https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Miércoles 19.06.2019 - Última actualización - 14:04
14:02

El desafío de la economía que viene

Sólo 6 % de la industria en la "cima tecnológica"

El sueño de la Argentina fabril no puede estar hecho de nostalgias. Necesita habilidades, procesos, comunicaciones y máquinas que más de la mitad de las fábricas no contemplan.

 -

Foto: Mauricio Garín




El desafío de la economía que viene Sólo 6 % de la industria en la "cima tecnológica" El sueño de la Argentina fabril no puede estar hecho de nostalgias. Necesita habilidades, procesos, comunicaciones y máquinas que más de la mitad de las fábricas no contemplan. El sueño de la Argentina fabril no puede estar hecho de nostalgias. Necesita habilidades, procesos, comunicaciones y máquinas que más de la mitad de las fábricas no contemplan.

¿De qué se habla cuando se informa que hay demasiada “capacidad ociosa” en el país? En buena parte de la crisis económica, pero también de la obsolescencia de marcos regulatorios, de máquinas, de capacidades laborales. El mundo cambia y exige producir lo que los nuevos tiempos demandan. 


Es eso o la nostalgia inconducente del industrialismo Nac&Pop, que propone cerrar la evolución sólo porque una fábrica es nacional.


Apenas 6% de las empresas encuestadas del sector industrial en la Argentina, pese a no ser enteramente 4.0, se encuentra próximo a la cima tecnológica. Son los “cóndores” según un trabajo conjunto desarrollado entre el Centro de Implementación de Políticas Públicas, la UIA y el BID-Intal. El documento lleva las firmas de Ramiro Albrieu, Ana Inés Basco, Caterina Brest López, Belisario de Azevedo, Fernando Peirano, Martín Rapetti y Gabriel Vienni.


La encuesta alcanzó a 307 firmas pertenecientes a seis ramas industriales de alimentos procesados, siderurgia y metalmecánica, vehículos livianos y piezas y accesorios, textil, maquinaria agrícola y biofarma, en Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, Tucumán y Mendoza, que representan el 76% del total de empresas del país.


Un segundo grupo, que incluye al 45% de la muestra, se caracteriza por emplear tecnologías de desarrollo medio y ser activo para cerrar las brechas que lo separan de la frontera tecnológica; el documento los califica como “alpinistas”.


Otro grupo que abarca a cerca de la mitad de las empresas, las cuales usan tecnologías de primera y segunda generación, “parecen inactivas frente al cambio tecnológico”. El estudio los califica como “trekkers” o caminantes.


El diseño de la encuesta, la selección de los sectores y el marco conceptual que contiene las categorías que definen los distintos estados de adopción tecnológica siguen los lineamientos del proyecto “Industria 2027” de Brasil, impulsado por la Confederación Nacional de Industrias y que contó con el apoyo técnico de la UFRJ y la Unicamp (CNI, 2018).


“Los resultados muestran que, en términos de adopción tecnológica, la travesía hacia la Industria 4.0 en Argentina al igual que en Brasil recién comienza. Dentro de esta caracterización general, existen heterogeneidades significativas al interior de la industria”, entre los cóndores, los alpinistas y los trekkers.


“La mayoría de las empresas no ha tomado aún acciones específicas para cerrar la brecha. La buena noticia es que Argentina y Brasil tienen 2 de los 3 entramados industriales más profundos de América Latina. Por lo tanto, cuentan con los activos necesarios para poder completar esta travesía, que debe ser vista como una buena oportunidad para revitalizar el sector productivo de ambos países”, dice el documento.


Sobre la demanda de habilidades, el trabajo destaca que “un elevado porcentaje de empresas que prioriza las habilidades blandas y relacionales, por encima incluso de habilidades tecnológicas y técnicas. En un contexto de cambio acelerado, los conocimientos teóricos y técnicos pierden relevancia ante habilidades interpersonales, creativas y de solución de problemas complejos, que no solo son más difíciles de automatizar, sino que son determinantes para que los trabajadores logren adaptarse exitosamente a las cambiantes exigencias laborales.


“Por otro lado, las empresas encuestadas reflejan un proceso de automatización con impacto balanceado sobre el empleo en los últimos cinco años. Las empresas tecnológicamente más avanzadas (Cóndores), en su gran mayoría, han aumentado su dotación de personal como consecuencia de este proceso. En cambio, entre las empresas menos avanzadas y poco dinámicas (Trekkers), son más las que han reducido personal que las que lo han aumentado”. 

 

Tamaño

 

El 85% de las empresas más rezagadas son micro y pequeñas empresas, mientras que apenas un tercio de las más avanzadas tecnológicamente son pequeñas. Las empresas que están más cerca de la frontera son además las que más invierten en mejorar sus tecnologías, principalmente a través de investigación y desarrollo y de otras actividades como la inversión en capital fijo y la contratación de empresas especializadas en tecnologías digitales.


Crédito


La falta de acceso al financiamiento es el principal problema para el progreso tecnológico de las firmas argentinas. Entre las empresas más avanzadas tecnológicamente, los factores externos -inadecuada infraestructura digital y marcos regulatorios- son las principales barreras para el desarrollo. Para las empresas menos avanzadas, los obstáculos de carácter interno a la firma, como la cultura de la empresa y el desconocimiento de la tecnología, cobran mayor relevancia.

 

La exportación es decisiva


Las exportadoras, más cerca de llegar a la cima. El 61% de las firmas que pertenecen al grupo de los cóndores -los más aventajados tecnológicamente- son exportadoras. La preponderancia de las firmas exportadoras va declinando con los grupos de menor absorción tecnológica: 45% de las firmas del grupo intermedio (los alpinistas) y 23% del menos avanzado tecnológicamente (los tekkers) son exportadoras. Son las exportadoras también las que le dan más importancia a las habilidades asociadas a Ctim (Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas): 60% de las firmas exportadoras espera que las habilidades Ctim sean muy importantes en cinco años, contra solo 37% de las que no exportan. Asimismo, consideran más importante el conocimiento de nuevas tecnologías para las contrataciones de personal, en comparación con el resto.


También tienen expectativas significativamente menos negativas en cuanto a la reducción de personal como consecuencia de la automatización en los próximos cinco años.

 

IA, 3D & +

 

Destaca el documento que la escasa importancia otorgada a habilidades vinculadas con inteligencia artificial, impresión 3D, computación en la nube, sensores inteligentes, internet de las cosas y realidad aumentada en la contratación de personal en los últimos años, “se condice con una industria en la que la mayoría de empresas aún no ha iniciado una transformación hacia sistemas ciber-físicos y modelos de negocios basados en analítica de datos”. 

Autor:

Ignacio Hintermeister




Más Noticias de Economía

Segunda caída en fila tras dos jornadas en ascenso
Lo más visto
Se pronostica un veranito lluvioso para el fin de semana en Santa Fe -  -
Área Metropolitana
Robó un kiosco, se escapaba en colectivo y fue detenido - La zona donde se produjo el hecho  -
Sucesos
Los Palmeras en "¿Quién quiere ser millonario?" y una emotiva historia -  -
ARA San Juan: informe final de las causas del hundimiento del submarino -  -
#Temas de HOY: Elecciones 2019  Senado de Santa Fe  Colón  Copa Sudamericana  Unión  Clima en Santa Fe  50 Años del hombre en la Luna  

Recomendadas