https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Viernes 02.08.2019
7:21

“CON EL AGUA AL CUELLO” EN LA ABADÍA

Rebeldes contra la muerte

La obra de Jorge Ricci, dirigida por el cordobés Luciano Delprato se estrenó el año. Giró por diversas salas. Incluso tuvo funciones en Colombia. Hoy llega a La Abadía. 

Los protagonistas son El Gordo y El Nene, quienes en la puesta van descubriendo que “no se puede ser uno si no hay otro y que ese lazo es todo lo que hace falta para que el teatro ocurra”.  <strong>Foto:</strong> Gentileza producciónLos protagonistas son El Gordo y El Nene, quienes en la puesta van descubriendo que “no se puede ser uno si no hay otro y que ese lazo es todo lo que hace falta para que el teatro ocurra”.
Foto: Gentileza producción

Foto: Gentileza producción



“CON EL AGUA AL CUELLO” EN LA ABADÍA Rebeldes contra la muerte La obra de Jorge Ricci, dirigida por el cordobés Luciano Delprato se estrenó el año. Giró por diversas salas. Incluso tuvo funciones en Colombia. Hoy llega a La Abadía.    La obra de Jorge Ricci, dirigida por el cordobés Luciano Delprato se estrenó el año. Giró por diversas salas. Incluso tuvo funciones en Colombia. Hoy llega a La Abadía. 

 

“Una tragedia esperanzada, una comedia nostálgica, una carta de amor al teatro y la actuación”. Así definen sus propios creadores a la obra teatral “Con el agua al cuello”, que tendrá funciones hoy y el viernes próximo (9 de agosto) a las 21.30 en el Teatro de la Abadía (Estanislao Zeballos 3074). 

 

Estrenada en mayo del año pasado, esta propuesta sumó energías de grupos de tres provincias consagrados a las artes escénicas: el legendario Equipo Teatro Llanura de Santa Fe, Arteatro de Entre Ríos y Compañía Q de Córdoba. Cuenta con las actuaciones de Jorge Ricci y Juan Carlos Gallego, bajo la dirección de Luciano Delprato

 

Los protagonistas son El Gordo y El Nene, “dulces y descastados protagonistas de esta parábola sobre el teatro como espejo de la vida, encuentran en la amistad un refugio contra la locura monomaníaca del soliloquio, y en la imaginación una rebeldía feroz a la muerte y al olvido”. 

 

El director de la puesta hizo un repaso para El Litoral del itinerario que siguió la obra a lo largo de un año y medio desde que llegó por primera vez a escena, precisamente en La Abadía. “Está haciendo un recorrido muy interesante, ya nació como un espectáculo de triple provincia, así que además de haber hecho funciones en Paraná, Santa Fe, Rosario y Córdoba, y haber viajado al festival de Manizales en Colombia, ahora arranca su segunda temporada en Santa Fe y empieza a girar por el resto del país”, explicó. 

 

—¿Qué características tuvo la labor conjunta entre Equipo Teatro Llanura de Santa Fe, Arteatro de Entre Ríos y Compañía Q de Córdoba? ¿Cómo fue la convivencia a la hora de desarrollar un proyecto?

 

—La labor conjunta fue armónica y emocionante, cómo le gusta decir a Ricci, somos parientes, formamos parte de la misma familia grande del teatro de provincia en la Argentina. Y nuestras diferencias, generacionales, estéticas y de idiosincrasia, enriquecen nuestro encuentro.

 

—La obra se define como “una tragedia esperanzada”. ¿Porqué el uso de esta figura, casi un oxímoron?

 

—A veces pienso que la vida es una especie de tragedia, porque más allá de la buena suerte o el infortunio que pueda tener nuestro derrotero en este mundo, nuestras aventuras siempre terminan en el cementerio. Sin embargo, en el camino hay amores, amistad, teatro... Y eso es una fiesta. Así que si es un oxímoron, es el de la vida misma. 

 

—¿De qué modo funciona como “parábola filo dramática sobre el teatro como espejo de la vida”?

 

 

—La obra tiene el trasfondo del teatro vocacional, que tomado más en serio o de modo más laxo, es el bastidor donde se pinta todo el teatro de provincia, y quizás justamente por eso, aquí en teatro está mas cerca de los corazones y un poco más lejos de los mercados. Eso tiene sus desventajas laborales, y sus virtudes poéticas. 

 

—Muchos de los personajes creados por Ricci tienen características comunes, por ejemplo, su rebeldía ante la muerte y al olvido. ¿Cómo definirías al Gordo y al Nene, protagonistas de esta puesta?

 

—Los dos protagonistas encuentran que la mejor rebeldía contra la muerte es, paradójicamente, tenerla cerca, volverla sino una amiga, al menos una buena vecina. Lo creativo, es finamente, más un diálogo con la muerte que una forma de escapar de ella. 

Autor:

Juan Ignacio Novak


Temas:


Lo más visto
Atenúan las multas de tránsito  -  -
Política
La cancelación del Súper TC 2000 impacta en el bolsillo de hoteleros y gastronómicos - Masivo. Las tribunas atestadas de público, símbolo del gran movimiento que despierta la carrera en la ciudad todos los años, esta vez ausente. -
Área Metropolitana
Viernes fresco en Santa Fe -  -
Área Metropolitana
Adelantan el auxilio a municipios y comunas  -  -
Se fue Cococho Álvarez, pero su zurda seguirá siendo inmortal -  -
#Temas de HOY: 25 años de la Reforma Constitucional  Elecciones 2019  Dólar Hoy  Superliga Argentina  Colón  Unión  Incendios en el Amazonas  

Recomendadas