https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Domingo 16.06.2019 - Última actualización - 18.06.2019 - 19:00
17:39

Radiografía nacional

Nivel Inicial: hay más alumnos, aunque persisten los problemas

Según las estadísticas del Ministerio de Educación nacional, la matrícula se expandió en un 23,8 %, pero persisten los déficits de cobertura y las brechas por jurisdicción. 

 -

Foto: Mauricio Garín




Radiografía nacional Nivel Inicial: hay más alumnos, aunque persisten los problemas Según las estadísticas del Ministerio de Educación nacional, la matrícula se expandió en un 23,8 %, pero persisten los déficits de cobertura y las brechas por jurisdicción.  Según las estadísticas del Ministerio de Educación nacional, la matrícula se expandió en un 23,8 %, pero persisten los déficits de cobertura y las brechas por jurisdicción. 

A lo largo de los últimos diez años, entre 2007 y 2017, la matrícula correspondiente a los jardines de infantes creció un 23,8 % en todo el país. De esta manera, la cantidad de niños y niñas en las salas de 3 a 5 años se incrementó de 1.364.909 a 1.689.666, sumando 324.757 alumnos a todo el sistema. En Santa Fe, el crecimiento de la matrícula fue del 8,5 %. 

 

Los datos corresponden al informe de Gustavo Iaies ( “¿Cómo evolucionó la matrícula de los jardines de infantes en Argentina?”), especialista en educación en el Centro de Estudios en Políticas Públicas, patrocinado por el Observatorio Argentinos por la Educación.

 

El especialista insistió en que la construcción de salas debe ir acompañada con un proyecto pedagógico: “Un modelo de metas de infraestructura que se enuncian, pero no se cumplen, hace que resulte muy difícil para la sociedad exigir rendición de cuentas o seguimiento de metas y objetivos de la política educativa”, afirmó. 

 

Por salas

 

Si bien es cierto que el solo hecho de asistir al jardín no garantiza de por sí mejores resultados en las etapas posteriores del camino educativo, quien ingrese al nivel de educación primaria con un tránsito previa por el nivel inicial contará con competencias y aptitudes como resolución de problemas, desarrollo de capacidades motoras, pensamiento lógico-matemático y pensamientos base del aprendizaje efectivo por medio de un temprano inicio en la socialización.

 

Sin embargo, de acuerdo con los números expuestos en el informe, aún persisten importantes déficits en la cobertura en el nivel inicial, pese al crecimiento de la oferta a nivel nacional. Asimismo, continúa vigente un debate de larga data sobre la necesidad de considerar la obligación de la sala para infantes de 3 años. 
De forma más precisa, el estudio indica que la sala de 5 es la de mayor cantidad de alumnos (720.459) argentinos, hasta 2017. Por otro lado, la sala de 4 es la que más demanda registró (en un 43,8 %) con 649.907 asistentes. Mientras, la sala de 3 cuenta con un 50 % menos de alumnos que la de 5 (con 319.300), pero aumentó un 41,9 %. 

 

Por otro lado, la cifra de unidades “educativas” se elevó a 18.225: un incremento de 10,4 % en 10 años. A su vez, la cantidad de unidades de “servicio” (tomando el registro de 2009 por falta de datos), llegaron a 20.585 en 2017: un incremento de 7,9 %. La diferencia entre ambas unidades es que la segunda se refiere a la oferta en la sede o anexo de un establecimiento preexistente.

 

Asimismo, del total de los matriculados en el nivel inicial, la mayor parte (el 68,5 %) asiste a instituciones de gestión estatal, una proporción similar a la que había en 2007 (69 %). Por consiguiente, solo el 31,5 % lo hace en establecimientos de gestión privada.

