffaroni?

 

XIV

 

El doctor Villar Cataldo salía de trabajar de su consultorio donde trabajó toda la vida. Y fue asaltado, amenazado con una pistola y, hasta que alguien me explique lo contrario, esa amenaza fue una amenaza de muerte, salvo que crean que el delincuente estaba jugando “al ladrón y el policía”.

 

XV

 

Caso Villar Cataldo: ¿Se entienden de una buena vez las diferencias entre una persona de bien y un delincuente, entre una persona que sale de su trabajo y la otra que lo amenaza de muerte para robarlo? ¿Se entiende el momento de violencia gratuita que debe padecer una persona? ¿Se entiende que en esas condiciones se hace muy, pero muy difícil averiguar si el revólver es de juguete, o si las balas son de fogueo? Acepto que por toda muerte se deben dar explicaciones, pero hay que ser idiotas o cómplices para exigirle sangre fría y racionalidad a una persona que debe lidiar de golpe, “sin comerla ni beberla” con un peligro de muerte. Lo injusto en todos los casos es colocar en un mismo nivel a la víctima y al victimario. O exigir de hecho que la víctima no se defienda.

 

XVI

 

No hay por qué sorprenderse de que el Morsa Aníbal Fernández, superministro del kirchnerismo desde el principio al fin, hable de un correctivo contra el señor que le sacó una foto a la Señora. Mussolini empleaba esa palabra cuando implantó el aceite de ricino para los opositores. Como siempre, el Morsa Fernández abrevando en las mejores y más humanistas fuentes de nuestra historia.

 

XVII

 

“El que se arrime que tenga cuidado porque va a seguir matando”, dice la madre del delincuente muerto. Tal vez algo de razón tenga. Si otro delincuente amenaza la vida de Villar Cataldo o la vida de sus hijos, seguramente se va a defender y lo hará con las armas que tenga a mano. Está en su derecho. Salvo que esta señora crea que los delincuentes tienen derecho a robar o a asesinar, y la víctima el deber de permitir que lo sacrifiquen.

 

XVIII

 

Entiendo lo de los precios cuidados y estoy de acuerdo que se intente aplicarlos. Ahora bien, cuando escucho que se acordó “un pacto de caballeros” me viene a la memoria el episodio de cuando un desolado Juan Carlos Pugliese dijo: “Les hablé con el corazón y me contestaron con el bolsillo”. ¿Es necesario recordar que, para bien o para mal, la lógica del capitalismo, no es la de los pactos de caballeros?

 

XIX

 

Equivocado o no, Mauricio Macri envejeció veinte años en tres. La presidencia de la nación, se sabe, no es un oficio saludable, sobre todo cuando se cuenta con una oposición que ni siquiera le perdona que tome vacaciones cuando, además, se sabe que las vacaciones de un presidente son simbólicas, porque nunca deja de ser presidente y de estar conectado con ministros y secretarios de Estado. Es un acto de mala fe suponer que se va de joda o que no le gusta trabajar. Sus vacaciones lo liberan de algunos actos protocolares, pero después trabaja como siempre o más.

 

XX

 

Dos preguntas le haría a Guillermo Marcó -ex vocero del compañero Jorge Bergoglio- cuando dice que los católicos no van a votar a Macri: ¿No le parece, por lo menos, un acto de soberbia hablar en nombre de TODOS los católicos? Pregunto: ¿La consultó a mi madre, por ejemplo, que es católica y que creo que no lo conoce a usted, padrecito Guillermo?

 

XXI

 

De Roberto Lavagna los kirchneristas dicen que será un nuevo Fernando de la Rúa, la salida del establishment gorila a un Macri agotado. Por el contrario, en el macrismo se especula que Lavagna le lava la cara a Cristina; otros aseguran que será algo así como la Margarita Stolbizer de 2019. Pregunto: ¿En algún momento Lavagna se atreverá a ser Lavagna?

 

“Facundo” es el primer libro que se escribió para una candidatura presidencial. El segundo, puede ser “Política y petróleo”, de Arturo Frondizi. El tercero, “Sinceramente” de Cristina. Dejo abierto a la consideración de los lectores las diferencias entre los dos primeros libros y el tercero.




Más Noticias de Opinión

La política en foco (por Germán de los Santos)
Lo más visto
Primer juicio a Cristina - Ella se considera perseguida política y Alberto Fernández dijo que los jueces deberán “explicar barrabasadas”. -
Política

Primer juicio a Cristina

Cristina, antes del juicio: "Es una cortina de humo que pretende distraer a los argentinos" -  -
Política
Video: un alumno intentó apuñalar a un compañero durante el recreo -  -
Sucesos
"Ahora tenemos más argumentos futbolísticos" -  -
Probabilidad de lluvias para este martes en Santa Fe -  -
#Temas de HOY: Senado de Santa Fe  Clima en Santa Fe  Copa Sudamericana  Unión  Colón  Cristina Kirchner   

Recomendadas