https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Martes 02.07.2019 - Última actualización - 20:27
20:22

Una multitud de argentinos y brasileños aguardaron por largas horas que se abran las puertas

El cara a cara de la previa con ocurrencias y en paz

El Pato Pastoriza, alguien que dejó grandes recuerdos, sobre todo en la gente de Colón, fue el primer argentino en convertir un gol en el Mineirao jugando con la celeste y blanca.

 -

Foto: El Litoral




Una multitud de argentinos y brasileños aguardaron por largas horas que se abran las puertas El cara a cara de la previa con ocurrencias y en paz El Pato Pastoriza, alguien que dejó grandes recuerdos, sobre todo en la gente de Colón, fue el primer argentino en convertir un gol en el Mineirao jugando con la celeste y blanca. El Pato Pastoriza, alguien que dejó grandes recuerdos, sobre todo en la gente de Colón, fue el primer argentino en convertir un gol en el Mineirao jugando con la celeste y blanca.

(Enviado Especial a Belo Horizonte, Brasil)

 

Las puertas del estadio se abrieron a las 18.30, es decir tres horas antes del partido. Pero desde las primeras horas de la siesta había gente en los alrededores del Mineirao. Algunos lo hicieron previendo lo que luego iba a ocurrir: el caos para acercarse al estadio a cinco o seis horas antes del partido fue tremendo. Ya de por sí, Belo Horizonte es una ciudad en la que el tránsito, en determinadas horas del día, se convierte en un escollo insalvable. Pero las adyacencias del Mineirao y con semejante concurrencia, fue una invitación permanente a embotellamientos que muchos pudieron evitar, aunque otros tuvieron que “comerse” largas esperas y una llegada demorada al estadio.

 

Foto: El Litoral

 

 

Los duelos entre las hinchadas fueron cara a cara. El “Brasil decime qué se siente” y la seña con los dedos de los 7 goles que Brasil sufrió en este mismo estadio, fue la arenga argentina. El “Mil gol, mil gol…”, el grito de “guerra” de los brasileños, que idolatran a Pelé, a quién ponen en todo momento por encima de Maradona y de Messi, aunque en la comparación entre los dos argentinos, los brasileños votan por Messi.

 

Foto: El Litoral

 

 

Hay dos aspectos en los que esta Copa América ha fallado y considerablemente: uno es la escasa afluencia de público a las canchas; el otro, el mal estado de los campos de juego. La queja de Scaloni después del primer partido, que sonó a excusa pero tenía razón y la de los jugadores en los encuentros siguientes, tuvo asidero. Respecto de la poca presencia de público, sin dudas que algo falló en lo organizativo y los brasileños, que en el Mundial de hace cinco años tenían todos los estadios repletos, se perdieron, al igual que Conmebol, la posibilidad de ganar mucho más dinero con la venta de entradas.

 

 

A priori, las estadísticas eran casi lapidarias a favor de Brasil. Por ejemplo, una de ellas marcaba antes del encuentro que hacía 12 partidos que a Brasil no le convertían goles jugando como local; otra, que hacía 21 años que Argentina no podía ganar en Brasil. La última vez fue en el Maracaná, antes de la remodelación y en un amistoso, porque en partidos oficiales, Argentina llegaba nulo de victorias de visitante ante este rival y en este país.

 

Foto: El Litoral

 

 

En el Mineirao, Argentina jugó su primer partido ante la Unión Soviética un 2 de julio (igual que esta vez) de 1972. Ese día, la selección le ganó a la Unión Soviética por 1 a 0 con un gol marcado por alguien muy ligado al fútbol de Santa Fe: José Omar Pastoriza. Fue en ocasión de la disputa de la Copa de la Independencia de Brasil. El primer choque en este estadio, ante Brasil, fue en 1975, en el Sudamericano (así se llamaba este torneo hasta que se le puso el nombre de Copa América), con victoria de Brasil por 2 a 1, ante un equipo que estaba integrado, en su gran mayoría, por jugadores que en ese momento militaban en el fútbol de Rosario y Santa Fe, dirigidos por César Luis Menotti.

 

Foto: El Litoral

 

 

Otro 2 de julio, pero de 1982, Argentina caía derrotada ante Brasil por 3 a 1 en España y así culminaba su participación en el Mundial de ese año y también finalizaba el ciclo de César Luis Menotti. Ese día, Maradona se fue expulsado.

 

 

Oscar Ruggeri dijo antes del partido, consultado por el colega Néstor Clivati de Rafaela, qué le sugeriría a Foyth y a los centrales en un partido de esta naturaleza: “Si se puede salir jugando, salgan jugando; pero si ven algún riesgo cercano, hay que reventarla sin miramientos”.

 

Foto: El Litoral

 

 

Volviendo a las actuaciones de Argentina en el Mineirao, las más recientes, además del 1 a 1 de esta Copa América ante Paraguay, fueron el 1 a 0 a Irán con gol de Messi en el Mundial de 2014 y el 0-3 en el 2016 ante los brasileños por las Eliminatorias al Mundial de Rusia. Pastoriza, el Turco Asad, Sorín y Messi fueron los argentinos que habían convertido goles en el Mineirao hasta el momento de inicio del partido.

 

 

Muchos argentinos que llegaron a Río de Janeiro la semana pasada para ver Argentina-Venezuela, se quedaron, disfrutaron del calor y la belleza de esa incomparable ciudad y este martes por la mañana viajaron en micros especiales a Belo Horizonte. Algunos de ellos llegaron a pocos minutos del comienzo del partido. Desde que se ingresa a esta ciudad, hasta la llegada al estadio y máxime con el congestionamiento de tránsito que había, se demoran horas.

Autor:

Enrique Cruz


Temas:


Más Noticias de Deportes

Lo más visto
Así reflejó El Litoral la llegada del hombre a la Luna -  -
Información General
Hallaron en la circunvalación un cadáver con las manos atadas -  -
Sucesos
Una joven francesa llegó a Santa Fe para  asistir a personas en situación de calle - La joven francesa llegó a Santa Fe hace una semana y ya colabora en Actitud Solidaria -
Mike Pompeo afirmó que Hezbollah y Salman Rauf Salman organizaron el atentado a la AMIA - Mike Pompeo. -
#Temas de HOY: Elecciones 2019  Senado de Santa Fe  Colón  Copa Sudamericana  Unión  Clima en Santa Fe  50 Años del hombre en la Luna  

Recomendadas