https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Miércoles 12.06.2019 - Última actualización - 20:59
20:53

Secuelas del camión del Leyes

Narcopolicía condenado por lavado de dinero

El TOF impuso 4 años de cárcel y una multa millonaria para el ex sargento de policía Alejandro “Aguja” Agüero; ya condenado en 2017 por el secuestro de 1662 kilos de marihuana en 2014 en Arroyo Leyes. La sentencia alcanzó a su esposa, una enfermera del hospital de Niños y su padre, jubilado como portero de escuela.

 -

El “Aguja” Agüero fue uno de los diez policías condenados a mediados de 2017 por la recordada causa del camión con 1.662 kilos de marihuana hallado en noviembre de 2014 en un basural de Arroyo Leyes. Foto: Archivo El Litoral




Secuelas del camión del Leyes Narcopolicía condenado por lavado de dinero El TOF impuso 4 años de cárcel y una multa millonaria para el ex sargento de policía Alejandro “Aguja” Agüero; ya condenado en 2017 por el secuestro de 1662 kilos de marihuana en 2014 en Arroyo Leyes. La sentencia alcanzó a su esposa, una enfermera del hospital de Niños y su padre, jubilado como portero de escuela. El TOF impuso 4 años de cárcel y una multa millonaria para el ex sargento de policía Alejandro “Aguja” Agüero; ya condenado en 2017 por el secuestro de 1662 kilos de marihuana en 2014 en Arroyo Leyes. La sentencia alcanzó a su esposa, una enfermera del hospital de Niños y su padre, jubilado como portero de escuela.

El ex sargento de policía de la provincia, Alejandro Daniel Agüero fue condenado este miércoles a la pena de 4 años de prisión y multa de $ 2.253.800, como coautor del delito de “lavado de activos de origen ilícito” en una causa que tiene como correlato el secuestro de un cargamento de 1.662 kilos de marihuana en 2014 en un basural de la localidad de Arroyo Leyes que involucró a una decena de uniformados.

 

La sentencia, dictada por el Tribunal Oral Federal de Santa Fe (TOF) alcanzó además a la esposa de Agüero, la licenciada en enfermería y empleada del Hospital de Niños, María Silvina Arredondo, quien recibió tres años de prisión en suspenso y una multa idéntica a la de su marido. Por último, el fallo se extendió a Carlos Alberto Agüero, un portero de escuela jubilado, de 67 años y padre del policía, a quien se le impuso pena de un año de ejecución en suspenso y no se le aplicó multa. Además, se estableció que los dos últimos (Arredondo y Agüero padre) continuarán el libertad, pero sujetos a un régimen de conducta durante el lapso de dos años.

 

El tribunal integrado por los camaristas José María Escobar Cello -presidente-, María Ivón Vella y Luciano Homero Lauría, dictó sentencia el mediodía del miércoles, tras un debate oral iniciado el 29 de mayo y por el cual pasaron una decena de testigos que pusieron en jaque la estrategia defensiva de los tres imputados, representados por el defensor público oficial Julio Agnoli.

 

 

 

Alegato final

 

El mismo miércoles, pero en horas de la mañana, el fiscal general Martín Suárez Faisal, realizó su alegato final, en el cual sostuvo la tesis acusatoria y solicitó al tribunal, se imponga al “Aguja” Agüero pena de 5 años de cárcel, más una multa de 4 millones de pesos e inhabilitación por diez años, al considerar que el delito de lavado de dinero se encontraba agravado por su condición de funcionario policial. En tanto pidió penas de cumplimiento efectivo para la mujer y el padre del principal acusado.

 

Para la fiscalía los bienes adquiridos por el matrimonio Agüero-Arredondo resultan “desproporcionados respecto a las únicas fuentes de ingresos declaradas por el grupo familiar durante el 2014”, que eran los sueldos como empleados públicos, en su carácter de policía, Agüero; enfermera, Arredondo y portero de escuela, Agüero padre.

 

Según indicó Suárez Faisal, sumado los sueldos del matrimonio durante el período investigado no llegan a cubrir una cuarta parte de las inversiones realizadas. Tampoco sumando las supuestas actividades “secundarias” que realizaba Agüero que dijo que en su tiempo libre era “transportista”, “mozo” y “seguridad privada”.

 

Foto: Archivo El Litoral

 

 

Plata de la droga

 

Durante el debate se le reprochó a los acusados la adquisición durante el período 2014-2015 de vehículos -dos autos, una moto y un utilitario-; una casa en Santo Tomé y haber realizado “suntuosas refacciones” en su vivienda familiar de calle Las Macluras al 5811 del barrio Colastiné Norte.

 

Técnicamente se los acusa de haber puesto “en circulación en el mercado” dichos bienes muebles e inmuebles, que se presume, fueron adquiridos “con dinero proveniente de la actividad ilícita de tráfico de estupefacientes” que desarrolló el entonces sargento Agüero.

 

Las maniobras ilícitas tuvieron como punto de inflexión el 19 de diciembre de 2014, cuando Agüero fue detenido por Gendarmería, acusado de haber intervenido en el transporte de 1.662 kilos de marihuana, secuestradas el 2 de noviembre de 2014. Por esa causa fue a juicio, y el mismo tribunal que lo acaba de juzgar, lo condenó a 12 años de cárcel el 22 de junio de 2017, junto a otros nueve policías y dos civiles.

 

Si bien no se conocieron los fundamentos del fallo (estará disponibles el 21 de junio), el tribunal ordenó además unificar la pena impuesta a Alejandro Agüero con la dispuesta en 2017, fijándose la pena única de 14 años de cárcel y multa de $ 2.253.800.

 

 

 

Autos y reformas

 

Entre los bienes que se le atribuye al matrimonio y el padre y suegro de ambos, cuentan un auto Fiat Palio, un Chevrolet Celta y una moto Suzuki DL1000; así como una casa ubicada en calle Alberdi 1305 de Santo Tomé; y las mencionadas reformas en su vivienda de calle Las Macluras, consistentes en la construcción de un quincho equipado, un baño, un deposito, una piscina de 3x5 m. y un segundo piso con dos dormitorios y una pequeña sala de estar con balcón, que a mayo de 2014 fue valuada en $ 819.414. En tanto el padre de Agüero adquirió un utilitario Peugeot Expert HDI por un valor de $ 289.000 que luego vendió por una suma similar.

 

Además de las tasaciones de los vehículos realizada en función de los precios de lista de la época y de la cotización del dólar como moneda de comparación, durante el juicio se discutió sobre el costo de las reformas edilicias a la vivienda familiar, que según la declaración de una arquitecta, experta en pericias y tasaciones de la UNL, se concluyó que el valor del terreno con el inmueble y sus mejoras rondaría hoy los 15 millones de pesos.

 

Decomiso

 

Respecto de los bienes, dispusieron “su desafectación como bien de familia del inmueble ubicado en calle Alberdi N° 1305 de Santo Tomé” y se ordenó su decomiso; así como el decomiso del Fiat Palio 2014, dominio NTM 884 y del Chevrolet Celta Advantage Pack modelo 2015, dominio OQC526. Y disponer el secuestro y posterior decomiso de la motocicleta Suzuki DL 100 V-Storm modelo 2012 dominio 731-KPY.

Autor:


Temas:

Además tenés que leer:



Más Noticias de Sucesos

El femicida le dejó una carta a sus hijos
#Temas de HOY: Elecciones 2019  Copa América 2019  Colón  Unión  Clima en Santa Fe  Elecciones en Santa Fe  

Recomendadas