Matriculación. En el nivel inicial, la mayor parte (el 68,5 %) asiste a instituciones estatales, una proporción similar a la que había en 2007 (69 %).Foto: Captura del informe

 

 

 

 

Por región

 

Teniendo en cuenta la evolución de la matrícula de 3 a 5 años por región, el sector Centro fue el de más baja variación (85,9 %) aunque continúa siendo la de mayor cobertura desde el comienzo del período considerado. El mayor incremento de matrícula de Córdoba (26,3 %), seguida de Entre Ríos (24,2 %), provincia de Buenos Aires (15 %), Caba (11,9 %) y Santa Fe (8,5 %). Estas jurisdicciones ya presentaban niveles de cobertura elevados en el comienzo del período considerado. Las demás tuvieron un atenuado crecimiento debido a las insuficiencias previas, aunque achican las brechas entre provincias. 

 

En Cuyo el crecimiento fue de un 114,6 %. Mendoza aumentó en 50,4 %, seguida por San Juan (48,1 %) y San Luis (16,1 %). 

 

En el Noroeste la variación fue de (193,9 %). Allí, Tucumán fue la provincia con mayor aumento (42,2 %), seguida por Santiago del Estero (41,4 %), Salta (35,8 %), Jujuy (33,9 %), Catamarca (20,5 %) y La Rioja (20,1 %).

 

Mientras, el Noreste incremento en 117 % la matrícula. La provincia que más lo hizo fue Misiones (41 %), continuada por Chaco (38,1 %), Formosa (19,1 %) y Corrientes (18,8 %).

 

Por último, la Patagonia aumentó en un 218 %, con Santa Cruz (59,1 %) y La Pampa (52,6 %) primeras en el registro. En Chubut el incremento fue 34,2 %, en Río Negro de 31,1 %, en Tierra del Fuego el 22 % y en Neuquén un 19,7 %.

 

Limitaciones en los Jardines Maternales 

En el total del país, solamente un 15% de las escuelas complementa su oferta con el jardín maternal, alcanza un total de 3.065 instituciones. Además, si bien los jardines maternales exclusivos (sin continuidad de infantes) han aumentado en su número, en 2016 no superan los 500 en todo el país.

 

Los datos se desprenden de un documento presentado esta semana por Unicef y Cippec, con el rótulo “Mapa de la educación inicial en Argentina”, en el cual proponen una extensa radiografía de la cobertura en las distintas jurisdicciones del país sobre la educación en primera infancia. 

 

En el capítulo “Radiografía del nivel inicial en Argentina”, el informe presenta un análisis según los grupos etarios, tipo de gestión, formato institucional, distribución según contexto territorial. El análisis se enfoca en qué características tienen los jardines maternales y de infantes, cómo se regulan, qué profesionales están a su cargo y cuántos tienen acceso a las instituciones educativas.

 

Allí se indica que el jardín maternal es el que presenta la menor matrícula dentro del nivel en la actualidad, considerando que la población de 45 días a 2 años es alrededor de 2.000.000 de niños y niñas en todo el país, según el Censo de Población de 2010.

 

Matriculación. En el nivel inicial, la mayor parte (el 68,5 %) asiste a instituciones estatales, una proporción similar a la que había en 2007 (69 %).Foto: Captura informe

 

 

 

Falta de coordinación
 

El estudio muestra una tendencia en crecimiento en el caso del jardín maternal, quintuplicándose la cantidad de niños y niñas que asisten allí. Sin embargo, la oferta de esta modalidad, desde 2008 a 2016, ha tenido un crecimiento importante solo en la provincia de Buenos Aires (de 76 a 119) y en Mendoza (de 173 a 270). 

 

De esta manera, se observa que la oferta se concentra en el tramo obligatorio (4 y 5 años), mientras que para los niños menores de 3 años es más deficitaria. Asimismo, el porcentaje de 15% de las escuelas que ofrecen jardín maternal, se duplica en escuelas de gestión privada y se reduce a menos de la mitad en las zonas rurales. 

