https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Miércoles 15.05.2019 - Última actualización - 7:37
7:35

El organismo sesiona esta semana en el país

La Corte Interamericana de Derechos Humanos revisa siete sentencias contra el Estado argentino

Son hechos en que acusados o familiares de víctimas consideraron no haber recibido una debida respuesta de la Justicia. Destacaron la adhesión de la Argentina al sistema.

 

El ministro Germán Garavano (izq) conversa con Eduardo Ferrer Mac-Gregor Poisot (presidente de la CoIDH) junto al titular de la Corte Suprema, Carlos Rosenkrantz. <strong>Foto:</strong> TélamEl ministro Germán Garavano (izq) conversa con Eduardo Ferrer Mac-Gregor Poisot (presidente de la CoIDH) junto al titular de la Corte Suprema, Carlos Rosenkrantz.
Foto: Télam

Foto: Télam



El organismo sesiona esta semana en el país La Corte Interamericana de Derechos Humanos revisa siete sentencias contra el Estado argentino Son hechos en que acusados o familiares de víctimas consideraron no haber recibido una debida respuesta de la Justicia. Destacaron la adhesión de la Argentina al sistema.   Son hechos en que acusados o familiares de víctimas consideraron no haber recibido una debida respuesta de la Justicia. Destacaron la adhesión de la Argentina al sistema.  

El Litoral / politica@ellitoral.com / Télam

 

La Corte Interamericana de Derechos Humanos (CoIDH) inició este lunes en Buenos Aires su 61 período de sesiones extraordinarias para revisar el cumplimiento de sentencias contra el Estado argentino, con un acto en el que el presidente de ese tribunal, Eduardo Ferrer Mac-Gregor Poisot, consideró al país “pionero” en su adhesión al sistema internacional de defensa de los derechos humanos.

 

La ceremonia de apertura de las sesiones, que se realizó en el Palacio de Justicia, fue encabezada por el presidente de la Corte Suprema, Carlos Rosenkrantz, quien destacó los progresos de los mecanismos de protección de los “derechos fundamentales”, a los que consideró clave para el “fortalecimiento de las democracias modernas”.

 

El ministro de Justicia, Germán Garavano, exhortó a “seguir avanzando en el fortalecimiento de los derechos humanos sin miradas políticas, partidarias ni ideologizadas” para “construir herramientas que sirvan a cada uno de los habitantes de la Nación”. Garavano ratificó el compromiso de Argentina en la “vigencia de un sistema de justicia independiente”, que garantice que los derechos humanos “puedan ser ejercidos por todos los actores”, incluso “los más humildes y alejados del sistema”.

 

“CRISIS GLOBAL”

 

“Argentina fue históricamente una aliada del Sistema Interamericano de Derechos Humanos y estamos convencidos de que la CoIDH puede contar con ella para seguir en esa senda”, declaró por último Ferrer Mac-Gregor Poisot y consideró al país como un “ejemplo de cumplimiento” de la legislación nacional e internacional en esa materia. Con todo, el presidente del tribunal interamericano evaluó que existe una “crisis global profunda”, apoyada en la iniquidad social, y advirtió que Latinoamérica se perfila como “la sociedad más desigual del mundo con pobreza extrema, diversas formas de discriminación, violencia estructural contra la mujer y crimen organizado”, entre otras cuestiones.

 

“Frente a esta profunda crisis institucional, económica y social es necesario fortalecer el diálogo entre los Estados y la CoIDH, de la mano de la sociedad civil y de las víctimas de las violaciones”, expresó Ferrer Mac-Gregor.

 

Además de Garavano, Rosenkrantz y Ferrer Mac-Gregor Poisot, participaron de la ceremonia -realizada en el histórico Salón de los Derechos Humanos del Palacio- la vicepresidenta de la Corte Suprema, Elena Highton de Nolasco, y el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, entre otros funcionarios y referentes del ámbito jurídico.

 

Esta semana la CoIDH sesionará por segunda vez en el país (la anterior fue en el 2006) en audiencias que se realizarán a puertas cerradas en el hotel Sheraton del barrio porteño de Retiro. El alto tribunal internacional analizará el cumplimiento de siete sentencias que afectan al Estado argentino y se involucrará, con un viaje a Salta el viernes y sábado próximo, en un reclamo de pueblos originarios por la propiedad de unas 400 mil hectáreas de tierras ancestrales en esa provincia.

 

EN LA CONSTITUCIÓN

 

La Argentina aprobó la Convención Americana sobre Derechos Humanos con la sanción de la Ley 23.054, en marzo de 1984 y, luego, su texto quedó incluido formalmente en la Constitución Nacional, al mencionarlo en el artículo 22, en el marco de la Reforma de 1994.

 

Desde ese momento, el Estado argentino fue condenado por quince hechos por la Corte IDH y sobre siete de ellos el tribunal internacional verificará ahora el efectivo cumplimiento de las condenas durante el período de sesiones extraordinarias que comenzó esta tarde en Buenos Aires.

 

LOS CASOS

 

El cumplimiento de condenas contra el Estado argentino en siete casos vinculados en su mayoría con hechos de violencia institucional y uno referido a la libertad de expresión será lo que la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) constatará en el marco de las sesiones extraordinarias que lleva adelante esta semana en Buenos Aires. Se trata de hechos en los que acusados o familiares de víctimas consideraron no haber recibido en el país una debida respuesta por parte de la Justicia, con lo cual recurrieron a instancias internacionales, con el fin de que se investiguen los casos y se evalúen eventuales condenas al Estado.

 

Así, se examinarán los casos “Garrido y Baigorria”, “Torres Melladura y otros vs. Argentina”, “Furlan y familiares vs. Argentina” (1990), “Forneron e hija vs. Arengan” (2000); “Fontevecchia y D’Amico vs. Argentina” (1995), “Argüelles y otros vs. Argentina” (1990), “Bueno Alves vs. Argentina” (1988).

 

CON MACRI

 

Para hoy a las 17 está previsto un encuentro entre miembros de la Corte Interamericana de Derechos Humanos con el presidente Mauricio Macri. El mandatario nacional recibirá a integrantes del organismo en su despacho de la Casa Rosada.

 

"Latinoamérica se perfila como la sociedad más desigual del mundo con pobreza extrema, diversas formas de discriminación, violencia estructural contra la mujer y crimen organizado”. Eduardo Ferrer Mac-Gregor Poisot. Presidente de la CoIDH.




Lo más visto
Viernes soleado en Santa Fe -  -
Información General
Es ley: bajan a la mitad las multas -  -
#Temas de HOY: Senado de Santa Fe  El Litoral Podcasts  Colón  Unión  Superliga Argentina  Copa Sudamericana  

Recomendadas