https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Martes 02.07.2019 - Última actualización - 11:53
9:39

Taller del Code en el club de barrio

Los niños observadores del espacio del Sargentito, el club recuperado

Se trata del antiguo club de bochas del barrio Sargento Cabral que reactivaron los vecinos. Allí concurrieron cada sábado de junio pequeños fascinados por los astros. Y aprendieron astronomía.

 

Magia. Una esfera, una luz, el movimiento y la fantasía de los chicos. <strong>Foto:</strong> Enzo Rodríguez SuárezMagia. Una esfera, una luz, el movimiento y la fantasía de los chicos.
Foto: Enzo Rodríguez Suárez

Foto: Enzo Rodríguez Suárez



Taller del Code en el club de barrio Los niños observadores del espacio del Sargentito, el club recuperado Se trata del antiguo club de bochas del barrio Sargento Cabral que reactivaron los vecinos. Allí concurrieron cada sábado de junio pequeños fascinados por los astros. Y aprendieron astronomía.   Se trata del antiguo club de bochas del barrio Sargento Cabral que reactivaron los vecinos. Allí concurrieron cada sábado de junio pequeños fascinados por los astros. Y aprendieron astronomía.  

Nicolás Loyarte / Paula Olivieri (Proyecto Deatres) / area@ellitoral.com

 

Durante el mes de junio, cada sábado por la noche un puñado de niños santafesinos se acostó pensando en las estrellas. Esos astros que conocieron durante el taller de astronomía al que asistieron en el recuperado Club de Bochas Sargento Cabral, más conocido como el Sargentito, de Necochea y Padilla.

 

En ese espacio de encuentro barrial y social, desde fines del año pasado se tejen historias. Es que los vecinos decidieron recuperar el edificio que estaba semi abandonado y junto al artístico-cultural Proyecto Deatres, activaron una serie de actividades sociales, talleres y encuentros entre los vecinos, los principales protagonistas.

 

Fue en ese contexto en el que una noche decidieron sumar al ciclo de cine animado bajo las estrellas —que proyectaron en el patio del club— la posibilidad de ver la luna llena. Así fue como convocaron a los especialista del Centro de Observadores del Espacio (Code), quienes se entusiasmaron y llevaron al lugar los equipos necesarios para ver al único satélite natural de la Tierra: la Luna.

 

De aquella inolvidable noche surgió la idea de convocar a los niños del barrio —y del resto de la ciudad— a un taller de astronomía que comenzó a dictarse a cargo del Code todos los sábados en el Sargentito, con entrada libre y gratuita. Poco a poco los pequeños se fueron entusiasmando, en un momento de pleno disfrute y conocimiento.

 

Astronomía. Para los organizadores, el taller fue una experiencia única, ya que los niños se apasionaron.Foto: Enzo Rodríguez Suárez

 

Pequeños astrónomos

 

Así lo vivió, por ejemplo, uno de los niños que el sábado pasado salió de su casa, a metros del Sargentito, con un telescopio que casi duplicaba su altura. Su madre lo ayudó a cruzar la calle. Y luego se sumó a los demás niños que ya jugaban en el patio del club esperando el comienzo del taller. Más tarde comenzó la “magia”. A través de un pequeño cristal que lo oscurecía todo y sólo dejaba ver una esfera casi perfecta apreciaron un verdor intenso, entre otros fenómenos. 

 

Luces y sombras, esferas y cuerpos, parecían conformar un cuento fantástico. La Luna y la Tierra, en movimiento imaginario, daban vida a la fantasía. También la de los adultos que apreciaban a un costado de los pequeños astrónomos aficionados. Y cuando la historia llegó a su fin, otras tantas se fueron desplegando, en un improvisado teatro de sombras, con manos que dibujaban figuras y formas.

 

Entonces llegó la sorpresa. Ricardo, un vecino apasionado, desplegó dos cohetes inventados con botellas, un astronauta de juguete y un paracaídas construido con un paraguas roto. Y les contó su historia. ¿Vamos a ver si lo podemos hacer volar?, preguntó a los niños. ¿Se animan? Al instante estaban todos en el patio. Apoyado sobre un par de ladrillos, el cohete esperaba ser lanzado al espacio. Guardaba en su interior sólo un poco de agua. A través de una pequeña válvula conectada a una manguerita que se unía a un inflador de bicicleta se le iba acercando aire. El agua comenzó a producir burbujas. Hasta que finalmente esa pequeña máquina inventada fue lanzada al espacio.

 

“Cuando consultamos al Code, nos ofrecieron este programa que se llama “El cielo de mi barrio”, a través del cual concurren a instituciones a dictar charlas y cursos de astronomía”, contó Victoria Ferreyra, miembro del grupo Proyecto Deatres, que realiza Activando Sargento.

 

El taller se realizó durante el mes de junio, a cargo de los astrónomos aficionados Yelem Jorge e Ignacio Ingaramo. Fueron cuatro sábados inolvidables, en el que los niños conocieron el sistema solar, cada planeta, la llegada del hombre a la Luna, el cohete Saturno V y el módulo lunar. Además de ver videos, dibujar, fabricar maquetas y proyectos, y mirar los astros por el telescopio. “Terminamos contentos y sorprendidos. Este fue el segundo taller que realizamos en el año. Y nos sorprendió el nivel de conocimiento y entusiasmo de los chicos. Fue una experiencia hermosísima”.

 

El cielo de mi barrio. Los interesados en llevar el taller del Code a su barrio deben comunicarse con la astrónoma aficionada Yelem Jorge, al teléfono 342 446-9343.Foto: Enzo Rodríguez Suárez

 

El eclipse, en el Parque Federal

 

El Centro Observadores del Espacio de Santa Fe invita a presenciar el eclipse de sol en el Parque Federal (Salvador del Carril y Pedro Vittori), que en nuestra ciudad se verá en forma parcial. El fenómeno comenzará a las 16.35, momento en que la luna comenzará a cubrir al disco solar, en su máximo alcanzará a cubrir un 92% y finalizará cuando ambos astros lleguen al horizonte a las 17.42, aproximadamente.

 

Talleres en el Sargentito

 

Además del taller de Astronomía, se dictan talleres gratuitos de:

 

-Cámara oscura, a cargo de Sol Rodríguez y Víctor Giudice. “Una mezcla de cajas de cartón, lupas, cinta de papel, pintura negra y papel vegetal hacen la magia. Una caja mágica que nos sirve para ver el mundo patas para arriba, el mundo como si estuviésemos soñando”, describen.

 

-Costura, a cargo de Estela Díaz, una vecina del barrio quién ofreció sus conocimientos de costura a mano, zurcido, surfilado, ojales y puntos básicos de tejido a dos agujas y crochet.

 

Costura. Uno de los talleres que se ofrecen en el Sargentito.Foto: Enzo Rodríguez Suárez

 

Más info en: proyectodeatres.org

 


Además tenés que leer:



Lo más visto
Colón bajó al puntero -  -
Actualidad Sabalera

Colón bajó al puntero

Hallaron el cadáver de la enfermera en barrio La Esmeralda -  -
Sucesos
Unión se la dejó servida a Arsenal -  -
Debate presidencial: qué podrán hacer y qué no los candidatos -  -
#Temas de HOY: Senado de Santa Fe  Elecciones 2019  Colón  Unión  Clima en Santa Fe  Dólar Hoy  El Litoral Podcasts  Mundial de Rugby  

Recomendadas