https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Viernes 21.06.2019 - Última actualización - 13:39
13:35

Con fuerte perspectiva de género

La OIT adoptó una norma internacional sobre violencia y acoso en el trabajo

Reunido en Ginebra, el organismo, que cumple cien años en 2019, aprobó un nuevo convenio y una recomendación.

 -

Ambas decisiones fueron tomadas por los delegados en el último día de la Conferencia Internacional del Trabajo del Centenario, celebrada en Ginebra. Foto: Gentileza OIT




Con fuerte perspectiva de género La OIT adoptó una norma internacional sobre violencia y acoso en el trabajo Reunido en Ginebra, el organismo, que cumple cien años en 2019, aprobó un nuevo convenio y una recomendación. Reunido en Ginebra, el organismo, que cumple cien años en 2019, aprobó un nuevo convenio y una recomendación.

La Conferencia Internacional del Trabajo adoptó este viernes un nuevo Convenio y una Recomendación complementaria, para enfrentar la violencia y el acoso en el lugar de trabajo. Ambas decisiones fueron tomadas por los delegados en el último día de la Conferencia Internacional del Trabajo del Centenario, celebrada en Ginebra. Allí se emitieron 439 votos a favor de la aprobación del convenio y 7 en contra, y se produjeron 30 abstenciones. La Recomendación logró 397 votos a favor, 12 en contra y 44 abstenciones.


En el Convenio se reconoce que la violencia y el acoso en el mundo del trabajo “pueden constituir un incumplimiento o una inobservancia de los derechos humanos... y poner en riesgo la igualdad de oportunidades, y que son inaceptables para lograr un trabajo decente, e incompatibles con éste”. La “violencia y el acoso” se definen como comportamientos, acciones o amenazas “que tengan por objeto, que causen o sean susceptibles de causar, un daño físico, psicológico, sexual o económico”.


Por otro lado, se recuerda a los Estados miembros que tienen la responsabilidad de promover un “entorno general de tolerancia cero”.


Inclusivo


El objetivo de la nueva norma internacional del trabajo es proteger a trabajadores y empleados, con independencia de su situación contractual, incluidas las personas que realicen actividades de capacitación, pasantías y formación profesional, los trabajadores cuyo contrato se haya rescindido, las personas que realicen labores de voluntariado o busquen trabajo, y los solicitantes de empleo.


En virtud de la norma, se reconoce que “individuos que ejercen la autoridad, las funciones o las responsabilidades de un empleador” también pueden ser objeto de casos de violencia y acoso. 
La norma abarca la violencia y el acoso en el ámbito laboral; los lugares en los que se remunere a un trabajador, realice recesos en el trabajo para descansar o comer, o use instalaciones sanitarias, de lavado o de cambio de indumentaria; viajes, desplazamientos, programas de formación, eventos o actividades sociales de índole profesional; comunicaciones relacionadas con el trabajo (en particular mediante tecnologías de la información y la comunicación), lugares de alojamiento proporcionados por el empleador; y los desplazamientos desde y hasta el lugar de trabajo. La norma reconoce asimismo que en los casos de violencia y acoso pueden participar terceros. 

 

Plazos

 

Guy Ryder, director general de la OIT, acogió con satisfacción la aprobación de dicha norma. Señaló que “en el marco de las nuevas normas se reconoce el derecho de todas las personas a un entorno laboral exento de violencia y de acoso”. Y añadió: “La siguiente etapa consistirá en la aplicación de esas medidas de protección, con objeto de fomentar un entorno laboral mejor, más seguro y decente para mujeres y hombres”.


La directora del Departamento de Condiciones de Trabajo e Igualdad (Workquality) de la OIT, Manuela Tomei, comentó que “sin respeto, no hay dignidad en el trabajo y, sin dignidad, no hay justicia social. Es la primera ocasión en la que se adoptan un Convenio y una Recomendación sobre violencia y acoso en el mundo del trabajo”.


El Convenio entrará en vigor 12 meses después de que los Estados miembros lo hayan ratificado. La Recomendación, que no es jurídicamente vinculante, proporciona directrices sobre el modo de aplicarlo. 
Este es el primer nuevo Convenio que aprueba la Conferencia Internacional del Trabajo desde 2011, año en que se adoptó el referido a las trabajadoras y los trabajadores domésticos.

 

"En el marco de las nuevas normas se reconoce el derecho de todas las personas a un entorno laboral exento de violencia y de acoso”. Guy Ryder.Director General de la OIT.

 

Los convenios son instrumentos internacionales jurídicamente vinculantes, al tiempo que las recomendaciones proporcionan asesoramiento y orientación. 

 

Estereotipos y violencia doméstica


Los considerandos del documento que aprobaron este viernes delegados y delegadas de la OIT contienen una fuerte impronta de género. Así, se reconoce “que la violencia y el acoso también afectan a la calidad de los servicios públicos y privados, y que pueden impedir que las personas, en particular las mujeres, accedan al mercado de trabajo, permanezcan en él o progresen profesionalmente”.


Además, reconoce que “la violencia y el acoso por razón de género afectan de manera desproporcionada a las mujeres y las niñas, y que la adopción de un enfoque inclusivo e integrado que tenga en cuenta las consideraciones de género y aborde las causas subyacentes y los factores de riesgo, entre ellos los estereotipos de género, las formas múltiples e interseccionales de discriminación y el abuso de las relaciones de poder por razón de género, es indispensable para acabar con la violencia y el acoso en el mundo del trabajo”.


Otro punto refiere a la violencia doméstica; allí se reconoce que “puede afectar al empleo, la productividad, la seguridad y salud, y que los gobiernos, las organizaciones de empleadores y de trabajadores y las instituciones del mercado de trabajo pueden contribuir, como parte de otras medidas, a reconocer, afrontar y abordar el impacto de la violencia doméstica”.

 

De Santa Fe


La provincia llevó a Ginebra su propia experiencia en materia de prevención y abordaje de la violencia en los ámbitos de trabajo. Es que Santa Fe cuenta con la ley 12.434/2005, con espacios donde canalizar las denuncias tanto se producen en el ámbito público como en el privado, y además con un protocolo para abordar estas situaciones, elaborado por la Defensoría del Pueblo, el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, la Red Intersindical y el aval de la representación de la OIT en el país. Precisamente, estuvieron en Ginebra, Romina Carrara, por la Intersindical, para exponer sobre el trabajo desarrollado en este organismo, y el defensor Raúl Lamberto para presentar el libro que condensa la trayectoria provincial en la temática sobre la que el organismo internacional puso el foco.


La Conferencia del centenario, que fue la 108ª Reunión de la Conferencia, contó con la participación de más de 5.700 delegados, en representación de gobiernos, trabajadores y empleadores de los 187 Estados miembros de la OIT.

Autor:




Más Noticias de Área Metropolitana

No hay fondos para realizarlo
Lo más visto
El gobierno provincial convocó a la Paritaria Central -  -
Política
Los amigos de Juan Pablo Cano colaboran con la colecta de fondos -  -
Área Metropolitana
Hallaron en la circunvalación un cadáver con las manos atadas - Circunvalación Oeste, a la altura de calle Regimiento 12 de Infantería. -
#Temas de HOY: Elecciones 2019  Senado de Santa Fe  Colón  Copa Sudamericana  Unión  Clima en Santa Fe  50 Años del hombre en la Luna  

Recomendadas