 

Debido a ello, sus autoras (Alejandra Cardini, Cora Steimberg, y Jennifer Guevara) aclaran que “se considera que es necesario constituir, para este grupo, un mapa comprensivo que permita contabilizar el resto de los servicios desarrollados por otros actores de gobierno y sociedad civil, posibilitando valorar la demanda potencial no satisfecha”. 

 

Informe abierto

 

El “Mapa de la Educación Inicial” forma parte de una serie de cinco informes realizados por UNICEF y CIPPEC, realizados sobre la base de la información estadística disponible. Mientras, su relevamiento y sistematización partieron de análisis inéditos de normativas educativas nacionales y provinciales.

 

Desde Unicef y Cippec comentaron que toda la normativa recopilada y analizada en el proyecto estará disponible en la Biblioteca Nacional de Maestros a disposición de todos los investigadores, equipos técnicos y tomadores decisiones.

 

 

Recorrido legal

 

La Ley Federal de Educación sancionada en 1993 estableció, entre otros puntos, un cambio en la estructura del sistema educativo (dividida, hasta el momento, en primaria y secundaria), ubicando como obligatoria a la sala de 5 años de Nivel Inicial.

 

Luego, la Ley de Educación Nacional de 2006 instituyó a la educación inicial como unidad pedagógica, reelaborando la categoría de guardería por jardín maternal (de 45 días a 2 años) y jardín de infantes (de 3 a 5 años).

 

Más tarde, en 2014, la ley 27.045 modificó a su predecesora, declarando como obligatoria la educación inicial para infantes de 4 años de edad.

 

A su vez, la sala de tres sigue siendo postergada. En 2016, se intentó avanzar hacia su obligatoriedad con un proyecto de ley que recibió media sanción en Diputados, pero que luego se diluyó.

 

Tironeos con Nación

 

En el informe se resalta la necesidad de contar con mayor información pública sobre cobertura educativa en cada jurisdicción, y plantea que “futuros estudios podrían focalizarse en la demanda insatisfecha por provincias, para analizar cuántos jardines o secciones son necesarios para cumplir con la ley de obligatoriedad de escolarización a partir de la sala de 4 años”.

 

Respecto de la cobertura, los números indican que Santa Fe está tercera a nivel nacional. Según los últimos datos tomados del Ministerio de Educación nacional, nuestra provincia cuenta con 114.567 matriculados, y está solo por detrás de Buenos Aires (695.420) y Córdoba (131.992). Si bien el ranking es el mismo según densidad poblacional, el caso del territorio santafesino se distingue por la mejoría luego de una caída entre 2009 a 2011, donde hubo una pérdida de 108.075 a 103.672 alumnos.

 

De cara a las nuevas elecciones nacionales, es preciso decir que este punto confluyó en uno de los ejes de campaña presidencial, en 2015. Allí, el entonces candidato Mauricio Macri había manifestado la construcción de 3 mil jardines. Una vez en electo, la promesa se reorientó a 10 mil nuevas aulas. Finalmente, la meta no fue cumplida. Y las demoras de estas obras fueron disparador de conflicto entre la Nación y las provincias, debido a los recortes presupuestario como consecuencia de los problemas macroeconómicos del país. 

 

Específicamente, a la “bota” provincial se debían obras en Santo Tomé, Santa Fe, Villa Gobernador Gálvez, Pueblo Esther, Alvear, Funes, Granadero Baigorria y Firmat. Como informara El Litoral durante la última semana, ante la rescisión de contratos, el gobierno de Santa Fe firmó un acuerdo para que “la provincia se haga cargo de la licitación y nueva contratación de 8 jardines”; en tanto que “el gobierno nacional se hará cargo de su financiación”.




Más Noticias de Educación

Ahora es patrimonio de la UNL
Lo más visto
#Temas de HOY: Elecciones 2019  Senado de Santa Fe  Colón  Copa Sudamericana  Unión  Clima en Santa Fe  50 Años del hombre en la Luna  

Recomendadas